Home || Colaboradores || Arnulfo R. Gómez || Decreciente captación de flujos de IED en México

Decreciente captación de flujos de IED en México

Inversión Extranjera Directa México

Arnulfo R. Gómez


Valor Agregado


lunes 11 de marzo de 2019

En su artículo del 28 de febrero pasado, Don Raymundo Riva Palacio enfatiza el problema de la inversión extranjera directa en México.

Desgraciadamente, la imagen que se ha creado de nuestro país y la carencia de una estrategia realista para captar Inversión Extranjera Directa (IED) son elementos que han provocado decrecientes flujos hacia México.

En el año 1994 captamos el 4.81% de la IED mundial y en el 2017 escasamente llegamos al 2.08%, menos de la mitad del flujo captado en el primer año de vigencia del TLCAN, con el agravante de que gran parte de esos flujos son de compra de activos, operaciones que normalmente no generan los importantes beneficios que se espera de la nueva inversión extranjera directa.

México: Origen de la Inversión Extranjera Base Periodo 1994//2017

México origen de la inversión extranjera

El promedio anual de captación de flujos de IED en el periodo 1994/2017 fue de 23,234 millones US, lo que resulta verdaderamente ridículo y muy preocupante pues lo que nos prometieron los teóricos y altísimos funcionarios encargados de diseñar la estrategia del comercio exterior mexicano y de la captación de IED fue que con el TLCAN, con la firma compulsiva e irresponsable de los otros TLC’s con 52 países adicionales y los 33 APPRIS, México se volvería el destino preferido para la IED a nivel mundial, situación que resulta mucho más aberrante si tomamos en cuenta que México se ubica junto al principal país generador de inversión extranjera y que, en la realidad, no se ha manifestado en una creciente captación de IED sino todo lo contrario.

Sin duda alguna, la reducida y decreciente competitividad del marco sistémico mexicano, generado por la pésima calidad de las instituciones públicas y el muy bajo nivel de sus funcionarios, impiden diseñar una estrategia realista, con programas, proyectos y políticas públicas que permitan mejorar las condiciones del marco sistémico y aligerar la pesada tramitología que padece la sufrida y debilitada planta productiva establecida en nuestro territorio, sobre todo, porque la mayor parte de las empresas extranjeras que se han asentado en nuestro territorio lo han hecho en función de políticas corporativas muy exitosas para realizar operaciones intrafirma, utilizando a nuestro país como un centro de costos.

En esencia, esas empresas realizan una creciente importación de insumos para ensamblar en nuestro país y reexportar con reducido valor agregado, sin que nuestros altísimos funcionarios hayan podido aprovechar la situación, motivo por el cual el valor agregado en la exportación mexicana descendió de 59% en 1993 a sólo 39% en 2017.

Espero que el cambio previsto por la 4ª Transformación cree las condiciones necesarias para atraer mayores flujos de IED y lograr el mejor bienestar de todos los mexicanos, de manera urgente.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Arnulfo R. Gómez

Arnulfo R. Gómez

Licenciado en Relaciones Internacionales por la UNAM. En 1975 elaboró su tesis profesional sobre China y Japón. Cuenta con estudios de especialización en comercio internacional y promoción de inversiones en la Agencia de Cooperación Técnica del Gobierno Francés, en París; en el Centro de Comercio Internacional UNCTAD–GATT, en Ginebra; en la Comisión de la Comunidad Económica Europea, en Bruselas; y en el Warwick Research Institute, en Reino Unido.

Fue Coordinador de Consejerías Comerciales para Asia, África y Oceanía; Coordinador de Consejerías para Europa Occidental y, con motivo de la reanudación de Relaciones Diplomáticas con España en 1977, fue designado Consejero Comercial Adjunto de la Embajada de México en Madrid; también fue Jefe de la Oficina Comercial para Cataluña y Valencia; Consejero Comercial en Costa Rica, Nicaragua y Panamá; Cónsul en el Puerto de Rotterdam y Consejero Comercial para el BENELUX y Países Escandinavos así como Consejero Comercial para Quebec y las Provincias Marítimas de Canadá, con sede en Montreal 1990/1994, periodo durante el cual se realizaron las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. También fue Gerente para los Tratados de Libre Comercio de BANCOMEXT, y Gerente para Europa Occidental de BANCOMEXT y el IMCE.

En 1977 creó el Primer Programa de Desarrollo de Proveedores a la Exportación a Europa y, en 1984, fue el creador y conductor del Programa de Promoción y Exportación de Aguacate que, en el año de 2017, llegó a ser en el principal producto agrícola de exportación mexicana con 3,201 millones US.

Actualmente es Asesor de diversos organismos empresariales, consultor en comercio exterior e inversión extranjera, y Catedrático de Comercio Internacional en la Universidad Anáhuac.