Home || Colaboradores || Alejandro Zertuche || ¿Qué podemos aprender del Huachicoleo?

¿Qué podemos aprender del Huachicoleo?

robo de combustible

Alejandro Zertuche


Observador Auto-referente


jueves 10 de enero de 2019

Según los datos públicos, que la mayoría de la prensa maneja, el huachicoleo en México alcanza más de 60 mil millones de pesos al año. Si lo comparamos en ventas con las empresas más grandes de México que aparecen en la lista 2018 de la revista Expansión, estaría dentro de las primeras 60 más productivas.

Teniendo esto sólo como referencia del monto del dinero que se mueve en esta industria clandestina, quiero proponer un nuevo observador diferente a todo lo que hoy está en la prensa y redes sociales. Lejos de buscar culpables podemos analizar el comportamiento colectivo basado en la ley de causa y efecto.

Observándonos en autoreferencia como país, podemos ver que de nuevo nace una situación de impacto que nos regresa al abordaje de nuestro inconsciente colectivo para polarizarnos. Este suceso nos trae a la mesa diferentes reacciones, que sumadas nos proponen aprendizajes para dejar de caer una y otra vez en lo mismo.

El huachicoleo es una realidad que impacta a México y desde ahí no podemos sentirnos ajenos o hacer como si no pasara nada. Hoy nos muestra una cara que no habíamos descubierto de algo que sabíamos que existía. Se hace realidad gracias al paradigma colectivo de creer que mientras no nos impactara directamente, no había problema.

El oportunismo que hemos definido inconscientemente como un estándar en nuestra cultura, se permea en todos los niveles de la población. Por ejemplo, si se voltea un camión con cualquier producto de consumo o valor, en segundos se convierte en el dulce ajeno que el “panal de abejas humanas” quiere aprovechar. Esto es una muestra colectiva de la lucha por la supervivencia que nos mantiene actuando desde la escasez y el miedo inconscientes que se vuelven la causa de las situaciones que vivimos.

Mientras no nos hiciera falta la gasolina, nunca hubiéramos logrado percibir el tamaño del problema del huachicoleo. El oportunismo de los que iniciaron esta práctica ilícita desde el interior de Pemex y hacia toda la red externa involucrada, además de la indiferencia ciudadana, son causas que participan en el efecto que hoy estamos viviendo.

huachicoleo

Desabasto de combustible en gasolinera de Querétaro, México (Foto: Cuartoscuro).

Las formas de cómo resolver el huachicoleo pueden ser muchas. No se trata de ver si se actuó bien o no frente a esto, sino que hoy existe una determinación de hacerlo. Ésta es la realidad del presente que hay que asumir sin historias o juicios del pasado. Como mexicanos tenemos la oportunidad de hacer consciente que todo cambio incluye un proceso de readaptación que puede llegar a ser doloroso.

Si seguimos en la indiferencia siempre estaremos abriendo la posibilidad al oportunismo y terminaremos creando nuevas situaciones que se nos presentan por no haber aprendido de la anterior. Es cuestión de iniciar en lo individual para sumar a lo colectivo.

Reorganizar a México significa romper paradigmas. Es momento de que los ciudadanos tomemos un papel lejos de la indiferencia y de la crítica de todo lo que no nos gusta. La polarización que nosotros mismos provocamos es lo que nos mantiene inconscientes, distrayéndonos de las posibilidades de resolver situaciones que nos impactan a todos.

No hay un mexicano con el perfil perfecto para ser el presidente de México. Siempre habrá algo que nos disguste del que quede al frente y si ponemos este juicio como un filtro para verlo, éste nos cegará para avanzar como país. Nadie puede asegurar lo que va a pasar mañana, ni siquiera evaluarlo como bueno o malo anticipadamente. La idea es no polarizar hoy para cuidar lo que construyamos en el futuro, por supuesto, de forma coherente y cohesiva.

La cultura de los huachicoleros puede mostrarnos en autoreferencia lo que podemos aprender como individuos de esta situación. Es momento de reconocernos en el oportunismo, en la competencia, en el miedo a la supervivencia y la escasez, así como en la búsqueda de un beneficio propio en todo lo que hacemos.

Podemos empezar por preguntarnos: ¿Qué tan huachicoleros somos?

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

4 comentarios

  1. Patricia Macotela Vz.

    Al PRI concedimos años para pedirle infructuosamente resultados, pero exigimos al gobierno actual resultados inmediatos… ¿Estamos dispuestos a combatir la corrupción, la cual trae consigo injusticias y delincuencia cuyos resultados son pobreza e inseguridad? O… ¿Preferimos continuar solamente quejándonos y obstaculizar? La pregunta que debemos hacernos es: ¿Qué puedo hacer Yo por mi país? y… ¡USAR NUESTRA CREATIVIDAD!…
    ¿Conocemos el significado de Área de Oportunidad? Ciudadanos de países como Japón, China, Alemania, Singapur, etc., ya se hubieran organizado para trabajar y transportarse en equipo y buscar alternativas aprovechando lo que tuvieran disponible. Precisamente en las crisis como la actual es cuando surgen las mejores ideas y progresan países y personas…

    • Tienes mucha razón, desgraciadamente los mexicanos no sabemos hacer equipo. Desde la escuela y la familia se nos enseña a competir para ser el mejor. Y en esa búsqueda por el ser el mejor vamos poniendo el pie a quien estorbar. En la situación actual, sólo se reparten culpas pero, no se asume la responsabilidad personal. Ojalá que tomaremos conciencia, sólo asi podremos crecer.

  2. Fabiola Lovera

    Definitivamente se requieren cambios que permitan mover estas grandes redes de corrupción y conformismo, un gobierno de cambio es necesario; lo lamentable son las consecuencias de haber elegido un gobierno ignorante de procesos, conocimiento político / económico y social y que sus decisiones imparten seriamente en las personas que día a día hemos tomado el riesgo de tener empresas, de arriesgar nuestros pocos recursos y vida para realmente ofrecer empleo, crear productos y hacer productivo este país.

    No se trata de tomar decisiones por tomarlas sin medir los impactos.

    La economía rige al mundo, no estamos aislados de eso, nuestros empresarios no nadamos en recursos, cada día buscamos como enfrentar los grandes retos internacionales y tecnológicos; medidas políticas sin prevención a las consecuencias nos afectan seriamente.

    SOLICITO UN ANALISIS SOBRE LA FORMA EN QUE AHORA EL GOBIERNO ESTA MANEJANDO LA ASIGNACION DE PROYECTOS, YA QUE ESTAN ELIMINANDO LICITACIONES Y SOLO UN GRUPO PEQUEÑO DE PERSONAS ESTAN TOMANDO LA DECISION DE A QUIEN COMPRAR, ANARQUIA POLITICA ANTICONSTITUCIONAL(CORRUPCION CON OTRO DISFRAZ).

  3. El huachicoleo tiene varios años existiendo. ¿Porque hasta ahora hay escasez? Es probable que sea otra causa. Si es otra la razón de la escasez quiere decir que es peor que el mismo huachicileo para atreverse a ocultarla con este tema. Aún si asi fuera, el mensaje de observarlo todo de manera autoreferente también aplica

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Alejandro Zertuche

Alejandro Zertuche
Colaboró en puestos ejecutivos para empresas multinacionales de tecnología como Lotus Development Corporation e IBM. También ha participado como socio en la firma internacional Ries & Ries para Latinoamérica -creadores del concepto de posicionamiento en el mundo-, así como para la firma Danilo Black como socio del negocio de Business Communication. Es fundador de la empresa Relatus Group -asesores en comunicación persuasiva- así como socio fundador de Convergent donde ofrecen estrategia y coaching en liderazgo público y privado desde el inconsciente colectivo. Ha participado en proyectos de liderazgo comunicacional y de posicionamiento para corporativos, instituciones y organizaciones nacionales e internacionales en México y el extranjero. Es co-creador del modelo y método de Liderazgo Convergente para la conexión lógica con el inconsciente personal y el de las audiencias para el aprovechamiento de potenciales. Como estratega en el ámbito político, ha participado en campañas electorales presidenciales, estatales y municipales en México, así como asesor de gobernantes y políticos para su posicionamiento.