Home || Ciencia y tecnología || Estudio analiza los beneficios de tener sexo con robots

Estudio analiza los beneficios de tener sexo con robots

Robots_Sexuales
Estudio analiza los beneficios de tener sexo con robots/Getty

jueves 7 de junio de 2018

Investigadoras británicas lideraron un estudio para determinar si tener sexo con robots representa alguna ventaja para la humanidad.

Londres, Reino Unido .- Ciertas historias de ciencia ficción aseguran que llegará un momento en que los seres humanos optarán por la fecundación in vitro, lo que implicará que ya no será necesario tener relaciones sexuales para procrear, y aún cuando esto parece que no sucederá en lo que resta de este siglo, investigadoras del St George’s University Hospitals NHS Foundation Trust y del Centro Académico de Salud de la Mujer realizaron un estudio para determinar si es que que existen beneficios al tener sexo con un robot.

Actualmente ya existen cuatro empresas que se dedican a la producción de sexbots, dispositivos con formas humanas que permiten copular con ellos además de que cuentan con un número limitado de respuestas físicas y cuyos precios oscilan entre los 5 mil y 15 mil dólares, señalan Chantal Cox-George y Susan Bewley, autoras del estudio publicado en BMJ Sexual & Reproductive Health.

Las científicas explican que entre las ventajas de este tipo de relaciones se encuentra la posibilidad de terminar con el turismo sexual y la prostitución, eliminando de igual forma la transmisión de virus e infecciones. Pero advierten que se desconoce por completo si los sexbots «llevarán a un menor riesgo de violencia e infecciones o si, por el contrario, impulsarán una mayor explotación de los trabajadores sexuales humanos».

También te puede interesar: Robots contra humanos ¿quién gana la carrera laboral hacia el futuro?

Por otro lado consideran que los resultados indican que este tipo de relaciones tiene el potencial de aumentar la misoginia y la violencia contra la mujer ya que aún cuando la tecnología puede ayudar a aliviar las frustraciones sexuales de individuos aislados, también lo es que podría llevar a esas mismas personas «a aislarse aún más por la ilusión de tener una satisfacción sustitutiva».

Del mismo modo, sentimientos como la complicidad o la intimidad podrían resultar vacíos y no hacer más que aumentar la angustia, puesto que un ser humano puede desear genuinamente a un robot, pero «la reciprocidad solo puede ser limitada y artificial«.

Por lo que las investigadoras ponen en duda los supuestos beneficios terapéuticos de usar este tipo de dispositivos. De igual forma Cox-George y Bewley informan que la actual escasez de información sobre las consecuencias sanitarias del uso de sexbots puede incrementar la venta de ellos, ya que «las potenciales ganancias y el aumento de la demanda incentivarán a las compañías a producir robots sexuales más baratos. Los avances tecnológicos impulsarán la competencia para crear el modelo más asequible y deseable».

Artículo relacionado: Robots esquiadores hacen su debut en Pyeongchang 2018 [Video]

Dentro de las conclusiones de la investigación señalan que por ahora los argumentos que defienden los beneficios para la salud del uso de sexbots no cuentan con un sustento científico por lo que no pueden ser tomados en serio.

Por ello, «el principio médico de precaución debería aplicarse para rechazar el uso clínico de sexbots hasta que sus supuestos beneficios, a saber, limitación de daños y terapia hayan sido probados empíricamente», concluyeron las científicas.

Con información de ABC.

Síguenos en Facebook – Twitter – Telegram 

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Joel Abraham Romero Mejia

Joel Abraham Romero Mejia
Egresado de la UNAM en la Carrera de Comunicación con especialidad en prensa escrita.