Home || Ciencia y tecnología || Propiedad Intelectual para el Desarrollo Económico

Propiedad Intelectual para el Desarrollo Económico

Propiedad Intelectual.

Ernesto Piedras


Homo Telecom

Imagen: Llorente & Rayón.

viernes 5 de julio de 2019

La noción y la definición de crecimiento económico son dinámicas en diversos sentidos, no sólo por su vía de dimensionamiento, sino también por la identificación de sus determinantes a través del tiempo. En las diversas fases de desarrollo de las economías, se observa cómo dependen cada vez más de activos intangibles y menos de la obtención o extracción de materias primas o de las manufacturas.

Precisamente por ello gana importancia la Propiedad Intelectual (PI), integrada por los derechos de autor y la propiedad industrial, como medio de protección a los activos intangibles. Conforme a la evidencia, estos estimulan el desarrollo económico, tecnológico y creativo, a la vez que promueven la competencia mediante la creación de una motivación financiera para la invención y la innovación, a cambio de la divulgación y acceso de la invención para el público.

En el paradigma de las economías modernas, la innovación se incentiva a través de los sistemas de protección a la propiedad intelectual, con lo cual el inventor o creador tiene derechos de explotación por un determinado tiempo sobre su respectiva innovación o creación, con el fin de cubrir los costos asociados y premiar su esfuerzo creativo.

Los gobiernos y los organismos de cooperación internacional reconocen el valor de los activos intangibles.

Estudios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) documentan que las empresas consideran a los activos intelectuales como factores estratégicos en la creación de valor.[1] Lo mismo hacen los mercados financieros al asignar más de cuatro quintas partes del valor total de las empresas de los Estados Unidos que cotizan en bolsa a sus activos intangibles.[2]

Mercados financieros.

Imagen: Economía Simple.

Métricas Internacionales de Propiedad Intelectual: Patentes

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) apunta que la Propiedad Intelectual (PI) “se refiere en general a todas las creaciones del intelecto. Los derechos de PI protegen los intereses de los innovadores y los creadores al ofrecerles prerrogativas en relación con sus creaciones”. Asimismo, afirma que la PI se divide en dos ramas, a saber: la propiedad industrial y el derecho de autor.[3]

Al respecto, la propiedad industrial se define como “las patentes de invención, los diseños industriales […], las marcas de fábrica, las marcas de servicio, los esquemas de trazado de circuitos integrados, los nombres y las denominaciones comerciales, las indicaciones geográficas y la protección contra la competencia desleal”.

De acuerdo con el reporte “World Intellectual Property Indicators 2018” de la OMPI, en términos globales, las solicitudes de patentes presentadas por el conjunto de países del mundo alcanzaron 3.17 millones en 2017, cifra equivalente a un crecimiento anual de 5.8% respecto a 2016.

El crecimiento a nivel mundial en una trayectoria de largo plazo ha sido sostenido desde 2003, con niveles positivos durante todos los años hasta 2017 con excepción del 2009, debido a la crisis financiera mundial.[4] Esta dinámica es explicada principalmente por el crecimiento anual reportado por China de 14.2%, único país que registra incrementos anuales de doble dígito desde 2010.

Destaca también la marcada concentración mundial de las solicitudes de patentes presentadas durante 2017. Los primeros cinco países por el número de patentes solicitadas son: China, Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y la Oficina Europea de Patentes, que contabilizan 84.5% de las solicitudes a nivel mundial. Este coeficiente ha ido en aumento en la última década, tal que en 2007 este mismo grupo de países registraba 75% de las solicitudes de patentes.

Respecto al resto del mundo, de los 20 países con mayor número de solicitudes de patentes registradas: 12 corresponden a países de ingreso alto, 6 registran ingresos de nivel medio-alto, mientras que únicamente 2 países de la lista son de un nivel medio-bajo de ingreso.

La participación de los países de ingreso medio-alto ascendió de 19.9% en 2007 a 48.1% en 2017, acompañado de una disminución en los países de alto ingreso, al reducir su ponderación de 76.4% a 49.1% en el mismo periodo.

Entre las regiones del mundo, Asia ostenta 65.1% de las solicitudes a nivel global, mientras que Norteamérica (Estados Unidos y Canadá) contabilizó únicamente 20.3%, seguido de Europa (11.2%), América Latina y el Caribe (1.8%), Oceanía (1.1%) y África (0.5%).

Origen de las Patentes

En la clasificación de las solicitudes de patentes presentadas por país de origen, destacan los países con un nivel medio y bajo de ingresos por su dependencia de agentes externos al país, puesto que la composición de las solicitudes totales es principalmente extranjera y proviene de manera predominante de países de ingresos altos.

La estabilidad macroeconómica y cambiaria es fundamental en aquellos países para incentivar la inversión en Investigación y Desarrollo (I+D) que fomente las solicitudes de patentes.

Al respecto, se presentaron más de 230 mil solicitudes de patentes en el extranjero por parte de residentes de Estados Unidos, superando las más de 60 mil solicitudes realizadas por ciudadanos chinos.

Las solicitudes presentadas en el exterior por ciudadanos estadounidenses representaron más de la mitad de las solicitudes presentadas por residentes extranjeros en Canadá (52.8%), Israel (51%), México (52.8%) y Noruega (75.3%).

Por el origen de las empresas solicitantes, destaca que las primeras 50 por el número de patentes registradas se localizan tan sólo en 5 países: Japón encabeza la lista con 20 empresas, seguido de China con 13, Corea del Sur (7), Estados Unidos (6) y Alemania (4).

Huawei.

Fotografía: Universidades CEU.

Intensidad y Especialización en la Solicitud de Patentes

Los contrastes en la solicitud de patentes entre países dependen de múltiples factores, como población, gasto en I+D y nivel del PIB, entre otras variables. Por esta razón, surge la necesidad de generar indicadores de intensidad en la actividad de patentes que controlen las diferencias estructurales entre países.

Bajo mediciones ajustadas, Corea del Sur es el país que más solicitudes ha presentado en términos relativos frente al PIB, en segundo lugar, se encuentra China, seguido de Japón, Alemania y Suiza. La región asiática ha tomado un papel fundamental en I+D a nivel global, tal que los tres países asiáticos referidos conforman un principal bloque de innovación en el mundo.

Por otro lado, entre las actividades económicas e industrias en las que abundan las solicitudes de patentes alrededor del mundo se posicionan: en primer lugar, la tecnología computacional, seguida de la maquinaria eléctrica y la comunicación digital. Entre las anteriores, la comunicación digital se ubica entre las categorías con mayor crecimiento anual entre 2006 y 2016, al registrar un crecimiento anual promedio de 8.5%. Lo que apunta a una intensificación en la solicitud de patentes relacionada a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

Sin embargo, las solicitudes de patentes relativas a las TIC se concentran de manera importante en dos mercados: el asiático y el norteamericano, con 44.8% y 38.2% del total, respectivamente. Mientras que Europa se posiciona en tercer lugar con 13.2% y el resto del mundo tan sólo contabiliza 1.3%, una diferencia abismal frente al conjunto de países anteriores.

La tecnología computacional y la comunicación digital representan las principales categorías de solicitud de patentes para los países asiáticos (Corea, China y Japón) junto con Estados Unidos, mientras que en Francia y Alemania las patentes de transporte son las más solicitadas, y en Suiza y Reino Unido las patentes farmacéuticas se llevan el primer lugar.

Métricas Internacionales de Propiedad Intelectual: Patentes Otorgadas

Ahora bien, con respecto a las solicitudes aceptadas, en 2017 se otorgaron alrededor de 1.4 millones de patentes a nivel global, 3.9% más que en 2016. Nuevamente China, Estados Unidos, Japón y Corea se encuentran en las primeras posiciones. La participación del continente asiático a nivel mundial fue de 57.2%, reafirmando su posición global en términos de innovación tecnológica y computacional. En contraste, la participación conjunta de África, Oceanía, Latinoamérica y el Caribe únicamente ascendió a 3.9%.

Por otro lado, las patentes vigentes han aumentado de manera acelerada en las últimas dos décadas, se registró un incremento de 8.5 millones en 2008 a 13.7 millones en 2017. En este rubro Estados Unidos supera a la región asiática al colocarse en primer lugar con 2.98 millones de patentes vigentes, seguido por China y Japón con 2.09 y 2.01 millones, respectivamente. México es uno de los tres países de ingreso medio (China y Rusia el resto) que pertenecen a los primeros 20 países en este rubro.

Las oficinas de patentes deben evaluar si el contenido de las solicitudes cumple con los estándares de novedad, no evidencia y aplicabilidad industrial definidos en las leyes nacionales. Es por esto, que los datos anteriores impiden una comparación simple entre países debido a la diversidad de criterios en los procesos de solicitud y otorgamiento de patentes entre las oficinas de cada país, pero son un indicador fehaciente de los flujos globales de inversión en innovación, tecnología y desarrollo.

Ante esta dificultad, el Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT, por sus siglas en inglés), salvaguardado por la OMPI, permite a los solicitantes solicitar la protección por patente de una invención simultáneamente en un gran número de países mediante la presentación de una única solicitud internacional PCT.

Las solicitudes PCT registraron un total de 253,000 en 2018, cifra que representa un incremento anual de 3.9%. Entre la lista de las 10 empresas que registraron un mayor número de solicitudes encontramos a empresas como: Huawei, Mitsubishi, Intel, Qualcomm, ZTE, Samsung, BOE Technology Group, LG, LM Ericsson y Bosch.

Además, los campos que registraron la mayoría de las solicitudes PCT fueron liderados por comunicación digital, tecnología computacional, maquinaria eléctrica, tecnología médica y de transporte.

Patentes Intercontinentales.

Imagen: Gatti & Asociados Marcas y Patentes.

Propiedad Intelectual y Desarrollo Económico

En suma, toda esta numeralia apunta a un crecimiento significativo y participación mundial de la región asiática en materia de propiedad intelectual, misma que se caracteriza por ser intensiva en innovación en los campos de tecnología computacional, comunicación digital y maquinaria eléctrica.

En ese sentido, es indispensable evaluar lo que las experiencias internacionales pueden dejar a México. Es notorio el esfuerzo que los países asiáticos están realizando para enfocar sus economías en la provisión de productos y servicios innovadores, cada vez más difíciles de replicar.

La transición a una dependencia mayor de las economías en activos intangibles como una realidad y una política debe ser promovida por el Estado.

La innovación constituye un insumo indispensable para el crecimiento de las economías que detona efectos multiplicadores a partir de las ganancias en productividad que nuevas tecnologías puedan facilitar.

Para materializar este escenario es importante contar con un marco regulatorio y con políticas públicas que protejan y creen incentivos necesarios para la innovación.

Notas:
[1] OCDE. (2008). Intellectual Assets and Value Creation. Synthesis Report. París. Disponible en: http://bit.ly/2Xg40hn.
[2] Aon. (2019). 2019 Intangible Assets Financial Statement Impact Comparison Report. Global Edition. Disponible en: https://aon.io/2FPdYk1.
[3] Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). Principios Básicos de la Propiedad Industrial. Disponible en:http://bit.ly/2Jm2cym.
[4] WIPO (2018). World Intellectual Property Indicators 2018. Geneva: World Intellectual Property Organization. Disponible en: http://bit.ly/2XmZHGa.
El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Ernesto Piedras

Ernesto Piedras
Economista (ITAM-London School of Economics), Director General de The Competitive Intelligence Unit (www.theciu.com), especializada en el análisis del mercado y la regulación de las telecomunicaciones. Además de haber trabajado en la industria de las telecomunicaciones, ha desempeñado diversos cargos académicos y en la administración pública. Es autor de diversos libros, artículos, ensayos, documentos de trabajo y capítulos en libros colectivos. Líder de opinión en medios de comunicación, con presencia regular en radio, televisión y prensa escrita. Entre sus participaciones destaca la colaboración en el canal de Foro TV y El Financiero-Bloomberg, la columna semanal Inteligencia Competitiva publicada en el periódico de circulación nacional El Economista, así como colaboraciones regulares en las revistas Consultoría, Expansión y Boletín Canieti, y diversas participaciones ocasionales en otras publicaciones. Anterior miembro del Consejo Consultivo de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) y actual miembro del Consejo de Participación Ciudadana para el fortalecimiento institucional de Radio Educación, emisora de la Secretaría de Educación Pública, Miembro del consejo editorial de Negocios 2017 de Grupo Reforma.