Home || Colaboradores || Arnulfo R. Gómez || Palabras de clausura del XXVI COMCE

Palabras de clausura del XXVI COMCE

Valentín Diez Morodo.

Arnulfo R. Gómez


Valor Agregado

Valentín Diez Morodo, presidente del COMCE (Fotografía: La Jornada).

martes 10 de septiembre de 2019

Con motivo de la clausura del XXVI Congreso del Comercio Exterior Mexicano (celebrado en Monterrey, Nuevo León), en favor a la ‘Innovación y Desafíos para el crecimiento del comercio exterior de México’ ante el mundo, me complace compartir con ustedes, queridos lectores, las palabras que dirigió el Lic. Valentín Díez Morodo, presidente del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE), en cierre de dicho evento:

Me es muy grato dirigirme a ustedes con objeto de presentarles un resumen de las conclusiones del Vigésimo Sexto Congreso del Comercio Exterior Mexicano que hemos celebrado con el título de Innovación y Desafíos para el crecimiento del comercio exterior de México.

Deseo agradecer el gran apoyo que hemos recibido de parte de las diversas autoridades del Estado de Nuevo León, con especial referencia al Ingeniero Jaime Rodríguez Calderón, Gobernador Constitucional de la entidad.

Ingeniero Alfonso Romo, me es muy grato informarle que los congresistas reunidos en este recinto, representan orgullosamente a más de 5 millones de empresarios que, a través de múltiples manifestaciones, han hecho patente su compromiso con la sociedad y han sido impulsores de condiciones progresistas para la gestión empresarial, que constituyen el elemento fundamental en la generación de empleos, la distribución de riqueza y el desarrollo nacional; por ello, buscamos el cumplimiento de la legalidad y la creación de condiciones adecuadas para contribuir al bienestar de todos los habitantes de nuestro país en un clima de libertad y justicia.

La corrupción y la impunidad son dos elementos que afectan las inversiones y a la actividad empresarial del país, por lo que aplaudimos la cruzada iniciada por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador en contra de estas dos rémoras y, por nuestra parte, seguiremos presentando un frente común y sólido para que el combate a la inseguridad tenga mejores resultados haciendo respetar el Estado de Derecho, a fin de que retorne la paz y la tranquilidad que han perdido las familias mexicanas.

Encabezados por el Consejero Coordinador Empresarial y en coordinación con los demás organismos cúpula, todos los empresarios que participamos en el COMCE promovemos al comercio exterior como una palanca del desarrollo económico del país, pues éste es un instrumento para la creación de empleos estables y bien remunerados, que es la mejor manera de lograr mayor crecimiento y de incorporar nuevas tecnologías.

En este sentido, concluimos que resulta fundamental contar con financiamientos oportunos, con un esquema de incentivos fiscales pero también, de un apropiado esquema de regulación que no exceda las posibilidades reales de gestión de las empresas por lo que continuaremos pugnando por la simplificación de trámites para crear y administrar una empresa formal ya que las micro y pequeñas empresas no pueden darse el lujo de distraer recursos para cumplir con los numerosos requisitos que todavía son necesarios para abrir y mantener un negocio en operación.

En nuestras sesiones de trabajo analizamos la serie de elementos que han introducido gran incertidumbre en el entorno internacional, cumpliendo con el objetivo contenido en el título de nuestro XXVI Congreso del Comercio Exterior Mexicano: Desafíos para el Crecimiento del Comercio Exterior Mexicano haciendo especial referencia a los problemas que se han introducido en el Cruce Fronterizo México-Estados Unidos en los años más recientes.

También analizamos los temas estructurales que nos afectan como es el caso de la “innovación”, pensando en el mejor desarrollo futuro de la industria y una mejor diversificación estructural de nuestras exportaciones a fin de que podamos cumplir con el tema fundamental de incorporación de mayor Valor Agregado como impulso a la internacionalización de las PYMES y la competitividad.

La diversificación geográfica de nuestras exportaciones también fue objeto de análisis, habiendo hecho especial referencia al T-MEC, a la Unión Europea, al TPP-11 y a la Alianza del Pacífico, todos ellos con la introducción de elementos nuevos que nos obligan a diseñar estrategias específicas, con programas y proyectos que nos permitan participar más adecuadamente en esos mercados que consideramos prioritarios.

Independientemente de estas revisiones puntuales, señalamos la necesidad de realizar un análisis de aquellos mercados en los que nuestra presencia todavía no es sustancial pero que, por ello mismo, se convierten en un importante objetivo debido a los nichos y oportunidades que todavía no hemos identificado, con especial referencia a los países con los que hemos firmado Tratados de Libre Comercio, a fin de conocer el grado de aprovechamiento que hemos realizado de los mismos y ver las posibilidades que hay de mejorar nuestra relación con ellos en el marco del trato preferencial que tenemos en el acceso a esos países.

Importante fue señalar que México se ha convertido en una economía abierta que ha permitido un cambio estructural de sus exportaciones, mismas que en un 83% están constituidas por manufacturas, en gran parte de alta tecnología.

Gracias a esta transformación, en la actualidad, México es la décimo quinta economía más importante del mundo; es el décimo segundo país exportador y también es el décimo segundo destino preferido de los flujos de inversión extranjera directa a nivel internacional, situación verdaderamente emblemática generada por las enormes ventajas comparativas que tenemos y por la ventajas competitivas que hemos desarrollado, lo que nos ha convertido en un país estratégico y especializado en diversos sectores industriales como son el automotriz, el electrónico,  el aeronáutico y el agroindustrial.

Hoy, somos el primer país exportador de América Latina; y destaca el hecho de que somos el 7º productor y el 4º exportador más importante de vehículos ligeros a nivel mundial; también somos el 5º proveedor de productos aeronáuticos de los Estados Unidos, y el tercer exportador mundial de productos y servicios de Tecnología de la Información, entre otros.

Por esas ventajas, también destacamos en algunos bienes del sector agroindustrial en los que detentamos el primer lugar en exportación mundial de productos verdaderamente emblemáticos como son los casos de la cerveza y del aguacate, y no cabe duda de que gracias a estas ventajas, hay enormes posibilidades para México de escalar peldaños en materia de exportaciones, inversión extranjera directa y transferencia de tecnología en otros sectores, y el marco que brinda nuestro Congreso para promoverlos es inigualable.

De suma importancia fue la participación de altos funcionarios de la actual administración para conocer adecuadamente el proceso de desarrollo en que México se ha introducido, sustentado en el proyecto de la 4ª Transformación, mismo en el que comercio exterior, la inversión extranjera directa y la transferencia de tecnología constituyen pilares para acelerar el desarrollo económico del país

Ingeniero Alfonso Romo, mucho le agradecemos que en representación del Presidente de la República, como coralario de nuestro Congreso, nos vaya a hacer el honor de hacer la entrega del galardón a las Empresas Ganadoras del Premio Nacional de Exportación en sus diversas categorías, mismo que fue establecido en 1995, como un reconocimiento a los logros alcanzados en materia de comercio exterior y al enorme esfuerzo que realizan las empresas para generar un mayor crecimiento en sus estructuras y creación de empleos, accediendo a los mercados internacionales.

Los empresarios que serán premiados por su esfuerzo, han pasado a ser parte emblemática y representativa de todos los empresarios mexicanos que cotidianamente muestran su compromiso social y han sido protagonistas en el establecimiento de las condiciones de gestión empresarial, elemento central en la generación de empleo, la distribución de riqueza y el desarrollo nacional.

Ingeniero Alfonso Romo, mucho le agradecemos su presencia y aprovecho la ocasión para reconocer el esfuerzo y trabajo comprometido en favor de nuestro país que la actual administración está realizando.

Su gestión se ha iniciado enfrentando los enormes rezagos que nuestro país venía arrastrando, y los empresarios y exportadores le manifestamos que seguiremos defendiendo la legalidad y pugnando para que las condiciones de nuestro país posibiliten el desarrollo y bienestar de cada mexicano.

Seguiremos luchando para que se respete el Estado de Derecho, que se abatan los niveles de corrupción e impunidad que afectan la posibilidad de atracción de inversión y la actividad empresarial para que, con base en instituciones sólidas, puedan dar certidumbre para propiciar el desarrollo y garantizar los derechos humanos y sociales.

Amigos convencionistas, mucho agradecemos su entusiasta participación en nuestro Congreso y seguimos haciendo votos porque las acciones del Gobierno Federal, de los Gobiernos Estatales y Municipales, y las acciones de los Diputados y Senadores redunden en la creación de condiciones más adecuadas para un mayor desarrollo económico, en la creación de empresas y empleos, y en un mayor bienestar para todos los habitantes de nuestro país.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Un comentario

  1. MARCO ANTONIO TÉLLEZ

    SABIAS PALABRAS, FELICIDADES.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Arnulfo R. Gómez

Arnulfo R. Gómez

Licenciado en Relaciones Internacionales por la UNAM. En 1975 elaboró su tesis profesional sobre China y Japón. Cuenta con estudios de especialización en comercio internacional y promoción de inversiones en la Agencia de Cooperación Técnica del Gobierno Francés, en París; en el Centro de Comercio Internacional UNCTAD–GATT, en Ginebra; en la Comisión de la Comunidad Económica Europea, en Bruselas; y en el Warwick Research Institute, en Reino Unido.

Fue Coordinador de Consejerías Comerciales para Asia, África y Oceanía; Coordinador de Consejerías para Europa Occidental y, con motivo de la reanudación de Relaciones Diplomáticas con España en 1977, fue designado Consejero Comercial Adjunto de la Embajada de México en Madrid; también fue Jefe de la Oficina Comercial para Cataluña y Valencia; Consejero Comercial en Costa Rica, Nicaragua y Panamá; Cónsul en el Puerto de Rotterdam y Consejero Comercial para el BENELUX y Países Escandinavos así como Consejero Comercial para Quebec y las Provincias Marítimas de Canadá, con sede en Montreal 1990/1994, periodo durante el cual se realizaron las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. También fue Gerente para los Tratados de Libre Comercio de BANCOMEXT, y Gerente para Europa Occidental de BANCOMEXT y el IMCE.

En 1977 creó el Primer Programa de Desarrollo de Proveedores a la Exportación a Europa y, en 1984, fue el creador y conductor del Programa de Promoción y Exportación de Aguacate que, en el año de 2017, llegó a ser en el principal producto agrícola de exportación mexicana con 3,201 millones US.

Actualmente es Asesor de diversos organismos empresariales, consultor en comercio exterior e inversión extranjera, y Catedrático de Comercio Internacional en la Universidad Anáhuac.