Home || Ciencia y tecnología || UAM trabaja en la eliminación de sustancias cancerígenas de explosivos

UAM trabaja en la eliminación de sustancias cancerígenas de explosivos


martes 15 de julio de 2014

Estados Unidos ha desarrollado una nueva generación de explosivos aplicables a las industrias: minera, de la construcción y la armamentista. Dichos explosivos pueden ser cancerígenos, es por eso que ya se toman medidas para su eliminación de las aguas residuales y suelos de fábricas de explosivos, minas y campos de tiro.

Ciudad de México.- Éstos explosivos son más estables que los tradicionales como el TNT y, por tanto, más seguros para su almacenamiento, transporte y detonación. Aunque las investigaciones sobre su impacto ambiental están en curso en varias universidades norteamericanas, se adelanta que estos nuevos explosivos forman parte de los nitroaromáticos, especies químicas que pueden ser cancerígenas, disruptores de la función respiratoria, mutagénicas y taratogénicas.

Por ello, y sin haber iniciado su comercialización a nivel nacional e internacional, ya se toman medidas para su eliminación de las aguas residuales y suelos de fábricas de explosivos, minas y campos de tiro.

El doctor Carlos David Silva Luna, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), trabaja en la eliminación del parametil nitroanilina, compuesto nitroaromático que sirve como estabilizador del explosivo dinitroanisol.

El académico considera que el parametil nitroanilina se puede eliminar de las aguas residuales a través de un método biológico a base de microorganismos: la desnitrificación.

En entrevista explicó que las aguas residuales provenientes de la industria o aquellas con excremento y urea contienen nitrógeno en forma de amonio, éste se convierte en nitrito sometiéndolo a un primer proceso: la nitrificación (oxidación biológica del amonio).

En el agua residual de fábricas de explosivos, municiones o minas contaminadas con parametil nitrianilina y con la presencia de nitrito se puede llevar a cabo la desnitrificación, que consiste en que el compuesto explosivo cede electrones al nitrito por la acción enzimática de un consorcio microbiano.

Bajo la operación de los microorganismos el nitrito se mineraliza a nitrógeno molecular (elemento que conforma 78 por ciento de los gases atmosféricos y es completamente inocuo) y se espera que el parametil nitroanilina se mineralice en CO2. Así “eliminamos dos contaminantes importantes del agua residual”, apunta el doctor Silva Luna.

La investigación está en marcha desde abril de este año en la UAM y se esperan resultados positivos para la conversión del parametil nitroanilina en CO2, tomando en cuenta un antecedente importante, el doctor Silva Luna ya ha participado en proyectos de tratamiento biológico para eliminación de explosivos de nueva generación, durante su postdoctorado en la Universidad de Arizona en Estados Unidos.

El doctor Silva Luna es ingeniero bioquímico industrial, maestro y doctor en biotecnología por la UAM, actualmente está adscrito al Departamento de Procesos y Tecnología de la Unidad Cuajimalpa.

explosivos minería

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*