Home || Colaboradores || Zapping Gubernamental

Zapping Gubernamental


martes 7 de octubre de 2014

Concretado el capítulo Reformas, el gobierno del presidente Peña debe hacer zapping y cambiar de canal. Next, dirían los clásicos. Las manifestaciones de estudiantes del IPN son clara muestra de lo que viene y “mover a México” es ser sensible a sus cambios.

Ciudad de México.- Concretado el capítulo Reformas, el gobierno del presidente Peña debe hacer zapping y cambiar de canal. Next, dirían los clásicos. Las manifestaciones de estudiantes del IPN son clara muestra de lo que viene y “mover a México” es ser sensible a sus cambios.

El país debe entrar en fase dos o la ola en que venimos surfeando nos hundirá sin dejarnos playa. La actitud insólita de Osorio Chong, pudo paliar el problema, pero no resolverlo. En el mundo entero nuestras representaciones diplomáticas le aplauden, pero… se creó un precedente de forma en las negociaciones que será referido en el futuro.

Hay, lo sabemos, hay secretarios que han concluido la etapa para la que sirvieron. Es tiempo que se renueven o ahuequen el ala. Algunos deben comenzar su Detox period, acudiendo a las aulas para explicar sus leit motifs.

Si queremos que la e-moción de México prevalezca, es tiempo de bajar al primer piso de la pirámide social, explicar, convencer, trabajar con quienes viven el México que no se ve desde la cima, para construir los andamios del México que hoy sigue siendo hipótesis de trabajo.

Guillermo Sheridan, sarcástico y ácido, comentó en cierta ocasión (hablo de memoria): Es sabido que en México existe una tendencia a trabajar cada vez menos. Esto queda demostrado en la construcción de las pirámides… Antes de reír, pensemos que esta tragedia puede ser cierta si los hacedores de México en esta generación, se montan en su cúspide perspectivista que sólo mira lejos en el horizonte de lo posible sin percibir que sus fundamentos son débiles.

En México, no hay duda, hay mando y ese mando deriva en rumbo. Se extrañaba la disciplina gubernamental, la unificación de la imagen. Aunque ha traído vicios como la concentración de poder y cierto anquilosamiento administrativo, hay un timón bien orientado. Mucho de lo hecho era no solo necesario sino fundamental pero no significa eso que todo este bien hecho. Es pretencioso pensarlo.

Muchas de las Reformas entraron aunque rápido, con calzador y con talco también para que resbalaran. Quienes las calzan saben que hay zonas que aprietan y que deben atenderse. Por eso quizá sea tiempo de algunos cambios no de timón sino de marineros, de remeros, de velas, de motores.

Algunos de los secretarios están desgastados, otros no se han podido aplicar, algunos tienen en el gabinete a sus propios jefes y acuerdan poco con el presidente de la República, aunque se les vea mucho con él.

En materia educativa se requieren cambios sustantivos, cambios de programa, mayor vinculación, contacto, entre la industria y la academia. Mayor contacto entre la filosofía, las letras y la política. Mucho ha influido la economía y poco hay de sensibilidad a otros epistemes, (perdón por el término que solo significa: formas de hacerse del conocimiento). Ocurre que los humanos de México piensan también como se supo y admitió en el siglo XVI por el mismo Vaticano y como decía Descartes, al pensar existen (cogitans sum) y al existir se expresan aunque sin garantía de ser escuchados en otro foro que no sea la calle, que ganan por lo refractario de quienes debieron tener la actitud Osada de Osorio.

La querella que enfrenta al pragmatismo economicista con la ideología ha hecho gran mal a México, donde prevalece un predominio de la crítica en la izquierda, que se gusta en el ejercicio de ese cuasi monopolio que le lleva a terquedades y ostracismos. La derecha tiene una crítica ejercida por intelectuales demasiado integrados (conste que no dije entregados) al poder factico. Se les ve en Consejos de Administración y no en Consejos Universitarios, mucho en cabildos y poco en colegios. Poco gustan del debate y mucho de la exposición sin diálogo. Su materia es la entrevista, la publicación, armas apreciadas pero poco afiladas cuando no forjadas en el diálogo que hace aprender, escuchar, saber.

En materia educativa se requiere un cambio de paradigma, o mejor dicho, un paradigma. Alcanzar los estándares de la OCDE no debe ser -ya hemos insistido en eso- la meta de México, sino la base en la cual fincar su propia manera de hacer las cosas. Ni Noruega ni Corea pensaron en alcanzar los estándares de la OCDE, se encontraron en el espejo de ellos porque hacen bien las cosas en otras áreas.

México requiere de investigadores, de filósofos, de pedagogos entregados a la reflexión, de políticos que estén dispuestos a aplicar ideas mas allá de las recomendaciones de pequeños grupos de consejeros obstaculizados por sus intereses. Sugerimos en una nota precedente, un ombudsperson de la educación en México, un Zar de proyecto. Una comisión perfecta que en un corto plazo, con recursos y sin otro interés que el de su mandato ajuste el rumbo de la educación en el país. Recursos hay. El presupuesto educativo de México esta en el promedio de la OCDE. Según el documento de Panorama de Educación 2014 publicado por la OCDE, México gastó el 6 por ciento del PIB en educación en el 2011 clasificando como número 17 de los 37 países evaluados en el rubro ( la media entre los países de la OCDE también es 6%).

En Materia Económica también se requieren ajustes. Las empresas extranjeras deben llegar porque les interesa hacerlo. Sus dirigentes -que si hacen la tarea- saben mas de las condiciones de México que aquellas que le pueda vender la Secretaría de Economía, cuya tarea está ahora en las PyMES, no en las grandes y no en las startup, que son resultado de una efervescencia provocadora desde otros ángulos, sino en las ya establecidas que son las que pueden generar empleos, las que ya pagaron su curva de aprendizaje. La economía debe promoverse en las escuelas donde las Reformas, todas, esperan su traducción y aterrizaje.

Devenir, la Reforma Fiscal y la Energética en acciones de filosofía política, de formación puntual a las materias que se requieren ya, de acercamiento con las industrias medianas del país. Es tiempo para crear espacios de calidad de vida en zonas donde las industrias se deben desarrollar. Esta semana leímos en la prensa que el 80 por ciento de las formaciones que se van a requerir para los empleos son técnicas y sólo 20 por ciento universitarias. El aspiracional de México es la calidad de vida, el trabajo, el ingreso y no sólo la Universidad.

El desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, debe dejar las tareas de asistencia para proyectar el desarrollo de una nueva territorialidad en el país que sea mas incluyente. La Fundación Miguel Alemán entregó la semana pasada un importante premio a Cumbre Tajín, iniciativa que detonamos en 1999, con la intención de vincular las bajas identidades de la globalización con las altas identidades étnicas vigentes en el país. Un ejercicio de pura ingeniería social que ha dado resultados y que con facilidad puede continuarse en otras regiones. SEDATU debe armonizar la ciudadanía y hacer que México se quiera más, esa es su tarea.

Nos parece inteligente, sinceramente la campaña de formalización del ambulantaje. Hacerse formal trae ventajas, el país tiene uno de los mejores sistemas de seguridad social en el mundo y un sistema de salubridad pública nada despreciable. Eso es calidad de vida, eso es lo que se esta promoviendo. La recaudación fiscal mexicana es la mas baja de acuerdo con CEPAL, “Históricamente, la recaudación tributaria en México, sin considerar los ingresos petroleros ni las contribuciones de seguridad social, sólo ha representado 10 por ciento del PIB. En cambio, en los países miembros de la OCDE, de la cual México es uno de sus 34 integrantes, es de entre 19 y 25 por ciento. Lo ideal es una recaudación de entre 16 y 18 por ciento del PIB, sin incluir los ingresos petroleros, pues permitiría al Estado mexicano cumplir sus compromisos en materia de gasto y deuda”.

La carga fiscal es muy pesada para quien gana mas de 50 mil pesos mensuales, es la clase media que no es ficción, mientras muchas de lo que pueden ser verdaderamente grandes, llegan a acuerdos de evasión o de simulación si se prefiere usar el eufemismo. Mentira que la clase media esta en otra parte.

El salario aspiracional de los mexicanos está ahín y no en el salario mínimo que es un debate teorizante y electorero de la administración de la CDMX y sus Chicago boys (aggiornati).

Y en materia de Exteriores ¿qué? Un canciller ilustrado ciertamente aunque algo monotemático, activo sin duda, hiperpresente en casi todos los foros internacionales pero muy poco respaldado por el trabajo de Marca País, y en ocasiones por sus propios embajadores, competido por ProMéxico en ocasiones. En esa zona hace falta un ¿Quién manda aquí?

En general el país necesita pasar a la segunda fase de su proyecto transformador. Algunos movimientos serán necesarios, algunas decisiones y ajustes también. Es fácil -dirán algunos- dirigir el país desde una columna periodística, pero lo hacemos porque sabemos difícil escribir y hacer pública una reflexión desde la mas alta autoridad del estado.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Gastón Melo

Gastón Melo
Gastón Tadeo Melo Medina ha dedicado su vida profesional al quehacer comunicacional. Doctor en Psicología Social y de las Comunicaciones por la Universidad Louis Pasteur, Estrasburgo, Francia, (1981). Concibió y produjo hasta 2005 “Cumbre Tajín” Fórmula para el encuentro entre altas y bajas identidades. Concibió produjo y animó “Espacio Vanguardia” (EVAC), seminarios, conferencias y actividades para reconocer la perspectiva joven sobre la agenda nacional y global y una plataforma de encuentro y diálogo entre el mundo de las universidades y el de las empresas, habiendo creado redes presentes en 22 países de Iberoamérica (1997/2013). En su función de Productor y Director en diversos medios, ha ganado premios en Cinematografía con la película “Talpa”, adaptando la obra de Juan Rulfo y en televisión con diversos documentales de investigación etnológica, arqueológica y científica. Redactor en Noticieros de Televisa en 1974, corresponsal en Francia hasta 1980. Director de la oficina de la presidencia del Grupo Televisa y vicepresidente de Grupo hasta el 2001; asesor de su Presidente, hasta el 2013. Gastón Melo es socio Director del Sistema de Información Logística (SILOG) desde 1993. Concibió y es rector del Colegio de la Globalización, seminario permanente de formación de cuadros de negociadores con instituciones multilaterales. Asesor de varias empresas y gobiernos y colaborador de la revista Semanario sin Límite desde 2015, Gastón es también, medalla al Mérito Universitario por la Universidad Anáhuac de México y Officier de l’Ordre des Arts et des Lettres, condecorado por el Gobierno de Francia (1998).