Home || Colaboradores || Arnulfo R. Gómez || Propuesta educativa (parte II)

Propuesta educativa (parte II)

reforma educativa

Arnulfo R. Gómez


Valor Agregado

Vito Alessio, José Vasconcelos y miembros del Partido Nacional Antirreeleccionista (Foto: Juristas UNAM/Flickr).

miércoles 31 de octubre de 2018

Siendo México un país con enormes recursos materiales, una posición geográfica verdaderamente estratégica y numerosas ventajas comparativas, resulta sorprendente el bajo nivel de desarrollo económico logrado a lo largo del siglo XX y principios del siglo XXI.

En el año 2017, la pésima calidad de las instituciones públicas que prevalece en nuestro país ubicó a México en el lugar 123 de un total de 137 a nivel mundial, y tiene su origen en los años 20 del Siglo XX en que la corrupción pasó a formar parte esencial de los usos y costumbres de la administración pública propiciada por Álvaro Obregón e institucionalizada por Plutarco Elías Calles.

México

1) 1999.

Por estas circunstancias, un nutrido grupo de intelectuales, y numerosas asociaciones civiles y políticas, propusieron la candidatura del general Gómez a la presidencia de la República en la Convención Nacional del Partido Nacional Antirreeleccionista, celebrada el 23 de junio de 1927, fecha en que publicaron su Plataforma de Acción Política.

A continuación, se resumen los principales elementos sobre la propuesta educativa que se incluyeron en la Plataforma Política del Partido Nacional Antirreeleccionista, enarbolada por el general Arnulfo R. Gómez, que constituía un elemento fundamental para el desarrollo del Ejército Nacional y una enorme aportación a la economía y al fortalecimiento de la planta productiva nacional, pues contenía numerosas ideas de vanguardia, algunas de las cuales se vinieron adoptando por los gobiernos surgidos de la Revolución, con muchísimos años de retraso y enormes distorsiones.

ejército mexicano

General Arnulfo R. Gómez (1890 – 1927).

Especial referencia merece el sistema de enseñanza, que debería haber sido adoptado por el Ejército Mexicano y por el Sistema Educativo Nacional, el cual se basaba en la comprensión clara y precisa de lo que se estudiaba, procurando desarrollar las facultades intelectuales por un verdadero espíritu de análisis mental.

El Programa Educativo del Partido Nacional Antirreeleccionista contemplaba los elementos que se incluyen a continuación.

  • Dignificación al maestro, haciéndolo respetable mediante leyes proteccionistas de inamovilidad, seguros y pensiones. Eliminación de la política en el escalafón del magisterio (Reforma Educativa que se inició con la Reforma de la Administración de la Educación implementada en 2013).
  • La educación elemental estará en todo sujeta a las normas impuestas por el Estado, pero éste no podrá impedir la enseñanza de los particulares sobre materias que no estén en contradicción fundamental con tales normas.
  • Consecuentemente, el Partido Nacional Antirreeleccionista adoptará un tipo más estricto de educación primaria, mediante escuelas normales modelos en los grandes centros indígenas, y de obreros y campesinos, creando especialmente al maestro que constituirá el eje del desarrollo de las escuelas rurales.
  • Ampliará la enseñanza técnica agrícola e industrial, con programas arreglados a la producción regional y al desarrollo de la riqueza pública. Fomentará escuelas y vocacionales para uno y otro sexo. (Creación del Instituto Politécnico Nacional en 1936 y fortalecimiento de la Escuela Nacional de Agricultura en 1941, misma que posteriormente se convertiría en Universidad Autónoma de Chapingo).
  • Estimulará el establecimiento de universidades libres y dará autonomía a la Universidad Nacional, asegurando su subsistencia (la autonomía de la Universidad Nacional de México se concedió en 1929).

Las ideas incluidas en la Plataforma Política eran un complemento de la serie de propuestas que el general Gómez había realizado a lo largo de su carrera militar, especialmente a partir de 1921, en que se le encomendó como principal objetivo y actividad, la reorganización y el establecimiento de mecanismos de disciplina del Ejército Nacional Mexicano y que, a partir de 1922, publicó en la Revista Militar Marte, que el general Gómez fundó en ese año.

En 1924, resumió estas propuestas en su libro El Centinela, en donde diseñó e incluyó un Programa de Alfabetización y Enseñanza de Oficios para el Ejército Nacional Mexicano, donde consideró que, al cabo de cuatro años, el Instituto Armado habría entregado a la sociedad un total de 65,000 hombres útiles que, además de haber cumplido con la educación elemental, recibirían la instrucción en el interior de los cuarteles o campamentos talleres-escuelas para que, seleccionados según su vocación, se dedicaran en las horas francas al aprendizaje de oficios, de tal manera que su reintegración a la vida civil fuera exitosa, siendo buenos herreros, carpinteros, electricistas, choferes, maquinistas etc.

Esto implicaba la alfabetización de todos los efectivos del Ejército -incluyendo a Joaquín Amaro, individuo analfabeta e ignorante que, a pesar de ello, llegaría ser secretario de Guerra y Marina por la imposición de Obregón, quien lo utilizaría  como perro de presa y sicario, para cumplir sus espurios deseos de reelegirse,- así como la capacitación continua de mano de obra, certificada por la Secretaría de Guerra y Marina, para que cuando se reintegraran a la vida civil, tuviera conocimientos que le permitiera fortalecer a la planta productiva nacional, tener un modo honesto de vivir y, adicionalmente, se habría evitado un grave problema como el que surgió en los años más recientes en nuestro país, con la incorporación de numerosos exefectivos del Ejército a las filas de la delincuencia, como pasó con la constitución del grupo de los Zetas.

Desgraciadamente, este problema sólo fue atacado hasta noviembre de 2014, mediante un programa establecido por la SEDENA, a través de BANJERCITO, orientado a facilitar la reintegración de efectivos a la vida civil mediante capacitación y financiamiento.

Programas de estudio del Nuevo Colegio Militar

nuevo colegio militar

En su libro Estudios Militares, publicado el 15 de enero de 1926, el general Gómez continuó con sus propuestas de capacitación e hizo referencia específica al sistema de enseñanza que debía implantarse en el Ejército Nacional Mexicano, señalando que más que buscar la aglomeración de conocimientos diversos, se debe procurar desarrollar las facultades intelectuales por un verdadero espíritu de análisis mental.

La Reforma Educativa aprobada por el gobierno federal en el año 2013, tiene como base este esquema de enseñanza propuesto por el general Gómez, señalando que no se trata de repetir y memorizar para saber algo palabra por palabra, sino de comprender lo que se está aprendiendo; esta idea se empezó a aplicar con más de 90 años de retraso.

Por lo que se refiere a la propuesta de capacitación de la mano de obra, solamente se inició hasta finales de los años 50 (30 años después de la propuesta realizada por el general Gómez), la cual fue promovida por empresas transnacionales, primero, a través de la capacitación para el trabajo en la industria maquiladora de la confección y, al inicio de los años 60, a través del adiestramiento realizado por las plantas ensambladoras de la industria automotriz y electrónica; sin embargo, no es sino a partir de 1962 que el gobierno federal acomete oficialmente este problema con el establecimiento del Sistema de Centros de Capacitación, cuyo objetivo era brindar capacitación complementaria a trabajadores no calificados. Si bien, en ese año, se dieron los primeros pasos, es hasta 1963 con el “Plan Nacional de Capacitación para el Trabajo” que se crearon los 10 primeros Centros de Capacitación para el Trabajo Industrial (CECATI).

Los elementos anteriormente mencionados fueron fortalecidos por otras dos propuestas de enorme importancia para la capacitación del aparato productivo y la burocracia, incluidas en Plataforma Política del Partido Nacional Antirreeleccionista, enarbolada por el general Arnulfo R. Gómez, y corresponden a:

  • Ley Federal de Profesiones.

Expedición de una ley federal que establezca las profesiones que necesitan título para su ejercicio, las condiciones que deban llenarse para obtenerlo y las autoridades que deban expedirlo. A través de ésta se fijarán los requisitos de estudio y aprobación de cursos que deberán sujetarse a cánones científico-didácticos, evitando la expedición abusiva de títulos profesionales por dispensas o favoritismos, de tal manera que estas actividades fueran realizadas por personas verdaderamente capacitadas en la materia.

Dicha ley fue expedida hasta el 26 de mayo de 1945.

profesiones

Justo Sierra con maestros de la Academia de San Carlos, 1910 (Foto: Otra Educación).

  • Organización del Servicio Civil.

Reforma que pretendía eliminar la burocracia redundante mediante la reducción de personal excesivo. Con esto, se buscaba prevenir la corrupción mediante el aumento sustancial de sueldos para tener personal bien pagado y capacitado; la creación de un riguroso escalafón para los ascensos; la comprobación de la idoneidad necesaria para el desempeño de los puestos públicos; y, la eliminación absoluta de la influencia oficial para ocupar un puesto, entre otros. Todo con el objetivo final de lograr una administración pública eficiente, profesional, especializada y bien pagada que estuviera exenta de actos de corrupción, lo que fortalecería a las instituciones.

Mediante esta reforma se pretendía hacer extensiva a la vida civil, la propuesta que el general Gómez había planteado para la capacitación, reestructuración, fortalecimiento y modernización del Ejército Nacional Mexicano, que incluía la adopción de un escalafón debidamente reglamentado, a fin de cumplir no sólo con la función sustantiva del Instituto Armado, sino con una función social y económica que mucho hubiera ayudado al desarrollo social y económico del país.

Desgraciadamente, esta reforma dentro del Ejército Nacional fue postergada y su desarrollo fue enormemente mediatizado, ya que sólo empezó a tener mayor vigencia a partir de 1988, año en que realmente se inició, seriamente, la profesionalización del Instituto Armado, teniendo como base a personal bien remunerado y capacitado.

En la vida civil, esta reforma fue aprobada hasta el año de 1997, sin embargo, su aplicación ha dejado mucho que desear, pues se sigue aplicando el esquema de favoritismos, nepotismo e influencias para la designación en toda la burocracia, propiciando una enorme mediocridad y corrupción de las instituciones públicas, debilidad que se manifiesta en el reducido desarrollo económico y social de nuestro país, y en una floreciente corrupción que nos ubica entre los países más corruptos del mundo.

La serie de ideas y medidas propuestas por el general Gómez constituían, en realidad, lo que actualmente se denomina políticas públicas pues, era un conjunto de elementos que tenía como objetivo final la mejora de la administración pública, mediante reglamentos, proyectos y actividades específicas, a fin de satisfacer las necesidades de la sociedad y generar su bienestar.

Conviene señalar que el general Gómez, era una persona que hablaba inglés y francés; que por su intachable carrera militar y la importante serie de aportaciones que realizó fue creado el trofeo Copa General Arnulfo R. Gómez, que tenía como objetivo reconocer la excelencia en el Ejército Nacional Mexicano y premiar a los cuerpos vencedores de los concursos de Infantería y Artillería.

Por estas circunstancias, el general Gómez se hizo merecedor a la condecoración Palmas Académicas, otorgada por el gobierno de la República francesa; también era maestro grado 33 de la Logia Masónica; y, al momento de ser asesinado, sólo contaba con 37 años de edad.

Sorprendente resulta que Calles, siendo profesor de educación primaria, durante su gestión como presidente o como “jefe máximo”, como él se autodesignó, no realizó una propuesta integral al respecto, debiendo señalar que su pobre actuación como “presidente” y pelele de Obregón, era objeto de burlas y señalamiento popular continuo, comparándolo con el maestro Ciruela (que no sabía leer ni escribir y puso escuela), denostándolo con versos como el que se incluye a continuación, que a la vez criticaban la pasividad y dejadez del pueblo mexicano ante los atropellos yla situación totalmente incongruente generada por las “altas autoridades el país”:

“Yo no admiro de Calles los pellejos,

Ni admiro su poder adquisitivo;

Yo admiro su poder defecativo

Sobre veinte millones de… conejos”.

presidente

Plutarco Elías Calles (1899 – 1927) (Foto: Plumas Libres).

Comentarios finales

La serie de propuestas incluidas en la Plataforma Política del Partido Nacional Antirreeleccionista fueron recogidas por la Reforma Educativa del gobierno federal en el año 2014, de una manera muy precisa y específica. A continuación, se hacen comentarios sobre cada uno de esos puntos:

  • Con la propuesta educativa de dignificación al maestro, haciéndolo respetable, mediante leyes proteccionistas de inamovilidad, seguros y pensiones. Eliminación de la política en el escalafón del magisterio, el Partido Nacional Antirreeleccionista partía de un principio elemental y básico que buscaba que el maestro solamente se dedicara a la enseñanza, ejerciendo su actividad profesional de una manera digna, libre de toda atadura y criterio político, para ello, en el magisterio se debería dejar a un lado la política para establecer un escalafón objetivo que sólo atienda a los elementos esenciales de la enseñanza, es decir, la capacidad para enseñar, transmitir conocimientos y formar a sus alumnos.

Desgraciadamente, Calles generó una enorme distorsión y prostituyó al sector magisterial, al hacerlo parte de un sistema corporativista y clientelar en el que la capacidad y productividad se olvidaron y, en su lugar, se estableció un mecanismo en el que los méritos del más apto y productivo se cambiaron para promover a los adeptos e ineptos, sin importar sus principios y valores ni su desempeño como docentes.

Esto hizo un magisterio totalmente corrupto, que se constituyó como un sistema educativo sumamente deficiente que, en el año 2017, el WEF clasificó en el lugar 108 de un total de 137 a nivel mundial, a pesar de que se le adjudican recursos económicos sumamente altos (con resultados pésimos).

La Reforma Educativa del año 2013, en principio, se constituye más bien en una reforma de la administración de la educación y, en términos resumidos, propone mejorar la calidad y equidad de la educación básica y media superior con énfasis en la profesionalización docente, como lo había propuesto el general Gómez.

Con esta reforma se pretende que el ingreso, la promoción, el reconocimiento y la permanencia en el servicio docente se regulen, de acuerdo con mecanismos que permitan a los maestros acreditar sus conocimientos, aptitudes y capacidades para lograr su desarrollo profesional.

  • En la propuesta educativa del Partido Nacional se señalaba que: La educación elemental estará en todo sujeta a las normas impuestas por el Estado, pero éste no podrá impedir la enseñanza de los particulares sobre materias que no estén en contradicción fundamental con tales normas, es decir, se daba oportunidad a que se incluyeran elementos que atendieran ciertas necesidades e intereses, estableciendo la posibilidad de ejercer una autonomía, atendiendo circunstancias específicas de las comunidades en función de los usos, costumbres, región, ubicación y características especiales.

Así, prevalece el principio fundamental de impulsar la unificación de la enseñanza del castellano en la República, misma que ya había sido planteada por el Ing. Félix F. Palavicini en 1914, cuando fue designado secretario de Instrucción Pública. Mediante este esquema, se pretendía integrar adecuadamente a los grupos indígenas al proceso de desarrollo nacional mediante la educación, evitando marginación alguna por problemas de lenguaje, pero, y esto es muy importante, sin que perdieran su lengua autóctona.

político

Félix F. Palavicini (1881 – 1952) (Foto: ELEM).

Este principio se vio reflejado en la Reforma Educativa del 2013, en donde se establece una Estrategia de Autonomía Curricular del Nuevo Modelo Educativo. Con esto, las comunidades escolares definirán el 20 por ciento del currículo, de acuerdo con sus necesidades y la ubicación geográfica o región; el 80 por ciento restante, será nacional. De esta manera, se dice que con el nuevo modelo educativo se instruye para la libertad y la creatividad, a fin de que los niños expresen sus ideas con libre albedrío.

Consecuentemente, el Partido Nacional Antirreeleccionista adoptará un tipo más estricto de educación primaria, mediante escuelas normales modelos en los grandes centros indígenas, así como de obreros y campesinos, creando especialmente al maestro que constituirá el eje del desarrollo de las escuelas rurales.

Se insistía en el fortalecimiento del Sistema Nacional de Educación, pero se buscaba atender las necesidades específicas de las comunidades a través de escuelas rurales

  • Ampliará la enseñanza técnica agrícola e industrial, con programas arreglados a la producción regional y al desarrollo de la riqueza pública. Fomentará escuelas y vocacionales para uno y otro sexo.

El objetivo de estos programas era buscar la capacitación de personas de ambos sexos, para propiciar el desarrollo acelerado y óptimo de las diversas regiones, buscando su especialización.

Conviene señalar que, desde el año 1907, en que el Ing. Félix F. Palavicini regresó a México, después de realizar sus estudios de pedagogía en Europa había iniciado la organización de las escuelas industriales, proyecto que fue reforzado y ampliado por el Ing. Juan de Dios Bátiz que, prácticamente, sólo se pudieron realizar 10 años después.

Estas propuestas se concretaron con la creación del Instituto Politécnico Nacional, en 1936, y el fortalecimiento de la Escuela Nacional de Agricultura, en 1941, que posteriormente se convertiría en la Universidad Autónoma de Chapingo.

  • Estimulará el establecimiento de universidades libres y dará autonomía a la Universidad Nacional.

El Partido Nacional Antirreeleccionista concebía a la Autonomía de la Universidad Nacional como parte de un proceso lógico de desarrollo de la educación profesional en México, sin embargo, la Autonomía de la Universidad Nacional de México se concedió en 1929, como respuesta intempestiva a un conflicto que las autoridades no tuvieron capacidad de solucionar, después de una huelga en contra de algunas medidas administrativas de escasa importancia. Sin embargo, pronto los huelguistas dejaron atrás esas limitadas demandas para exigir un cambio a la Ley Orgánica, así como un aumento del presupuesto, el cual, apenas se había duplicado, a pesar de que la matrícula se había multiplicado por cinco. La huelga se extendió hasta afectar a 22 escuelas y 18 mil alumnos, por lo que, como solución del conflicto, se procedió a la concesión de una absoluta autonomía técnica, administrativa y económica a la Universidad Nacional.

Sin duda, la carencia de un sistema educativo adecuado en México generó una enorme mediatización de las masas en nuestro país, que también fue motivada por la orientación que se dio utilizando los libros de texto gratuitos, a través de los cuales se enseñaba la Historia Oficial; esto se tradujo en la pérdida de más de 9 décadas de adquisición de conocimientos de forma adecuada, además de que ocasionó una falta de capacitación y de creación de capital humano, tanto en el Ejército Nacional Mexicano como en el Sistema Educativo Nacional, generando reducidas posibilidades de desarrollo de las instituciones públicas y del país.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Arnulfo R. Gómez

Arnulfo R. Gómez

Licenciado en Relaciones Internacionales por la UNAM. En 1975 elaboró su tesis profesional sobre China y Japón. Cuenta con estudios de especialización en comercio internacional y promoción de inversiones en la Agencia de Cooperación Técnica del Gobierno Francés, en París; en el Centro de Comercio Internacional UNCTAD–GATT, en Ginebra; en la Comisión de la Comunidad Económica Europea, en Bruselas; y en el Warwick Research Institute, en Reino Unido.

Fue Coordinador de Consejerías Comerciales para Asia, África y Oceanía; Coordinador de Consejerías para Europa Occidental y, con motivo de la reanudación de Relaciones Diplomáticas con España en 1977, fue designado Consejero Comercial Adjunto de la Embajada de México en Madrid; también fue Jefe de la Oficina Comercial para Cataluña y Valencia; Consejero Comercial en Costa Rica, Nicaragua y Panamá; Cónsul en el Puerto de Rotterdam y Consejero Comercial para el BENELUX y Países Escandinavos así como Consejero Comercial para Quebec y las Provincias Marítimas de Canadá, con sede en Montreal 1990/1994, periodo durante el cual se realizaron las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. También fue Gerente para los Tratados de Libre Comercio de BANCOMEXT, y Gerente para Europa Occidental de BANCOMEXT y el IMCE.

En 1977 creó el Primer Programa de Desarrollo de Proveedores a la Exportación a Europa y, en 1984, fue el creador y conductor del Programa de Promoción y Exportación de Aguacate que, en el año de 2017, llegó a ser en el principal producto agrícola de exportación mexicana con 3,201 millones US.

Actualmente es Asesor de diversos organismos empresariales, consultor en comercio exterior e inversión extranjera, y Catedrático de Comercio Internacional en la Universidad Anáhuac.