Jueves 23 de Octubre del 2014

Inicio / Estados / Se eclipsa Pirámide del Sol. Hundimiento amenaza al mayor tesoro arqueológico de Teotihuacán

Se eclipsa Pirámide del Sol. Hundimiento amenaza al mayor tesoro arqueológico de Teotihuacán

piramidedelsol

Viernes 21 de febrero de 2014

Mediante un detector de muones, el cual fue elaborado por físicos de la UNAM, se analizó el interior de la Pirámide del Sol y se concluyó, en un estudio que aún no ha terminado, que el edificio prehispánico enfrenta un serio riesgo de hundimiento.

Teotihuacán, Edomex.- Uno de los mayores emblemas arqueológicos de México se encuentra en grave riesgo de hundirse, lo que enfrenta a la pirámide del Sol en Teotihuacán a una de las peores crisis geológicas en su larga historia.

De acuerdo a estudios realizados por la UNAM, la Pirámide del Sol se encuentra “enferma de insolación”, hecho que incluso hace que sus lados sur y norte sean diferentes, debido al desgaste de uno sobre el otro por la exposición al sol.

“La estructura no se va a colapsar mañana. Sino el proceso es parecido al que se registra en el subsuelo de la ciudad de México: cuando la humedad se va perdiendo hay como consecuencia un hundimiento, porque la densidad de la zona de abajo ya no puede soportar el enorme peso de los edificios. La única diferencia es que la pirámide no tiene ese gran peso para el hundimiento pero sí para crear huecos que luego dañen su integridad”, señaló el doctor Arturo Menchaca, físico que junto a un nutrido grupo de investigadores están llevando a cabo el proyecto Radiografía de la Pirámide del Sol.

“Al perder su humedad la tierra seca tiende a tener huecos (…) y lo que queda es que hay espacios entre las partículas de la tierra”, añadió el especialista.

Dicho estudio que realizó junto a la arqueóloga Linda Manzanilla, terminó en junio de 2013 luego de 14 años de trabajos.

“Hasta el momento hemos analizado el 60 por ciento de los datos obtenidos –alrededor de cuatro punto cinco millones- , y los resultados del 40 por ciento restante estarán a finales de este año”, detalló Menchaca durante su participación en la conferencia Estudio interdisciplinario del pasado de Teotihuacán, dentro del programa por el 75 aniversario del Instituto de Física.

“El ejemplo más claro es como si construyéramos un castillo con arena de playa. Está húmeda y podemos crearlo, pero si la dejamos a los rayos del Sol, esta arena se seca y si alguien la toca se desmorona”, ejemplificó Menchaca sobre la situación geológica que actualmente enfrenta la pirámide.

Menchaca Rocha se percató de que  tal como ocurre con la Pirámide del Sol, el problema se puede estar presentando en otras pirámides del país, ya que la técnica con que fueron erigidas es la misma y consiste en montañas de tierra recubiertas con piedra.

“Habría que ver si las pirámides que ya están medio destruidas manifiestan estos cambios del lado sur, porque entonces puede ser un problema de humedad y creo que este resultado debe considerarse como una alerta”, especificó.

Aunque ese no fue el objetivo que dio origen a la investigación en el 2002, “este es el resultado más sobresaliente”, sostuvo el investigador, quien adelantó que el experimento podría llevarse a otras pirámides, probablemente mayas, “donde hay más indicios que sugieren que con esta tecnología se podrían revelar huecos correspondientes a entierros”.

Detector de muones, la clave para el estudio

Menchaca señaló que el detector de muones, artefacto que diseñó junto a un equipo de físicos para indagar en el interior de la pirámide, se encontrará disponible para el estudio de pirámides en la zona maya una vez que el INAH lo autorice.

El detector de muones utilizó esta partícula atómica generada por el choque de los rayos cósmicos primarios con el gas que rodea la tierra, para atravesar la pirámide tocando uno de los 200 sensores, cuyo tamaño es más delgado que un cabello. Esto genera una señal eléctrica que se registra en un ordenador, por lo que cada que un muon atraviesa materiales sólidos como las piedras, pierde potencia y si la Pirámide del Sol tuviera bóvedas, el detector registraría muones con una mayor carga eléctrica.

“Seguro que hay huecos en el interior de la pirámide, y eso es algo que ya empezamos a analizar con los datos. Es muy posible que sean de carácter geológico, que están relacionados con el colapso de estas arenas secas, no hechos intencionalmente. Cómo distinguirlos es algo que nos va a llevar algún tiempo”, detalló el físico quien adelantó que la UNAM patenta otro detector con el que tomará una radiografía al volcán Popocatépetl en la parte interna de su ducto de lava.

Teotihuacán, zona de estudio

Teotihuacán es el sitio más explorado de Mesoamérica, ya que los primeros trabajos con fines de investigación datan del siglo XVIII, cuando Don Carlos de Sigüenza y Góngora exploró el edificio adosado a la Pirámide de la Luna. A finales del siglo XIX, bajo la figura de la Inspección General de Monumentos de la República, Don Leopoldo Batres y Huerta realiza exploraciones en diversos edificios aledaños a la Calzada de los Muertos, descubriendo murales y esculturas, y en 1905 emprendió trabajos en la Pirámide del Sol, bajo los auspicios del gobierno de Porfirio Díaz, para la conmemoración del Primer Centenario de la Independencia del país, impulsando el desarrollo de las disciplinas antropológicas.  A partir de la intervención de la Pirámide del Sol se adquirieron terrenos  por parte del gobierno federal para la apertura oficial de la primera zona arqueológica y museo de sitio de México.

Posteriormente el desarrollo de los trabajos de la Dirección de Antropología bajo el liderazgo de Manuel Gamio en 1917, representa una de las experiencias más enriquecedoras en el trabajo social, la investigación arqueológica y el impulso para el progreso regional, que reflejó el ímpetu pos revolucionario que daría forma a muchas de las instituciones aún vigentes en el Estado contemporáneo mexicano.

En este sitio arqueológico se han desarrollado 2 de los proyectos de investigación más grandes en la historia de México: el Proyecto “Teotihuacán 1962-1964” y el proyecto “Teotihuacán 1980-1982”, además de uno de los megaproyectos planteados durante la década de los años noventa por el gobierno federal, conocido como “Teotihuacán 1992-1994”. La investigación en el sitio es permanente  e interdisciplinaria, pues prácticamente todas las disciplinas antropológicas encuentran temas de trabajo en el sitio, el cual es objeto de estudio tanto por instituciones académicas nacionales como internacionales.

Teotihuacán se ha convertido en un estandarte para los mexicanos en la defensa y resguardo del Patrimonio Cultural Nacional, su monumento principal, la Pirámide del Sol, es un icono de la identidad nacional, sobre todo como un elemento relevante del pasado prehispánico. Los restos arqueológicos de la antigua ciudad del Clásico en Teotihuacán, representan a México en el ámbito internacional, ya que fue el primer sitio de nuestro país declarado tesoro del Patrimonio Mundial, por la UNESCO en 1987.

Deje un comentario

Su correo electrónico no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios. *

*


siete − 4 =


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

`