Home || Ciencia y tecnología || Tormenta en Canadá: ¿Qué es la lluvia congelada y en qué se diferencía del aguanieve?

Tormenta en Canadá: ¿Qué es la lluvia congelada y en qué se diferencía del aguanieve?

Lluvia congelada en los Estados Unidos
Lluvia congelada: Foto: Flickr/meddygarnet

jueves 7 de febrero de 2019

La tormenta que recientemente afectó al norte de nuestro continente causó pérdidas humanas y el cierre de negocios y escuelas. La ola helada provocó nevadas, aguanieve y lluvia congelada. ¿Conoces sus diferencias?

 

Una ola gélida azotó el centro y norte de Estados Unido y Canadá, logrando descender los termómetros a menos 40 grados centígrados, lo que provocó el cierre de escuelas y un llamado por parte de las autoridades a extremas precauciones si es que se sale a la calle ya que de acuerdo con especialistas exponerse por 10 minutos o más a este clima puede provocar que los órganos humanos se congelen.Canadá y el norte de los Estados Unidos se han visto afectados por la tormenta de hielo, creado por aguanieve y lluvia helada.

¿Cuál es la diferencia entre estos?

El Laboratorio Nacional de Tormentas Severas rastrea los diferentes tipos de precipitación invernal y define al aguanieve y lluvia helada de esta manera:

Aguanieve

El aguanieve se produce cuando los copos de nieve solo se derriten parcialmente tras caer a través de una capa poco profunda de aire caliente. Estas gotas fangosas se vuelven a congelar a medida que caen a través de una capa profunda de aire congelado sobre la superficie, y finalmente llegan al suelo como gotas de lluvia congeladas que rebotan en el impacto.

Lluvia helada

La lluvia helada se produce cuando los copos de nieve descienden a una capa más caliente de aire y se derriten completamente. Cuando estas gotas de agua líquida caen a través de otra capa delgada de aire congelado justo por encima de la superficie, no tienen tiempo suficiente para volver a congelarse antes de llegar al suelo. Debido a que están “sobreenfriados”, se vuelven a congelar instantáneamente al entrar en contacto con cualquier cosa que se encuentre a 0 grados C o por debajo, lo que crea una capa de hielo en el suelo, árboles, líneas eléctricas u otros objetos.

De acuerdo con el índice de acumulación de hielo de Sperry-Piltz (SPIA), la cantidad de hielo que se acumula determina si una tormenta resulta ser una “molestia”, “disruptiva” o “paralizante”. El índice utiliza un algoritmo que considera la precipitación total, el viento y las temperaturas para predecir el potencial de daño de una tormenta.

Por ejemplo, un décimo a un cuarto de pulgada de acumulación de hielo con viento de menos de 25 m.p.h.: según el índice, se producirán cortes de energía esporádicos y carreteras resbaladizas, mientras que de un cuarto a media pulgada de hielo con esa velocidad del viento podrían provocar cortes generalizados de 1 a 5 días de duración.

Nevada, aguanieve o lluvia helada: ¿Cuál es peor?

La nieve generalmente no genera apagones de electricidad, a menos que sea muy pesada. Afecta los caminos y carreteras pero se puede limpiar con maquinarias. De igual forma las carreteras pueden ser afectadas si la nieve es muy pesada.

El aguanieve tampoco genera apagones de electricidad, pero las afectaciones en la carretera son intensas, ya que tiende a fundirse al llegar a la superficie y luego se congela de inmediato. Además, el aguanieve tiende a caer cuando la precipitación es más intensa. El abrumador volumen de aguanieve hace que se formen bolsas de piedras congeladas en las carreteras lo cual puede causar accidentes.

Como se explicó anteriormente, la lluvia helada puede clasificarse según su intensidad:

0: Riesgo mínimo de daño a los servicios básicos (gas, luz y agua). No hay daño a carreteras.

1: Posibles interrupciones en los servicios básicos.

2: Interrupciones que duran de 12 a 24 horas. Carreteras pueden ser peligrosas por acumulación de hielo.

3: Daño a servicios básicos; líneas de abastecimiento y equipos pueden verse afectados lo cual causa apagones y cortes de servicios de 1 a 5 días. Las carreteras son muy peligrosas.

4: Interrupciones prolongadas a los servicios básicos. Daño severo a líneas de abastecimiento y carreteras. Apagones de 5 a 10 días.

5: Daño catastrófico a los sistemas de servicios, incluyendo redes de distribución. Apagones pueden durar varias semanas, se requiere refugio por parte de la población. Carreteras completamente cerradas.

Como podemos, todos pueden causar daños, dependiendo de su intensidad, pero la lluvia helada puede ser aún peor.

 

También te puede interesar: El 2018 fue el cuarto año más caluroso desde que se tiene registro

 

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

 

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Hector Moreno