INDICADORES

Lunes 01 de Septiembre del 2014

Inicio / Internacional / España ofrecería nacionalidad a judíos

España ofrecería nacionalidad a judíos

judiosespanoles

Viernes 14 de febrero de 2014

En una medidad que aún no ha sido aprobada por el gobierno español, una población estimada de 3.5 millones de judíos sefardíes podría obtener la nacionalidad española, como enmienda por una expulsión ocurrida en 1492.

Madrid, España.- El gobierno que encabeza el presidente, Mariano Rajoy, podrá modificar el Código Civil y conceder la nacionalidad española a los descendientes de los judíos que en 1492 fueron expulsados de la península Ibérica y aunque no se ha aprobado, la medida ha provocado un maremoto de solicitudes en consulados españoles.

Dicha reacción se ha dado principalmente por parte de ciudadanos israelíes, quienes han acudido a los consulados de las ciudades de Tel Aviv y Jerusalén.

Los judíos de ascendencia española, también conocidos como sefardíes, podrían solicitar la nacionalidad ibérica pero tendrán que enfrentar procedimientos lentos y tediosos siempre y cuando estén dispuestos a renunciar a sus nacionalidades al menos en pasaporte, ya que tendrán que llevar el español, al menos se ha venido manejando hasta ahora.

La iniciativa promovida por el Ministerio de Justicia espera la votación en el Parlamento y permitirá a los familiares de los judíos expulsados en 1492, conservar su nacionalidad.

Cálculos hechos por organizaciones sefardíes estiman una población de alrededor de 3.5 millones de personas que estarían buscando la nacionalidad española.

La lista que contiende 5,200 apellidos sefardíes certifica, entre otros elementos, los apellidos del interesado” y el idioma familiar, referidos al castellano medieval conocido como ladino. Analizarán además “indicios que demuestren su pertenencia a la comunidad judía sefardí” y la “vinculación o parentesco del solicitante con una persona o familia de las mencionadas”.

“Esto es todavía un anteproyecto de ley que debe considerarse en el Congreso. El Ministerio ha enunciado una serie de criterios, y entre ellos está que el solicitante sea sefardí, pero también que tenga una especial vinculación con España. Es un asunto que no se puede valorar hasta que el parlamento lo apruebe de forma definitiva. En todo caso habrá que esperar a que se publique en el Boletín Oficial del Estado para iniciar cualquier proceso”, declararon fuentes consulares a un medio español.

De proceder los cambios por parte del Parlamento, se modificarán los artículos del Código Civil que contemplan esos supuestos, sobre todo el 23, donde se obliga a la renuncia de otros pasaportes. La propuesta de Justicia de manera específica en este, es que se incluya entre quienes quedan exentos de renunciar a otras nacionalidades, los sefardíes y los originarios de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal.

El ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón anunció que los cambios legislativos permitirán ya desde hace más de un año que los sefardíes obtengan el pasaporte con menores requisitos para conseguir la nacionalidad. Tan sólo hará falta poder probar raíces con la península ibérica a través del idioma, los apellidos y la cultura.

Aunque no son oficiales, pruebas que el gobierno español podría estar solicitando son:

-Un certificado de la autoridad rabínica competente.

-Apellidos del interesado o el idioma familiar (ladino).

-Un certificado de la Federación de Comunidades Judías de España donde se acredite que el interesado es sefardí.

-Pertenencia del peticionario o su descendencia directa en las listas de familias sefardíes protegidas por España.

-Muestra del parentesco del solicitante con una persona o familia sefardíes.

Entre los apellidos que España considera para su repatriación están:

Ábila (Ávila), Abiles (Avilés), Cardoso, Fonseca, Lima, Fresco, Luna, Días de Castillo (Díaz del Castillo), Espinoza, Silva, Solís, Machorro, Motta (Mota), Nieto, D’Israeli, Sevilla, Prado, Laurenco (Laureano), Escudero, Espejel, Enriquez, Osorio (Oz: fuerza, Ari: León), Ramírez, Beracha (Berajá), Toledo, De la Fuente, Gormezano, Granados, Guevara, Bernal, Bravo, Morales, Jiménez, Juárez, Monsanto, Laredo, Lara, Leal, Lealtad, Las Casas, Jalfon, León Carvajal, López de Tepotzotlán (en Náhuatl:Tepozotlan: hierro, tlán: lugar de), Maimónides, Maldonado, Marín, Mendes (Méndez), Rodríguez, Furtado (Hurtado), Montiel, Montefiore, Moya, Muñoz, Guadalajara, Natan, Mercado, Navarro, Montalvan, Ordoñes, Orellana, Albuquerque, Quiros, Pujol, Santa Cruz, Santa Fe, Santa María, Saragossa (Zaragoza), Treviño de Sobremonte, Vázquez, Ximenez, Zalazar y otros.

Indígenas judíos ya fueron incluidos en la lista, prueba de ello está el reconocimiento de Tepotzotlán, aunque faltan aún más apellidos indígenas por incluirse.

Esta medida se da después de que el Frente Internacional de Derechos Humanos pidió al entonces presidente de España Felipe González, que reparara el mal causado por Isabel de Castilla (La Católica) que en 1492 expulsó a los judíos de la península ibérica lo que patentó el también llamado derecho de retorno de todos los descendientes de españoles judíos que en esas fechas se asentaron en regiones del Norte de África, Balcanes y las dominadas por el entonces imperio Otomano.

caricatura

Caricatura publicada por un medio israelí.

Deje un comentario

Su correo electrónico no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios. *

*


− 5 = cuatro


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

`