Home || Colaboradores || Gaston Melo || Y si México fuera una persona…

Y si México fuera una persona…


jueves 26 de diciembre de 2013

Es tiempo de amores, de amistades y placeres. Donde quiera que vayas un taquito, un deleite, un cariñito…

Es así la Navidad, el tiempo nuevo que se prepara.  Entre el 25 y el 31, los días hacen reflexión y algo de luto por el año que se va… Un tiempo que se anima de propósitos voluntariosos y celebraciones.

Tiempos del ecuménico Santa Klaus, que a todos visita y prodiga. El Mesías de Haëndel, por cierto compuesto mas para la Pascua que para la Navidad se escucha en todas las radios y en todas sus versiones.

Tiempos de visitas insospechadas,  de  plantas Pastoras o Nochebuenas, en el hemisferio norte de fríos y muchas prendas en el vestido y el desvestido también.

Hace frío hoy en París desde donde escribo esta nota y llueve también, lo que me hace pensar en los amigos, en aquellos con quienes he compartido la vida y me ofrecen la mas cercana referencia de eso que he aprendido a llamar, humano.

También pienso en los amores que nunca se van porque son eso, amores. Pienso en la belleza, así en abstracto, la reconozco en estas notas de Schnabel que hoy me ofrece la sonata 27 de Mozart, con sus acentos y profundidades que le van bien al tiempo y al clima.

Hay lugar para esa forma de organización que sigue siendo vigente en todas nuestras sociedades,  la familia. Tiempo de conciliaciones y carantoñas, de diálogos retomados.

Momento de libaciones y delikatessen. Tiempo de renovaciones y propósitos. Es una lástima que los países no sean personas.  Si México, sin embargo, fuese una, cuál sería su familia, cuáles sus amigos, qué propósitos, que enmiendas, qué diálogos.

Guatemala, hermana mía, quería decirte que estoy consciente que es muy poco lo que nos divide, que nuestra sangre es la misma, que tu sabes vestirte linda y que hueles a flores.

He sido algo huraño contigo y me encerrado en mi mismo, sabe que es porque me lo exigen en el trabajo. Pero hablemos que tenemos poco que conciliar  y mucho que construir juntos..

Gringolandia, perdóname lo familiar con que te llamo, pero ocurre que me hace falta un nombre para darte y este me gusta porque es a la vez ficción, fantasía y también evocación del Otro, de lo Otro. Me gusta tu pueblo ingenioso y sencillo, directo. Cuánto tiempo nos llevará entendernos mejor, abrir nuestras brazos, aprender a querernos. Hacer que sientas tuyos los sitios que dan identidad a muchos millones de tus habitantes, queremos tanto aprender tus temas y nos gustan tus escuelas. Anda, ven, intentemos contar juntos nuestra historia.

Mi Chinita linda, si aquí tienes tu casa ven, y ahora que te esta yendo tan bien, trae unos pesitos para invertir, juntos podemos hacer muchas cosas, mira arriba y abajo, hay un mercado lindísimo para los productos que podemos desarrollar juntos.

Y tu mi Francia querida, que bueno que ya resolvimos nuestra tonta querella. Si, pasa que entre el egocéntrico de tu anterior presidente y lo machín del anterior nuestro, no había para donde hacerse.  Pero ahora si, mira aquí tenemos lugar para tus profesionales, necesitamos  de tus sistemas  nosotros representamos para ti un mercado ahora y tu vas a representar uno para nosotros en poco tiempo. Si estamos claros en esto vamos dándole …

Y tierra adentro, es tiempo de volver a ser pueblo, a ser país, a descubrirnos y sentir que no somos uno sin el otro. Que el color cobre no hace mas tontas a las personas, ni la güeritud mas iluminados a los otros. Laicidad y ecumenismo cultural. Una generación basta para que andemos juntos el camino. Ahora si que nos necesitamos tomar en serio. Vamos poniendo a las palabra en el mismo nivel que las acciones.

Ya le había el país inspirado al Bate, a López Méndez ese: México, Creo en Ti…Es tan cierta la frase esa que dice… tu Hueles a tragedia tierra mía y sin embargo, ríes demasiado…

El país ha recibido ya demasiados quita-risas y se esta poniendo mas serio. Que siga así hasta legar un nuevo paradigma de mexicanidad. Un mas sano ambiente, un afán pulcro y férreo, disciplinado y congruente de bien-hacer las cosas.

México, tus Reformas duelen también, para sanar de ellas haz que la gente crea en ti. No les dejes mal. Deja que el por venir mejor que quieres, se cuente desde todos los ángulos. Refuerza algunos y contén otros.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Gastón Melo

Gastón Melo
Gastón Tadeo Melo Medina ha dedicado su vida profesional al quehacer comunicacional. Doctor en Psicología Social y de las Comunicaciones por la Universidad Louis Pasteur, Estrasburgo, Francia, (1981). Concibió y produjo hasta 2005 “Cumbre Tajín” Fórmula para el encuentro entre altas y bajas identidades. Concibió produjo y animó “Espacio Vanguardia” (EVAC), seminarios, conferencias y actividades para reconocer la perspectiva joven sobre la agenda nacional y global y una plataforma de encuentro y diálogo entre el mundo de las universidades y el de las empresas, habiendo creado redes presentes en 22 países de Iberoamérica (1997/2013). En su función de Productor y Director en diversos medios, ha ganado premios en Cinematografía con la película “Talpa”, adaptando la obra de Juan Rulfo y en televisión con diversos documentales de investigación etnológica, arqueológica y científica. Redactor en Noticieros de Televisa en 1974, corresponsal en Francia hasta 1980. Director de la oficina de la presidencia del Grupo Televisa y vicepresidente de Grupo hasta el 2001; asesor de su Presidente, hasta el 2013. Gastón Melo es socio Director del Sistema de Información Logística (SILOG) desde 1993. Concibió y es rector del Colegio de la Globalización, seminario permanente de formación de cuadros de negociadores con instituciones multilaterales. Asesor de varias empresas y gobiernos y colaborador de la revista Semanario sin Límite desde 2015, Gastón es también, medalla al Mérito Universitario por la Universidad Anáhuac de México y Officier de l’Ordre des Arts et des Lettres, condecorado por el Gobierno de Francia (1998).