Home || Colaboradores || Tres retos del nuevo gobierno

Tres retos del nuevo gobierno

Retos del nuevo gobierno

Gerardo Gil Valdivia


Pensar el futuro

Fotografía: NotiGAPE.

lunes 15 de octubre de 2018

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador tendrá muchos retos que deberá afrontar oficialmente a partir del 1° de diciembre. Sin duda, están los relativos a erradicar la corrupción y la impunidad, el combate a la pobreza y la disminución de la desigualdad, así como recuperar la seguridad pública. Estos temas han sido ampliamente tratados por López Obrador durante su campaña y por él mismo y su equipo de colaboradores durante este largo periodo de transición. Desde luego, existen muchos otros temas en la discusión pública como la continuidad o no de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, la obra de infraestructura más importante del país en las últimas décadas, el proyecto del tren maya y otros temas de enorme importancia.

Está también, desde luego, la llamada Cuarta Transformación de la República, en el contexto internacional del fracaso del socialismo real y del rechazo al neoliberalismo, o al menos a algunos de sus aspectos, como el aumento de la desigualdad, en las elecciones de varios países en los últimos años.

Pero en este espacio me referiré a tres retos globales que debe enfrentar la comunidad internacional y que, desde luego, afectan profunda y directamente a México. Estos son el crecimiento demográfico y la nueva composición de las sociedades; el cambio climático y la acelerada destrucción de la naturaleza; y, el cada vez más dinámico proceso de innovación científica y tecnológica.

En cuanto al aspecto demográfico, basta recordar que México tenía 13 millones de habitantes en 1900; cerca de 25.7 millones de personas en 1950 y ahora casi llegamos, según algunas estimaciones, a 127 millones. Se prevé que seremos en dos décadas más de 150 millones de personas. Las tendencias mundiales son también extremadamente preocupantes. A finales del siglo XIX la población mundial llegó a 2 mil millones de personas. En 2018 es de casi 7 mil 700 millones y en 2050 se estima que alcance los 10 mil millones de seres humanos. En México, al igual que a nivel global, se registra un importante envejecimiento de la población, así como una creciente tendencia hacia la urbanización.

sobrepoblación

Valle de México (Foto: Cuartoscuro).

Nuestro país deberá proporcionar cada vez más y mejores servicios en materia de educación, salud, justicia, transporte, cultura, recreación y, por supuesto, empleos productivos.

El segundo reto que refiero es el cambio climático, el cual es, probablemente, el mayor riesgo que encara el futuro de la humanidad en su conjunto. La semana pasada se publicó el más reciente Informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático. En términos generales, refiere que el problema del calentamiento global se ha agravado rápidamente. Debemos actuar de inmediato para mitigar y adaptarnos a las nuevas condiciones climáticas de origen antropocéntrico que amenazan a la civilización en su conjunto, con graves consecuencias para la alimentación, la salud, el empleo, la gobernabilidad y la vida misma en toda la Tierra. Este fenómeno del cambio climático es sólo uno de los nueve límites naturales del planeta que están siendo rebasados por la irresponsable actividad humana, todos ellos relacionados entre sí, como la creciente escasez del agua, la acidificación y degradación de los océanos y la extinción masiva de especies. México es un país altamente vulnerable al cambio climático, tanto por eventos hidro-meteorológicos cada vez más intensos y frecuentes, como por sequías, entre otros riesgos. Se prevé que en 2039 el norte del país alcance un incremento de 2°C, con una disminución de entre el 10 y el 20% de las precipitaciones, en tanto que en el resto de México el incremento de la temperatura podría ser de entre el 1° y el 1.5°C. Tal escenario sería simplemente catastrófico para el país.

Este tema está directamente vinculado con la energía, por la necesidad de reducir la emisión de gases de efecto invernadero, entre otros aspectos. El nuevo gobierno se propone incrementar el nivel de producción petrolera, sin fracking y, al parecer, también sin producción de hidrocarburos en aguas profundas, en una etapa de transición energética mundial, en la que la era del petróleo, como combustible, se ve cada vez más acotada. Es necesario tener conciencia de que queda poco tiempo para estos proyectos. Lo que no se aproveche eficientemente en los próximos años, probablemente se pierda. En todo caso, el tema del cambio climático sigue despertando poco interés entre la clase política mexicana.

El tercer tema que plantearé es el da la innovación científica y tecnológica más dinámica en la historia de la humanidad. Desde la Inteligencia Artificial, hasta la digitalización, la robótica y el profundo cambio en todas las áreas del saber con el registro del más importante progreso de la humanidad en materia de conocimiento científico y tecnológico. Estos temas son transversales a todas las políticas públicas. En suma, dichos cambios van a marcar, más pronto de lo que se espera, una muy profunda transformación en todos los ámbitos de la vida económica y social del país.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Gerardo Gil Valdivia

Gerardo Gil Valdivia
Gerardo Gil Valdivia es abogado egresado de la UNAM. Realizó estudios de postgrado en la Universidad de Harvard, (International Tax Program). Ha sido Investigador de Tiempo Completo en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, y profesor en varias Universidades en México y en el extranjero.Colaboró como funcionario de Nacional Financiera, fue Presidente de Latinequip, S.A.; Director General de Mexpetrol, S.A. de C.V. Es autor de varios libros y artículos sobre Derecho Público, asuntos internacionales, y energía y sustentabilidad entre otros temas. Es Presidente del Club de Roma (México), Vicepresidente de la Fundación Javier Barros Sierra y miembro del COMEXI.