Home || Colaboradores || El futuro de la educación

El futuro de la educación

educación

José Antonio Quesada Palacios


Desde otro ángulo

Foto: http://alejadorrego.blogspot.com

martes 4 de septiembre de 2018

En mi participación anterior hablé sobre la educación y los rezagos educativos de nuestro país. Y también señalé lo importante en la educación de las nuevas generaciones. En ese sentido, tuve varias respuestas de jóvenes que, con pesimismo, veían cómo nuestro país se obstaculizaba más en un sector educativo inoperante, y con la amenaza de echar para atrás la reforma educativa. Coincidía con la salida de la maestra Elba Esther Gordillo, y el renacer de los esfuerzos pasados e innecesarios de una educación socialista que ya no aplica en la modernidad, donde las ideologías han pasado a un segundo término, y la solidaridad y la responsabilidad social las han superado como complemento de calidad, pero no como una imposición de una corriente del siglo pasado.

Afortunadamente, ya nada podrá ser igual, incluso si estuvieran nuestros líderes equivocados en las corrientes educativas que nos quieran imponer. La realidad es más grande y el internet es un vínculo donde la globalización y las mega tendencias nos marcan las capacidades de un mundo digital que es mucho más apremiante, pero al mismo tiempo más alcanzable, a pesar de los enormes rezagos educativos que nuestro país tiene contra las principales economías.

Esto es todavía más claro cuando veo la oferta literaria con la que se apoyan los profesores en las aulas y donde para empezar, en el área de matemáticas, tenemos apoyos como Coursera o Khan Academy que pueden apoyar al alumno de manera gratuita y solamente con el deseo y la voluntad de aprender. Sí, no es directo ni fácil, y los maestros debieran ser unos facilitadores de estas tecnologías, cuando en la mayoría de los casos no es así, y en otros, ni siquiera conocen estas herramientas (ya no decir que las utilicen de apoyos educativos) y quieren que los alumnos sigan aprendiendo a través de los métodos tradicionales basados en la memorización.

tecnologías

Foto: https://t3mexico.mx

Por esto es tan importante recordar que más de la mitad de la población mundial no tiene ninguna clase de experiencia directa en el uso de internet y, en nuestro país, el porcentaje se mantiene. Empujemos a nuestros gobernantes para que esto cambie con la expansión de la telefonía móvil, el cual es un derecho de los ciudadanos mexicanos con base en la reforma de telecomunicaciones, y así poder cerrar un poco la brecha de la desigualdad de acceso a utilizar el internet. La educación sin duda será de las primeras industrias que sufra la disrupción, entre otras razones, porque los recursos que requiere son cuantiosos, y sus réditos no siempre son claros, como lo consta la enorme cantidad de ninis que tienen carreras universitarias, pero se ven segregados de una promesa de desarrollo mejor. La educación por internet, además, consigue elementos del aprendizaje humano muy claros, como lo son el crear, compartir, colaborar y analizar, siendo importante también, la posibilidad de diseñar disciplinas que se enfoquen en el uso de estas tecnologías para lograr avances significativos, y que nuestras autoridades las puedas considerar como válidas y necesarias.

Exageraciones aparte, las repercusiones de internet en la educación y el aprendizaje pueden considerarse al menos desde varios ángulos. Tenemos el potencial que brinda a los individuos para aprender con más libertad, sin las ataduras y restricciones del mundo real. El internet reduce las limitaciones locales, espaciales, temporales y geográficas para que los individuos puedan tener acceso a oportunidades de aprendizaje y a medios educativos de alta calidad, con independencia de sus circunstancias particulares. Así pues, internet sería ese medio que permite proporcionar educación en “cualquier momento, en cualquier lugar y a cualquier ritmo”. Hay analistas que han ampliado estas libertades para incluir la superación de impedimentos sociales y materiales, concibiendo así internet como un medio esencialmente democrático. La capacidad de dar soporte a interacciones y experiencias educativas “más libres” y “más justas” se considera un reflejo de las cualidades inherentes de internet en tanto “zona radicalmente democrática de conectividad infinita”.

El internet es visto como el soporte de una “nueva cultura del aprendizaje” que se basará en los principios “ascendentes” de exploración colectiva, juego e innovación, y no en la instrucción individualizada “descendente”. Internet hace posible un aprendizaje de muchos a muchos, en lugar de uno a muchos, lo que fomentaría modalidades de aprendizaje y desarrollo cognitivo de naturaleza profundamente social y cultural. Algunos pedagogos opinan que el estudiante se beneficia de los entornos socialmente ricos que hace posible internet. Por ejemplo, suele afirmarse que internet ofrece a los individuos fácil acceso a fuentes de conocimiento teórico y práctico fuera de su entorno inmediato. En este sentido, existe en la actualidad un interés considerable por la capacidad de internet para dar soporte a potentes formas de aprendizaje situado y comunidades de práctica digitalmente dispersas. Así, internet se considera una poderosa herramienta que permite el aprendizaje a través de actividades auténticas y de la interacción entre personas y entornos sociales más amplios.

Sin duda hay muchos detractores de las bondades de la educación por internet, y de la irremplazable ventaja de tener un maestro en el aula. Pero ¿qué pasa si ese maestro es deficiente? Si ese maestro no es preparado al nivel de actualización que se requiere. Si ese maestro esta politizado y deja a todos sus alumnos por irse a un mitin de la coordinadora. Si hay un sindicato que secuestra el futuro de una generación y los hace perder un semestre, o un año. Si hay inconsistencia en los contenidos. O si un padre de familia ya no puede pagar una escuela, ya no digamos privada, sino una pública, por sus libros, traslados, vestido, y demás actividades. ¿No sería mejor esto que “nada” y con ello no condenar a sus vástagos a la ignorancia?

educación

Foto: http://licenciadajimenez.blogspot.com

La tarea de reinventar escuelas y universidades para la era de internet no sólo exige “reconsiderar lo que es importante aprender”, sino también “repensar el aprendizaje mismo”. Así, hemos presenciado el desarrollo de modalidades de enseñanza construidas en torno a la creación colectiva (en lugar del consumo individual) de conocimientos con el objeto de dotar al aprendizaje de sentido lúdico, expresión, reflexión y afán explorador. En los últimos 10 años se ha producido una eclosión de ideas de educadores entusiastas que proponen desarrollar nuevos enfoques pedagógicos y currículos basados en la interacción social, la exploración, los juegos y la creatividad y la práctica. Todas estas propuestas de Escuela 2.0 reflejan los nuevos modelos de enseñanza abiertos al aprendizaje y al dominio de las tecnologías.

Es inevitable el cambio en esta era digital, y esto sin duda traerá consigo excelentes oportunidades. Ante el rezago educativo tan enorme y la falta de presupuesto y, de recursos, ¿tenemos alternativas? Vean el ejemplo de TEC Milenio para los posgrados y su tasa de crecimiento en los últimos años versus los demás programas del sistema del mismo TEC y las demás universidades. Si a nivel posgrado se está utilizando, ¿no sería mejor que en lugar de forzar a las escuelas y universidades, la SEP debe instaurar programas en línea que sean certificables y evaluables?

Creo que ya vamos tarde, pero es el momento en que México necesita propuestas más radicales para avanzar y no estar condenado a que un puñado de políticos y burócratas nos den “su propuesta educativa”.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

5 comentarios

  1. Armando Hernández

    Cierto es que estamos en la era digital y no podemos aislarnos del uso de las tecnologías, pero he tenido experiencias con algunos alumnos del TEC Milenio y de otras escuelas que no están acorde con lo que se plantea, en los casos que comento de las materias que se llevan en linea los alumnos no saben lo suficiente para aprobar las materias, afirman que los archivos que reciben no traen información suficiente para que comprendan bien el tema por lo que tienen que buscar ayuda externa, y en la gran mayoría de los casos lo que les interesa es pasar la materia como sea. Generalmente son ayudados por alguien durante el examen sobre todo en los temas que tengan que ver con matemáticas, y si la persona que les ayuda no está presente es porque están utilizando un algoritmo de computadora que ya les hizo alguien para resolver las cosas, donde solo tienen que meter los valores del examen y tienen el resultado y pasan sin saber como se hacen las cosas. Con todo respeto con ese sistema estamos teniendo profesionistas que no están a la altura de lo que el país necesita.

    No estoy en contra del uso del internet y las tecnologías pero creo que la generación actual quiere que la tecnología haga todo sin preocuparse ni siquiera de pensar si las cosas están bien o no, toman los resultados exactamente como los reciben y así los aplican, cuando no todos los análisis se pueden resolver de la misma manera ya que cada uno se da en tiempos y situaciones diferentes por lo que hay que hacer un modelo de comportamiento para cada evento que se estudie, y si aunado a eso la persona no tiene el suficiente conocimiento…

    • Alonso chavez cornejo

      Disculpe que discrepe con su comentario, pero la escuela no hace al alumno. El alumno hace a la escuela. Yo soy quimico y en tidos los aspectos de.mi vida emplee y enpleo las matematicas como ejemplo. Mi hija estudia en ese colegio y yo hubiese querido la forma en la que emplean las matematicas para un uso practico. El que se queda corto es el alumno y pasa ek que quiere. El que realmente quiere aprender tecibe retroalimentacion y se le.brinda mas oportunidad. Estan ante un estilo de trabajo al que yo nunca estuve preoarado y que gente muy joven domina. Ellos vienen con la nueva tecnologia y desarrollan habilidades y criticas que a su edad no teniamos ni pensabamos. Leen de 2 a 3 libros por mes ni siquiera lo.pensaba. si eso no es suficiente pues no.entiendo su comentario. El prejuicio y me incluyo ante estos nuevos esquemas es muy amplio y cada vez veo mas estas plataformas en las que yo no estoy familiarizado, pero funcionan como los programas que esta empleando ka autonoma de tamaulipas y muy exitosos y de gran calidad y son a distancia. Creo que es necesario replantear estas plataformas y nuestra vision con algo que ni va a detenerse y que dia a dia gana mas campo como es la capacitacion a distancia y que veamos el vaso medio lleno no medio vacio con estas nuevas ofertas educativas que tambien muestran nuestras deficiencias, carencias y sobre todo miedo e incertidumbre en su empleo.

  2. Estimado Maestro Quesada Palacios: Afirma usted que la época de la educación socialista ya ha pasado porque ya no es época de ideologías.
    A mí como defensora de Derechos Humanos, quisiera llamarle la atención sobre un Pacto Internacional firmado por México en la ONU, el de los DESC: Derechos (Humanos) Económicos, Sociales y Culturales) de acuerdo al cual corresponde al Estado asegurar, entre otros, el derecho a la Educación Gratuita y/o Accesible y de Alta calidad. A este Pacto se le abrevia como PIDESC. Al inicio del sexenio de Enrique Peña una coalición de Organizaciones de Derechos Humanos que tienen presencia en México (Amnistía Internacional y todas las incluidas en la Red TDT- Todos los Derechos para Todas y Todos) instó al flamante presidente a que firmara y ratificara en la ONU el Protocolo Facultativo del PIDESC para dar a todos los mexicanos la oportunidad de defender estos derechos (laborales, a la salud y educación accesibles y de alta calidad, soberanía alimentaria, no discriminación, etc.) EPN se negó -obviamente porque estorbaba sus reformas neoliberales. Todo este comentario apunta a mi conclusión y opinión de que el Estado Mexicano sigue obligado a proporcionar educación accesible y de alta calidad a todos los mexicanos, al mismo tiempo respetando los derechos laborales de todos los mexicanos, desde luego los maestros. Y no estoy hablando de ideologías, sino de un compromiso que firmó el Estado Mexicano en la ONU y que debe cumplir. Gracias.

  3. Armando Hernández

    Respeto su manera de pensar pero creo que no me entendió lo que pretendía exponer, yo no he dicho que no esté bien la plataforma, tampoco he dicho que no es funcional, y efectivamente se está implementando en todos lados, lo que quise decir es que la generación actual no tiene las condiciones para aprovechar como se debe ese tipo de enseñanza, ya que por la cultura y la idiosincrasia que posee aunado a las condiciones actuales del país lo único que quieren es obtener el titulo de la manera que sea, si su hija realmente lo esta aprovechando felicítela de mi parte, no dudo que haya personas que realmente se esfuercen y aprendan, pero en general no es así.

    Reciba un saludo de mi parte y gracias por haber leído micomentario.

    • Jose Antonio Quesada

      Entendido Armando, y valoro tu punto de vista que sin duda tambien tiene que ser ponderado para que sea exitoso el ejercicio. Un saludo,

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre José Antonio Quesada Palacios

José Antonio Quesada Palacios
Profesor de EGADE Business School México del ITESM. Maestro en Administración y Contaduría y ha estudiado en la Universidad Iberoamericana, el ITAM y la Florida International University. Fungió como Director de EGADE BS en el TEC de Monterrey. Es Contador Público Certificado por el Colegio de Contadores Públicos de México. Cuenta con más de 27 años de experiencia profesional en proyectos dirigidos a instituciones financieras, principalmente. Participa activamente en el IMEF, AMCHAM, Coparmex, CCE y en programas de vinculación universitaria con alumnos de varias universidades por medio del programa Betta, Gamma Sigma. Colabora como especialista en Servicios Financieros en PricewaterhouseCoopers (PwC) desde 1986 y es Socio Líder de Clientes y Mercados, coordinando las prácticas de 14 industrias y de la estrategia de enfoque al mercado de la misma firma. Es asesor de múltiples Consejos de Administración y especialista en procesos de colocación en el SEC de compañías extranjeras. Participó en JP Morgan Chase, con GBM International, Euromex, asesorando campañas de derivados. Asimismo, participó en la colocación de empresas extranjeras en el Mercado de Capitales de Estados Unidos.