Home || Ciencia y tecnología || La fuerza de la Inteligencia Artificial

La fuerza de la Inteligencia Artificial

inteligencia artificial google

José Antonio Quesada Palacios


Desde otro ángulo


lunes 28 de mayo de 2018

Cómo está cambiando nuestro mundo

En estos días hemos vivido una serie de cambios verdaderamente trascendentales. El primero, es el cambio en la regulación de la privacidad de datos, y cómo estos van a manejarse en la Eurozona. El segundo, es la propuesta de modificación a la Ley Dodd-Frank de reforma financiera en Estados Unidos, en la que básicamente se reconoce el problema de los bancos que son “demasiado grandes para fallar” (too big to fail; lo cual tiene consecuencias financieras desastrosas), y de otros que podrán cargar menos regulaciones y en consecuencia liberar capital. Por otro lado, se encuentra el tema de la baja inclusión financiera y cómo se interrelaciona esto para el desarrollo comercial de las economías de la región.

Google ha definido siete puntos a considerar para el desarrollo del Internet del futuro: a) un internet móvil que proporcione conexiones a cada vez más dispositivos; b) una red ominpresente donde todos los puntos del planeta tengan acceso; c) una navegación de alta velocidad con grandes anchos de banda; d) computo en la nube que tenga operación 24×7, e) imarketing personalizado basado en perfiles inteligentes; f) disponibilidad en tiempo real de todos los servicios públicos y privados; y g) una evolución hacia las redes sociales inteligentes.

A mí me causa particular interés la respuesta de cómo podrían seleccionarse los candidatos a la Presidencia de la República si pudiéramos elegir a los mejores a través de los “Grandes Datos”, pero la realidad es que hoy en día ya se “discrimina” la elegibilidad de candidatos para empleos, y para una cantidad de tareas a través de estas herramientas. Hay colegios que para otorgar becas y seleccionar a los más aptos para estas posiciones, consultan las redes y hacen una búsqueda de todos los temas que existan sobre cierta persona y fortalecer así su decisión.

Tuve la oportunidad de participar en un evento denominado “Brasil tecnológico”, en el que empresarios brasileños mostraron una serie de desarrollos que podrían aportar a la región para hacerla más productiva; renglón en el que, por cierto, hemos bajado en clasificaciones, de manera que necesitamos reforzar para no perder atractivo. Dentro de ellos, en especial me llamaron la atención dos clasificaciones: una que se dedica a monitorear la logística de los camiones de carga y detectan de manera preventiva comportamientos erráticos de los conductores, y el segundo, una especie de globos aerostáticos que monitorean grandes cantidades de terreno y reportan anomalías predefinidas como detectores de movimiento, de humo, de lluvia, etcétera.

En ambos casos tuve mil preguntas para los empresarios sobre cómo es que tenían impacto inmediato con base a la experiencia recogida en Brasil, y les comentaba que si sus clientes no sufrían de robos de camiones, o de hurtos, o inclusive cómo era que de manera preventiva conocían si el chofer estaba en condiciones de conducir o se iba quedando dormido, o estaba en estado de ebriedad y no era apto. Sus clientes actualmente ya tienen la información para poder conocer esta información en tiempo real, y de este modo sea posible emitir una acción con las autoridades, u ordenarle al chofer que pare el vehículo porque no está autorizado para conducir así. Tanto las primas de robo como de accidentes, deberían bajar drásticamente y poder amortizar el costo de las inversiones que, para mi sorpresa, no son cuantiosas.

Temas como éste podrían ser utilizados en los camiones que son secuestrados por huachicoleros, como el accidente del tren que habría podido reportarse que recientemente ocurrió en Orizaba, Ver. Asimismo, poder controlar con precisión movimientos anormales del hampa y de traficantes en la sierra, con drones y cámaras con capacidad para cubrir el territorio de forma más eficiente que por patrullajes del ejército, y bajo este sistema ser quirúrgicos en la operación.

Es sabido que el hampa hackea y tienen su propia red de telecomunicaciones, pero lo interesante es que la base de datos del reporte de los globos aerostáticos está codificada en blockchain y se encuentra en la nube con altos estándares de seguridad.

La realidad es que hoy en día tenemos todos los elementos para hacer una inteligencia más precisa, y el gobierno, coordinado con los particulares, podrían establecer redes de protección con mayor precisión. Por otra parte, es conocido que nuestros datos pueden estar siendo utilizados por otros terceros que no están en la jurisdicción de nuestro país; por ello es muy importante realizar acuerdos globales para la definición de políticas, aspectos técnicos y socioeconómicos que impacten nuestro desarrollo, y una arquitectura de redes y modelos de referencia que puedan ser más eficientes. Las fronteras de los países ya se han disuelto para fines del comercio electrónico, y estos días precisamente una tienda departamental mexicana lanzó su portal para que los connacionales en Estados Unidos puedan comprar allá y entregar aquí los artículos; es decir, remesas en especie, donde el comerciante gane. En este sentido, es imperativo que también las regulaciones y las políticas, inclusive hasta las fiscales, se adecuen a esta nueva realidad.

“El internet para todos” es una promesa para quien llegue a la presidencia, ya que en la reforma de telecomunicaciones está incluido el derecho que todos tenemos de conectividad. Por lo tanto, esto va a cambiar la manera como hacemos banca, la manera como cuidamos nuestros datos, la manera en que interactuamos, y cómo nos comportamos y protegemos en sociedad.

tecnologia

Sin duda, un gran reto para todos los gobiernos, pero creo que no hay opciones para ver la gradualidad de ello. La población ya percibe la necesidad de estar conectados como un tema indispensable, como tener agua o electricidad, como algo implícito para su vinculación y desarrollo. Y esto nos seguirá llevando en una espiral donde los reguladores y autoridades siempre estarán un paso atrás de los emprendedores, quienes estarán pendientes de los vacíos que den áreas de oportunidad y sean lucrativas.

En suma, permítanme un pequeño ejemplo (que, por cierto, obtuve de redes sociales) que me parece perfectamente aplicable:

¿Hola, Pizza Hut?

No, señor. Pizzería Google.

Ah, discúlpame… marqué mal.

No señor, marcó bien. Google compró la cadena Pizza Hut.

Ah, bueno… entonces anote mi pedido, por favor…

¿Lo mismo de siempre?

¿Usted cómo sabe lo que yo pido?

Según su calle y su código postal, las últimas 12 veces usted ordenó una napolitana grande con jamón.

Sí, esa quiero…

¿Me permite sugerirle una pizza sin sal, con ricota, arúgula y tomate seco?

¡No! Detesto las verduras.

Su colesterol no es bueno, señor.

¿Y usted cómo sabe?

Cruzamos datos con su carnet electrónico y tenemos los resultados de sus últimos 7 análisis de sangre. Acá me sale que sus triglicéridos tienen un valor de 280mg/DL y su LDL es de…

¡Basta, basta! ¡Quiero la napolitana! ¡Yo tomo mi medicamento!

Perdón, señor, pero según nuestra base de datos no lo toma regularmente. La última caja de Lipitor de 30 comprimidos que usted compró en Farmacias San Pablo fue el pasado 2 de diciembre a las 3:26 P.M.

¡Pero compré más en otra farmacia!

Los datos de su consumo con tarjera de crédito no lo demuestran. No queremos que tenga problemas con el SAT señor…

¡Ándate a la @#&ˆ$%!

Perdón, señor, sólo queremos ayudarlo.

¿Ayudarme? ¡Estoy harto de Google, Facebook, Twitter, WhatsApp, Instagram!

Me voy a ir a una isla sin internet, cable ni telefonía celular.

Comprendo, señor, ¡pero aquí me sale que su pasaporte está vencido hace 5 meses!

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre José Antonio Quesada Palacios

José Antonio Quesada Palacios
Profesor de EGADE Business School México del ITESM. Maestro en Administración y Contaduría y ha estudiado en la Universidad Iberoamericana, el ITAM y la Florida International University. Fungió como Director de EGADE BS en el TEC de Monterrey. Es Contador Público Certificado por el Colegio de Contadores Públicos de México. Cuenta con más de 27 años de experiencia profesional en proyectos dirigidos a instituciones financieras, principalmente. Participa activamente en el IMEF, AMCHAM, Coparmex, CCE y en programas de vinculación universitaria con alumnos de varias universidades por medio del programa Betta, Gamma Sigma. Colabora como especialista en Servicios Financieros en PricewaterhouseCoopers (PwC) desde 1986 y es Socio Líder de Clientes y Mercados, coordinando las prácticas de 14 industrias y de la estrategia de enfoque al mercado de la misma firma. Es asesor de múltiples Consejos de Administración y especialista en procesos de colocación en el SEC de compañías extranjeras. Participó en JP Morgan Chase, con GBM International, Euromex, asesorando campañas de derivados. Asimismo, participó en la colocación de empresas extranjeras en el Mercado de Capitales de Estados Unidos.