Home || Ciencia y tecnología || Nuevo mapa estelar revela más de 300 mil nuevas galaxias

Nuevo mapa estelar revela más de 300 mil nuevas galaxias

Mapa de la Vía Láctea
Estrellas de la Vía Láctea. Foto: Pixabay/O12

miércoles 20 de febrero de 2019

Un nuevo método para detectar objetos espaciales reveló cientos de miles de galaxias previamente desconocidas, además de información sobre el origen y comportamiento de los agujeros negros.

 

Un nuevo mapa espacial muestra cientos de miles de galaxias previamente desconocidas. Este mapa se creó gracias con tomas con un telescopio que puede detectar fuentes de luz tenues que la mayoría de los instrumentos ópticos no pueden ver.

El equipo internacional detrás del mapeo espacial dijo que su descubrimiento arrojó nueva luz sobre algunos de los secretos más profundos del universo, incluida la física de los agujeros negros y cómo evolucionan los cúmulos de galaxias.

Esta es una nueva ventana al universo. Cuando vimos las primeras imágenes, nos decíamos: ‘¿Qué es esto!’ No se parecía en nada a lo que estamos acostumbrados a ver.

-Cyril Tasse, astrónomo del Observatorio de París.

Más de 200 astrónomos de 18 países participaron en el estudio, que utilizó la radioastronomía para mirar hacia el espacio en una cuarta parte del hemisferio norte, y descubrió que 300 mil fuentes de luz nunca antes vistas que se cree son galaxias distantes. La radioastronomía permite a los científicos detectar la radiación producida cuando objetos celestes masivos interactúan.

El equipo usó el telescopio de matriz de baja frecuencia (LOFAR) en los Países Bajos para detectar rastros, o «chorros», de radiación antigua producida cuando las galaxias se fusionan. Estos chorros, previamente no detectados, pueden extenderse a lo largo de millones de años luz.

Con las observaciones de radio podemos detectar la radiación del tenue medio que existe entre las galaxias. LOFAR nos permite detectar muchas más de estas fuentes y entender qué las está impulsando».

– Amanda Wilber, de la Universidad de Hamburgo.

La recién compartida investigación es solo la mitad de la prospección de nuestro espacio visible, habiendo examinado solo el dos por ciento, por lo que los astrónomos tienen la intención de publicar más datos en los siguientes años.

El descubrimiento de las nuevas fuentes de luz también puede ayudar a los científicos a comprender mejor el comportamiento de uno de los fenómenos más enigmáticos del espacio: los agujeros negros, que tienen un jalón gravitacional tan fuerte que la materia no puede escapar y emiten radiación cuando envuelven otros objetos de gran masa, como estrellas y nubes de gas.

El Dr. Tasse dijo que la nueva técnica de observación permitiría a los astrónomos comparar los agujeros negros a lo largo del tiempo para ver cómo se forman y se desarrollan.

Si observas un agujero negro activo, los chorros (de radiación) desaparecen después de millones de años, y no los verás a una mayor frecuencia (de luz). Pero a una frecuencia más baja, continúan emitiendo estos chorros durante cientos de millones de años, por lo que podemos ver electrones mucho más antiguos.

Huub Rottgering, profesor en la Universidad Leiden de Holanda, agregó que los científicos esperan usar LOFAR para responder a la «fascinante» pregunta de: «¿De dónde vienen esos agujeros negros?».

El telescopio Hubble ha producido imágenes que llevan a los científicos a creer que hay más de 100 mil millones de galaxias en el Universo, aunque muchas son demasiado antiguas y distantes para ser observadas usando técnicas de detección tradicionales. El mapa creado por las observaciones de LOFAR contiene datos equivalentes a diez millones de DVDs, pero solo representa el dos por ciento del espacio.

Hemos estado trabajando juntos con SURF en los Países Bajos para transformar eficientemente las enormes cantidades de datos en imágenes de alta calidad. Estas imágenes ahora son públicas y permitirán a los astrónomos estudiar la evolución de las galaxias con un detalle sin precedentes. Estas imágenes ahora son públicas y permitirán a los astrónomos estudiar la evolución de las galaxias con un detalle sin precedentes.

-Timothy Shimwell, investigador del Instituto Holandés de Radioastronomía (ASTRON).

El telescopio LOFAR está formado por una red de antenas de radio en siete países europeos, que forman el equivalente de una antena parabólica de 1,300 kilómetros de diámetro.

El equipo planea crear imágenes de alta resolución de todo el cielo del norte, que, según dicen, revelará hasta 15 millones de fuentes de radio aún no detectadas.

«Los objetos más antiguos del Universo tienen entre 11 y 12 mil millones de años luz. Así que vamos a ver muchos más de estos objetos», comentó el Dr. Tasse.

La investigación fue publicada en la revista Astronomy & Astrophysics.

 

También te puede interesar: NASA designa equipo especial para buscar alienígenas

 

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

 

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Mariana Montell