Home || Ciencia y tecnología || Huella de carbono generado por el uso de Internet crece peligrosamente

Huella de carbono generado por el uso de Internet crece peligrosamente

Internet_Carbono
Huella de carbono generado por el uso de Internet crece peligrosamente/Getty

jueves 9 de mayo de 2019

La huella de carbono creada al momento de acceder a Internet comienza a incidir peligrosamente en el medio ambiente, advierten especialistas.

Las campañas para concientizar al público acerca de los daños generados en el planeta, debido a los procesos industriales de la humanidad, señalan que la contaminación es uno de los factores que más lo afectan pero de igual forma el calentamiento global ha provocado fenómenos como el del niño y el sargazo pero también señalan que el uso de nuevas tecnologías representa el 40 por ciento de la demanda total de energía  además de generar el el 0.8 por ciento de las emisiones globales de CO2, esto de acuerdo con un estudio realizado por Gartner.

Ya que cada uno de los dispositivos, laptops, computadoras, teléfonos inteligentes, tabletas e infraestructura como centros de datos y redes de comunicación con los nos conectamos a Internet, deja huella de carbono, la cual es definida como «la totalidad de gases de efecto invernadero, emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto».

Dicha tecnología contamina principalmente debido al consumo de electricidad, que en gran parte es generada por medio de gas o combustóleo que al procesarse producen CO2, y aunque hay métodos alternativos para producirla, como paneles solares o energía eólica, éstos son insuficientes.

También te puede interesar: Glaciar de Groenlandia consiguió revertir su derretimiento asegura la NASA

Ejemplo de los efectos producidos en el medio ambiente por el uso de las redes sociales son los mostrados por la cuenta TweetFarts, sitio que calcula la huella de carbono de los hashtag compartidos en Twitter, y que señala que «la energía que se necesita para enviar un tweet genera 0.02 gramos de CO2. Con 500 millones tweets enviados diariamente, se genera un total de 10 toneladas métricas de CO2 por día”.

Una investigación publicada en Journal of Cleaner Production asegura que se espera que el uso de la tecnología contribuya a la huella de carbono global desde el 1 por ciento que se registró en 2007 a 3.5 por ciento para 2020 y 14 por ciento en 2040, que es más de la mitad de la relativa al transporte en el mundo.

Esfuerzos individuales pueden impulsar un cambio

Ante esta problemática algunas de las empresas tecnológicas involucradas en ella, como Google, Apple y Twitter , han anunciado que ya cuentan con planes para reducir en la medida de lo posible su huella de carbono digital, ejemplo de esto es que cuentan con sus propios conteos de emisiones, además de que han desarrollado programas para que sus servidores funcionen basados en energía limpia, como la eólica.

Artículo relacionado: 8 pasos a seguir para salvar el planeta

Por su parte especialistas en el tema señalan que toda contribución por pequeña que sea ayuda a mejorar el medio ambiente, entre las recomendaciones que dan para intentar delimitar el crecimiento del calentamiento global se encuentra reducir en lo posible el tiempo de uso de los dispositivos con acceso a internet, principalmente los teléfonos inteligentes, y evitar la adquisición apresurada de nuevos modelos, porque ello además produce residuos innecesarios y excesivos.

Daniel Calleja, director general de Medio Ambiente de la Comisión Europea, señaló, a Notimex, que tanto usuarios como proveedores de estas tecnologías deben tener consciencia de la contaminación que se está generando, y adoptar medidas para reducir el consumo de electricidad como un primer paso para disminuir la contaminación a nivel global.

Síguenos en Facebook – Twitter  Instagram – Telegram

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Joel Abraham Romero Mejia

Joel Abraham Romero Mejia
Egresado de la UNAM en la Carrera de Comunicación con especialidad en prensa escrita.