Home || Colaboradores || Áurea Maya || Noche de museos. Una oportunidad para disfrutar el arte

Noche de museos. Una oportunidad para disfrutar el arte

Museo Jumex.

Áurea Maya


ApasionArte

Fotografía: Museo Jumex.

martes 25 de junio de 2019

En varias partes del mundo, algunos museos extienden sus horarios de cierre para que mayor número de personas disfruten de las exposiciones que presentan. En México, esta costumbre se ha adoptado y se conoce como la Noche de museos. Siempre se realiza el último miércoles de cada mes, con actividades especiales y en varias ocasiones, sin pago alguno de entrada. Los próximos miércoles 26 de junio, 31 de julio, 28 de agosto y 25 de septiembre habrá una vasta y enriquecedora oferta cultural. Veamos algunos ejemplos.

El Museo Jumex presenta la exposición “Apariencia desnuda”, conformada por obras del célebre artista dadaísta Marcel Duchamp además del trabajo del estadounidense Jeff Koons. La característica principal de la muestra es el uso del ready made, recurso creado por el movimiento Dadá, una de las vanguardias de principios del siglo XX, que utilizó objetos de uso cotidiano, elevados a la categoría de arte. La interpretación de estos objetos implica una profunda reflexión estética que algunas veces, nos puede parecer ininteligible o, para algunos, demasiado simple. Sin embargo, ése es uno de los asuntos principales, cuestionar, incluso, la naturaleza propia del arte. Para la Noche de museos del mes de junio, el Museo Jumex extenderá su horario a las 21 horas, con entrada gratuita además de incluir la presentación de la pieza Erratum musical del propio Duchamp –compuesta también a partir de un ejercicio aleatorio con notas musicales–. La ejecución correrá a cargo del guitarrista finlandés Topias Tiheäsalo a las 19:00 horas.

En la zona centro, la noche de museos resulta interesante porque nos brinda la ocasión de visitar lugares como el Museo Panteón de San Fernando, un espacio que conserva los mausoleos de personajes que son parte importante de la historia de México: Vicente Guerrero, Benito Juárez –sin duda, la más imponente de todas–, José María Lafragua, Francisco Zarco, Mariano Riva Palacio, entre otros. Además de políticos, hay militares, artistas y miembros de familias distinguidas del México del siglo XIX. Varios sepulcros presentan bellas ornamentaciones en estilo art nouveau –guirnaldas, ángeles, elementos que simbolizan sus profesiones o costumbres–, varios de ellos en mármol o canteras claras que resaltan su monumentalidad.

Museo Panteón de San Fernando

Muy cerca de ahí, también se pueden visitar dos espléndidos lugares: el Museo Nacional de San Carlos, que en estos momentos presenta la exposición “Tiempo de labor, juego y ocio”, que nos acerca, a través de distintas obras, a la vida cotidiana de los siglos XVIII y XIX. La representación de las jornadas de trabajo tanto en el campo como en la ciudad a través del arte, nos remontan a situaciones que incluso hoy podemos reconocer como parte de extenuantes jornadas labores. Asimismo, los distintos momentos de descanso y divertimento que niños y adultos tenían: la gallina ciega para los niños o el cuidadoso arreglo que tenían las señoritas decimonónicas, para ir al teatro o recibir algún visitante. A las 19:00 horas comenzará un concierto y habrá una visita guiada por la exposición.

Y, el Museo Nacional de la Revolución, mejor conocido como el Monumento a la Revolución. Este lugar, remodelado con motivo del bicentenario de inicio de la Independencia, se ha convertido en un lugar muy particular para visitar porque además de la visita por el museo, también se puede incluir –yo diría que parte imprescindible–, la sección del edificio mismo. Después de acondicionar todas las áreas del Monumento –incluidos sus cimientos–, y colocar su elevador panorámico, nos brinda la posibilidad de caminar por su estructura interna, hecha por completo de hierro hasta llegar al remate de la cúpula que lo cubre que conserva un golpe derivado de la caída de un rayo, en algún momento del siglo XX. Además, podemos descender por unas cómodas escaleras que se colocaron ex profeso en uno de los machones (o soportes) del monumento que resultan fascinantes para entender cómo fue concebido el edificio desde su construcción. No hay que olvidar visitar también la cimentación, totalmente en hierro, que aparece imponente incluso para los tiempos actuales. Los boletos se pueden comprar en línea y en Noche de museos, el monumento está abierto hasta la medianoche.

Monumento a la Revolución.

Fotografía: ssuma.com.mx.

El Museo Jardín del Agua es un recinto poco conocido que se localiza detrás de la Feria de Chapultepec y muy cerca del Museo del Niño. El lugar era parte central de la distribución del agua en la ciudad en la primera mitad del siglo XX. Es muy conocida la parte del Cárcamo de Dolores, decorada por Diego Rivera con una obra relacionada con el agua misma y que realizó en mosaico para que no se deteriora por el paso del líquido. Además de aprender sobre la historia del abastecimiento de agua a la capital y su cuidado, podemos apreciar una de las más grandes obras del muralismo mexicano, no sólo por su tema, sino por la técnica empleada.

También se puede visitar el Museo de la Acuarela, localizado en una hermosa casa por el rumbo de Coyoacán que el gobierno entregó a Alfredo Guati Rojo para que estableciera uno de los pocos museos dedicados en el mundo, a esa técnica (pintura diluida en agua sobre papel o cartulina). Si bien el recinto es pequeño, su acervo presenta verdaderas joyas como serían los dibujos de Saturnino Herrán, así como de otros artistas mexicanos. Para la Noche de museos de este mes, la entrada será libre. A las 18:00 horas habrá una visita guiada, a las 19:00 horas, una conferencia, y a las 20:00 horas, un concierto.

Sala Guati Rojo.

Fotografía: Yelp.

Por el rumbo de San Ángel, el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo participa en el evento con la proyección, a las 19:00 horas, del documental “Como una pintura nos iremos borrando” de Alfredo Robert, quien estará presente. En días pasados recién inauguraron la muestra “90 años del funcionalismo en México”, en la que destaca una maqueta del museo mismo realizada por distintos estudiantes de arquitectura que realizaron su servicio social; todos bajo la guía de un taller de la Facultad de Arquitectura de la UNAM.

Varios son los recintos participantes de la Noche de museos durante el mes de junio: el Museo de Arte Moderno, el Archivo General de la Nación, el Colegio de la Vizcaínas, el Centro Cultural de España en México, el Laboratorio Arte Alameda, el Museo Franz Mayer. Y no sólo en la Ciudad de México, sino en otras ciudades como Puebla, Guadalajara o Monterrey.

Recuerden que, en varios casos, la entrada es libre o a precios especiales, con visitas guiadas programadas, además de ofrecer conferencias, conciertos o actividades especiales como muestras gastronómicas. Visite las páginas web o el Twitter de cada museo (o no dude en llamar por teléfono, antes de acudir, para confirmar la extensión del horario).

De algunas de las exposiciones antes mencionadas, escribiremos de forma particular en otras entregas.

No olvidemos que el arte nos brinda posibilidades infinitas para profundizar en nuestra formación como seres humanos. Reconocernos en el arte es una forma de alimentar nuestro ser y vivir los momentos difíciles de la vida actual con mayor tranquilidad.

Página de la Noche de museos de la Ciudad de México:

https://www.museosdemexico.com/noche_de_museos/

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

2 comentarios

  1. Miguel Rojas Corona

    Me interesa recibir información de eventos culturales.

    Saludos

  2. J.RAQUEL REYES MARTINEZ

    me interesa saber mas de visitas nocturnas

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Áurea Maya

Áurea Maya
Historiadora del arte y musicóloga. Es investigadora del Centro Nacional de Investigación Musical “Carlos Chávez” (CENIDIM-INBA). Autora de libros y ensayos sobre la ópera y la zarzuela en México los siglos XIX y XX, además de especialista en la catalogación de archivos musicales. En 1994 realizó la restitución de la ópera Ildegonda de Melesio Morales, en colaboración con Eugenio Delgado, estrenada con motivo de la inauguración del Centro Nacional de las Artes y grabada en disco compacto. Una de sus publicaciones más recientes es un ensayo sobre la vida social a través de la ópera en México en el libro Los papeles para Euterpe. La música en la ciudad de México desde la historia cultural, siglo XIX (Instituto Mora, 2014). Es miembro de la Asociación de historiadores Palabra de Clío y docente en instituciones de Educación Superior.