Home || Ciencia y tecnología || Elena Cornaro Piscopia; la primera mujer en obtener un doctorado

Elena Cornaro Piscopia; la primera mujer en obtener un doctorado

Cornaro Piscopia
Google realiza homenaje Elena Cornaro Piscopia; primer mujer en conseguir un doctorado/WIKIMEDIA

miércoles 5 de junio de 2019

Este 5 de junio la página principal de Google hace un homenaje a Elena Cornaro Piscopia, quien es conocida por ser la primera mujer en obtener un  doctorado.

 

California, Estados Unidos.- El doodle compartido este 5 de junio por la empresa estadounidense Google, conmemora el natalicio de Elena Cornaro Piscopia, nacida en 1646 en Venecia y quien es considerada como la primer mujer en obtener un doctorado, mismo que le fue otorgado en filosofía por la Universidad de Padua en 1678.

Cornaro Piscopia fue hija de Giovanni Battista Cornaro Piscopia quien era un noble, amante de la literatura y la ciencia, «que no temió ir en contra de la mentalidad de la época y educar a su hija», señala un perfil publicado por la Universidad de Bolonia, Italia. Por ello accedió a que su hija recibiera clases de griego y latín, aunque luego también aprendió español, francés, hebreo y árabe.

También te puede interesar: Google usa inteligencia artificial para crear un doodle dedicado a Bach

Elena Cornaro ingresó a la Universidad de Padua en 1672 pero le fue negada la inscripción en el doctorado en teología debido a su condición de mujer ya que el cardenal Gregorio Barbarigo, canciller de la Universidad de Padua y consejero del papa Inocencio XI, no estaba de acuerdo con esto, resaltó la BBC.

En 1678, a la edad de 32 años, optó por el doctorado en filosofía en donde obtuvo «el esplendor más solemne» y su examen oral final atrajo tal atención que fue necesario mover el evento «de la universidad a la catedral de Padua para alojar al público, que incluía profesores, estudiantes, senadores e invitados de universidades de toda Italia, explicó Google.

Cornaro Piscopia falleció el 26 de julio de 1684, a los 38 años, y contó con servicios funerarios en Venecia, Padua, Siena y Roma. Sus escritos abarcaron discursos académicos, traducciones y tratados religiosos.

En 1685, su alma máter creó una medalla en su honor y en 1895, la abadesa Mathilda Pynnsent, de las benedictinas inglesas de Roma, abrió la tumba de Elena, colocó sus restos en un nuevo ataúd y señalaron la tumba con una placa conmemorativa.

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Joel Abraham Romero Mejia

Joel Abraham Romero Mejia
Egresado de la UNAM en la Carrera de Comunicación con especialidad en prensa escrita.