Home || Colaboradores || De los tatuajes, 3ª Parte

De los tatuajes, 3ª Parte

Chica con tatuajes.

Ian Reider


Ayer, Hoy y Mañana

Fotografía: ForoCoches.com.

miércoles 10 de julio de 2019

¿Moda, código o decoración personal?

Bueno pues, aquí estamos para concluir ya con el tema de los tatuajes. El futuro de estos tiene una serie de aplicaciones de orden funcional de gran relevancia. Más allá del contenido simbólico, del valor estético y gregario de los tatuajes, el hoy y el mañana de estos está encaminado en aprovechar la impresión en la piel en un diverso número de aplicaciones distintas.

La idea de que ornamentar el cuerpo con tintas era una costumbre de malosos y mafiosos, ha sido trascendida y ahora hasta las abuelitas se tatúan flores, corazoncitos y los nombres o rostros de sus hijos y nietos.

En la actualidad hay quien se pone “avisos” de no resucitación en caso de accidente o evento cardio o cerebro vascular que ponga en riesgo su vida y que los obligue a llegar a algún sistema de salud. De esta manera, paramédicos y médicos involucrados en el tratamiento de estos pacientes saben, al descubrirle el pecho, su deseo de no ser mantenido con vida de manera artificial. Desde el artículo pasado comentamos que los tatuajes se utilizan para hacer trabajo cosmético en padecimientos como el vitíligo o en la impresión del complejo aréola-pezón para pacientes que se realizan cirugías reconstructivas post cáncer de mama. Además hay quien, en un ánimo de tener una apariencia estética permanente, tatúan el contorno de los labios, la línea de los párpados y a veces con resultados espeluznantes, las cejas.

Tatuajes médicos.

Imagen: Tattoo Blog.

A diferencia del estigma que representaron en otros tiempos, las tendencias de los tatuajes van encaminadas al cuidado y atención de la salud. Salvar la vida de una persona será posible gracias al o a los tatuajes que se realice. Es así que tatuarse será deseable ya que permitirá el acceso a datos importantes relacionados con nuestra identidad y nuestra salud. Los medios serán variados, por ejemplo, códigos QR o de barras, pueden proporcionar información vital sobre los padecimientos que tenemos, nuestro tipo de sangre o alergias. Salvar la vida con los mensajes impresos en la piel será un recurso habitual. El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) ha hecho de conocimiento público que han encontrado una manera de incorporar biosensores utilizando técnicas de tatuaje para, a través del cambio de pigmentación, poder tener, por ejemplo, el monitoreo de la glucosa de los pacientes diabéticos. El sensor de glucosa cambia de azul hasta marrón dependiendo del nivel de esta sustancia en sangre. El cambio en el pH puede registrarse cuando hay un cambio del púrpura al rosa. También habrá disponible un sensor de sodio y un segundo sensor de pH fluorescente que se podrán revisar con luz ultravioleta.

¿Has oído hablar de los tatuajes de grafeno? Bien, te cuento, en la Universidad de Texas se ha desarrollado una tecnología para realizar unos novedosos tatuajes electrónicos que permitirán dar seguimiento a las constantes vitales de las personas que los portan. Estos tatuajes podrían llegar a tener una funcionalidad que permita enviar una señal a un dron y controlarlo con el sentido de la vista como si fueras un maestro Jedi o un egresado de Hogwarts.

Soundwave tattoo.

Fotografía: Pinterest.

La creatividad y la inventiva rebasan cualquier frontera de la imaginación. Los científicos desarrollan ahora fusión de tecnología y tatuajes. Los soundwave tatoos que podrán tener recuerdos en forma de sonido. ¿Qué elegirías tú? ¿La voz de tu madre, de tu padre, de tu esposo o esposa? ¿La risa de tus hijos, una pieza musical?

O quizá tatuajes como los del reloj en el antebrazo de los personajes de la película El precio del mañana dirigida por Andrew Niccol y actuada por Justin Timberlake y Amanda Seyfried. ¿La recuerdan? Los niveles socioeconómicos se determinan por la posesión del tiempo, los que pertenecen a las clases sociales más bajas viven en zonas acotadas y trabajan para recibir sueldos miserables pagados con horas, minutos y segundos de vida. Estos tatuajes formarían parte del catálogo de los skin motion tatoos que serán piezas llenas de sensaciones y sentimientos. No alcanzo a imaginar qué tipo de emociones se recrearan y revivirán a través de los skin motion tatoos, espero que la aspiración sea reproducir sensaciones agradables.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Ian Reider

Ian Reider
Ian M. Reider realizó sus estudios en la UNAM y en la Universidad de Cincinnati, Ohio. Desde 1969 se ha dedicado a la mercadotecnia y a la investigación de mercados. Define su actividad como “metiche de nacimiento”. En 1969 y 1970 trabajó en Burke Marketing Research en Cincinnati, Ohio y México, D.F. En 1970 funda la empresa IMOP. En 1976 dicha empresa pasa a ser parte de la red de empresas Gallup y hasta 2001 la empresa es conocida como Gallup México. En 2005 Reider deja la presidencia de TNS Gallup y funda Impetus, una empresa dedicada a la consultoría en estrategias de mercadotecnia y de sistemas de información aplicada a la mercadotecnia. Ian Reider ha dado un sinnúmero de pláticas y talleres. También cuenta con diversos artículos sobre temas relacionados a la mercadotecnia y la investigación de mercados, así como el capítulo “Investigación aplicada. La opinión pública en México” del libro comunicación política editado por la UNAM y ser coautor del libro 100 autores en 500 palabras publicado en 2013. Ha recibido diversos reconocimientos y premios como, por ejemplo, Neocrata otorgado por la revista Neo, y World Achievement Award otorgado por The Gallup Organization. En 2012 recibió por parte de la CICOM, un reconocimiento por su trayectoria profesional. Desde 1996 es asesor del presidente del consejo de la comunicación, así como consejero en diversas empresas privadas y asociaciones civiles. Reider ha aprendido que cuando se sabe la pregunta le cambian la respuesta.