Home || Ciencia y tecnología || Voluntad, libre albedrío y determinismo cerebral

Voluntad, libre albedrío y determinismo cerebral

decisiones

José Luis Díaz Gómez


Mente y Cuerpo


sábado 6 de octubre de 2018

El libre albedrío es una cuestión clave y polémica, adjunta al problema mente-cuerpo. Tradicionalmente, se ha considerado como una de las características propias del ser humano, pues la función primaria de la voluntad es dar sentido a la existencia y definir a un individuo para sí mismo y para los demás. Otto Rank consideraba que el ser humano experimenta su individualidad en términos de su voluntad, pues su existencia personal es idéntica a su capacidad para expresar su voluntad en el mundo. En consecuencia, la capacidad humana de elegir libremente entre disyuntivas o engendrar acciones constituye una piedra fundamental de la ley, la ética y la religión, pues permite asegurar deberes y asignar responsabilidades.

En lo que se refiere a su fundamento biológico, la voluntad tiene varios niveles de integración y control. Cuando al presentarse un estímulo se origina automáticamente una acción en un organismo vivo, como ocurre con los reflejos, no opera voluntad alguna. Empero, éste es el sustrato fisiológico desde donde se construye esta facultad, pues, en un siguiente nivel, el organismo toma una acción por la simple percepción adecuada de circunstancias, sin que medie un juicio elaborado. Esta selección es común a muchas especies animales, como ocurre en la disyuntiva entre pelear o huir ante un contrincante. Los humanos actuamos normalmente sin tomar decisiones deliberadas, sino respondiendo a estímulos del medio de forma aparentemente impensada, pero variable y apropiada. En el siguiente nivel de organización ya ocurre una representación explícita o consciente de varias metas, un cotejo de posibles cursos de acción y la elección deliberada de una conducta con sentido. Esta toma voluntaria de decisiones requiere un estado de autoconsciencia y de la libertad del sujeto. En ella interviene el lóbulo frontal y es posible que ocurran instancias elementales de elección cognitiva no verbal en simios, cetáceos y otras criaturas encefalizadas que desarrollan estrategias. En los seres humanos puede verificarse una función cognitiva aún más elevada y es la modulación de posibles cursos de acción por creencias y valores. Esta modulación permite inhibir impulsos básicos, motivaciones fisiológicas, pulsiones o deseos. Esta habilidad es central para la ética, pues en las culturas humanas se espera que los individuos procedan tomando en cuenta valores, costumbres y pautas de comportamiento propias de la llamada conciencia moral.

libro

Portada de “La libertad de acción” (2000) de Daniel Dennett, prominente filósofo de la mente que aboga por un compatibilismo entre el determinismo y la libertad de acción con base evolutiva y científica. Revisa la evolución histórica del dilema desde varios puntos de vista.

Ahora bien, aunque en los procesos más elaborados de la voluntad opera la libertad de elección, un problema sin resolver es si verdaderamente existe el libre albedrío. Para comprender la dificultad sólo es necesario recordar que vivimos en un mundo de causas y efectos, donde todo evento o proceso reconocible responde a una causa. Éste es uno de los supuestos de la ciencia, pues en buena medida busca causas eficientes de los objetos, los procesos y los eventos del mundo. Si en el mundo natural opera un determinismo de causas y efectos, se elimina por necesidad el libre albedrío. Y, al revés, si se acepta el libre albedrío, se rechaza un determinismo necesario y se afirma un principio acausal que permita la libertad. Ahora bien, como todo indica que en este mundo procede un determinismo causal, si se quiere salvaguardar el libre albedrío, como lo indica la conciencia de cada uno y lo requiere la ética y la ley, es necesario avenir estos dos preceptos. Ésta constituye una posición compatibilista que debemos justificar desde la neurociencia y la ciencia cognitiva siguiendo los pasos del pionero de la psicología científica William James, quien, a finales del siglo XIX, se declaró compatibilista afirmando que: “mi primer acto de libre albedrío será creer en el libre albedrío”.

elecciones

Árbol de decisiones sobre el determinismo y el libre albedrío que resulta en tres posiciones, dos que consideran incompatibles estos dos principios (zona gris), el libertarianismo y el determinismo fuerte. El compatibilismo considera que los dos principios son ciertos (Tomado de: Wikipedia en catalán -por eso “zierto” va con zeta-).

Desde la década de 1970, el neurofisiólogo estadounidense Benjamin Libet llevó a cabo una serie de ingeniosos experimentos neurofisiológicos en humanos en relación con el movimiento voluntario. Muchos han considerado que sus resultados refutan el libre albedrío porque se registra un potencial eléctrico en la corteza frontal del cerebro antes de que el sujeto haya tomado la decisión espontánea de mover un dedo. Este potencial preparatorio se inicia medio segundo antes de la acción y un tercio de segundo antes de tomar la decisión. Aparentemente, los eventos cerebrales relacionados a la toma de decisión consciente ya estaban en marcha cuando el sujeto tomó la decisión, lo cual haría de la libertad de acción un epifenómeno o una percepción falsa: los humanos vivimos en el espejismo de una libertad aparente e inexistente.

científico

Benjamin Libet (Foto tomada de la página de la Society for Neuroscience).

Hay que considerar que el experimento involucra el movimiento de un dedo en una situación alejada de la experiencia habitual de los humanos y que no se realizó una medida directa del momento de la toma de decisión, sino que los sujetos reportaron el instante de su decisión viendo un reloj segundero. El experimento refleja la operación de una red de áreas encefálicas que preparan una decisión inminente algún tiempo antes de que ésta se haga consciente. Existen eventos cerebrales inconscientes y preparatorios para la toma de una decisión, pero no demuestran que estos eventos sean una causa única, suficiente y necesaria para que ocurra. En algún momento de este proceso ocurre un estado de volición que necesariamente tiene un correlato nervioso aún desconocido. El propio Libet considera que hay un breve lapso en el que puede intervenir el libre albedrío para bloquear una acción casi en marcha. Estudiando a macacos que deben tomar decisiones para obtener alimento, el neurofisiólogo mexicano Ranulfo Romo coincide en que existe un breve lapso de unos 200 milisegundos de arbitrio entre que surge la idea de realizar una acción y el momento en que se decide realizarla.

decisiones

Experimento de Libet. Se le pide a un sujeto que mueva un dedo cuando lo decida y se registra su electroencefalograma, su reporte de cuándo tomó la decisión observando un reloj segundero y el movimiento del dedo. El tiempo se grafica en la horizontal y el 0 constituye la acción (el movimiento del dedo). 550 milisegundos antes en su corteza cerebral premotora (anterior a la zona motora) se registra un potencial preparatorio, 200 milisegundos antes (W, línea vertical) de que el sujeto reporta haber tomado la decisión.

Presenté hace muchos años un argumento para hacer compatible el determinismo neurofisiológico con la libertad de elección y acción. Señala, en primer lugar, que la voluntad de elección y de acción se ejerce en el estado mental que denominamos autoconciencia, pues durante la vigilia habitual opera un determinismo estímulo-respuesta automático, como el que sucede cuando conducimos un automóvil. Ahora bien, una decisión voluntaria, como toda actividad mental, debe tener un correlato nervioso. El punto crucial es el siguiente: la  red neuronal involucrada en la autoconciencia y la voluntad (que por el momento no conocemos con exactitud) se activa por ciertas causas fisiológicas, como son los procesos cerebrales de motivación, y tiene ciertas consecuencias, como son los procesos cerebrales que engendran actos voluntarios. En suma: el estado de autoconciencia que permite el libre albedrío no implica ausencia de causa y la voluntad es un fenómeno real que se correlaciona con la actividad e interacción dinámica de ciertas zonas cerebrales, actividad que tiene causas y consecuencias. De esta forma, se afirma que la libertad de acción o “libre albedrío” es un evento psicofísico compatible con un determinismo neurológico y se rechaza la idea de que el determinismo es incompatible con el libre albedrío y también la tesis de que el libre albedrío implica una acausalidad física.

La autoconciencia es una capacidad humana de alto nivel fundamentada en funciones naturales, en particular ciertas funciones cerebrales de alta jerarquía y reciente adquisición evolutiva. La autoconciencia surge cuando los individuos se percatan de su cuerpo y de sus operaciones mentales, cuando deliberan, reflexionan o controlan su atención, su memoria y en general el curso de sus actos y su proyecto de vida. En este sentido la autoconciencia es probablemente el recurso mental más destacado de la especie humana y, por ello, ha sido metódicamente cultivada en muchas tradiciones de sabiduría.

Los contenidos de la columna Mente y Cuerpo forman parte del próximo libro del autor.

Copyright © (Todos los Derechos Reservados).

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

10 comentarios

  1. Raúl Maldonado Rodriguera

    Escribe Hume que no hay tema tan contensioso que el del Determinismo y el Libre Albedrío.
    Yo no puedo entender como puede haber decisiones libres si se parte de la fe o del dogma que solo existe la materia-energía, o solo partículas materiales y radiación electromagnética, materia obscura y energía obscura.
    Todo sería procesos físico químicos, deterministas y alguna pizca de indeterminismo. Pero nada que ver con la libertad que sentimos los seres humanos.
    La afirmación de Epicuro de que si no existe un movimiento azaroso en los átomos, el clinamen, que diera cuenta del libre albedrío, que mejor nos regresamos a las creencias antiguas en los Dioses a pesar de sus iniquidades
    Me parece claro que es más claro partir de la pregunta qué o mejor aún, quien somos.
    Yo me la hago. Si la respondo diciendo que solo soy un agregado de átomos, instantáneamente caigo en la tristeza y en el nihilismo. Pues me veo como “robot orgánico “, en palabras de Dennett en el libro citado en el artículo. No veo escapatoria: si solo somos un agregado de átomos y sus interacciones físico químicas, no veo como podemos ser agentes y no robots.
    Dice Ferrater Mora en su Diccionario de Filosofía, que la solución que plantea Kant, es qué hay dos esferas de la realidad, por decirlo simplificadamente: la esfera Materia y la Espiritual , esto es ,un dualismo de substancias. Y la esfera Espiritual no se puede demostrar su existencia. De ahí la afirmación de William James arriba citada. Es un acto de Fe en base a el sentimiento de ser agentes y todo lo que esto implica: la vivencia o experiencia de ser personas, seres morales, seres responsables.
    Si se quiere asfixiar estas vivencias, se colapsa de inmediato la Civilización.
    De hecho, al no comportarnos éticamente, solidariamente, está colapsando la civilización.
    Sobreviviremos si creemos firmemente que no somos solo un agregado de átomos, sino que somos seres sobrenaturales viviendo en un mundo material.
    Hay que “Elegir ser Humanos “ como el título de un libro de Rene Dubos, del fce, y comportarnos vívidamente, experiencialmente como humanos. Solidariamente. Amorosamente.
    Si nos comportamos como robots orgánicos sujetos a la selección natural sobre las mutaciones al azar, no sobreviviremos y si lo hacemos, sería en un nivel infrahumano, como en la actualidad.

  2. Raúl Maldonado Rodriguera

    Estimado Dr Díaz Gómez, aún es pertinente hacer aquí un comentario a su ensayo del 25 de agosto del 2018,
    “Debate: que se siente ser murciélago, rata o perro?”.
    1.-No sabremos exactamente cómo se siente, pero es claro que si sienten dolor y algunos sentimientos como nosotros. En la Biblia podemos ver que desde el Génesis hasta la meta que se anhela lograr con la colaboración de los humanos, es el bienestar de humanos y no humanos.
    2.- Es importante por los títulos de los libros de el Dr Thomas Nagel, que no obstante que se declara explícitamente ateo, se da cuenta que el Materialismo tiene serios problemas para describir la Realidad.
    Sobre todo su último libro:”Mind and Cosmos. Why the Materialist Neo-Darwinian Conception of Nature Is Almost Certainly False”. 2012.
    Traduzco libremente: “Mente y Cosmos. Porqué la Concepción Materialista Neo-Darwiniana de la Naturaleza, es Casi Ciertamente Falsa”.
    Sin haber leído el libro, con el puro título, me doy cuenta que difiere de Epicuro, aunque se da cuenta de las graves fallas del Materialismo, prefiere seguir siendo ateo. Seguramente se le hacen más graves las fallas del Teísmo Clásico que las del Materialismo.
    Como judio sufrió la pérdida de millones de sus compatriotas. En general para quienes nos confesamos creyentes es intratable el problema del Mal.
    Pero de ser creyente a que somos solo un agregado de átomos y por lo tanto que es una ilusión ser Personas, que es una ilusión el libre albedrío y por lo tanto la posibilidad de una vida Ética una ilusión, todas estas ilusiones generadas por el cerebro, elijo creer lo que siento que somos: Personas y no robots.
    No dejo de agradecerle nos comparta el contenido de si libro y lo sujete a debate.

    • Raúl Maldonado Rodriguera

      En los comentarios a sus ensayos del sábado 30 junio , del 7 de julio y del 28 de julio del 2018, elaboró argumentos que pueden ayudar a no quedarse atrapado en el Problema del Mal.
      Agregó que si quedamos atrapados en la creencia de que solo somos máquinas, robots orgánicos, y los animales y plantas también, este Mundo se convertirá en un infierno aún mayor al actual. Y si decidimos creer que somos a imagen y semejanza de Dios, que tenemos el mismo estatus ontologico, y que podemos hacernos corazón nuevo y espíritu nuevo, Ez 18:31, que somos hijos adoptivos de Dios, Rom 8:15, y que podemos trabajar, como colaboradores de Dios para restaurar el “paraíso “ al tratar humanamente a humanos y no humanos , podrémos disminuir mucho el sufrimiento innecesario.
      Por ejemplo, en noviembre del 2004, en Tepic, Nayarit, Un grupo de ciudadanos nos coordinamos para detener una tala demencial en la avenida más arboleda de la ciudad. Decidimos cambiar positivamente el rumbo de los acontecimientos por acciones demenciales en esa zona y lo logramos.
      Si hubiéramos creído que somos solo engranes de la maquinaria universal, no hubiéramos podido parar en seco tanta demencia.
      Nuestras acciones y omisiones cambian o perpetúan el Bien y/o el mal en nuestro interior o en el exterior.
      Es insano escribir libros que tratan de convencer a los humanos que Yo o las personas somos irreales, una ilusión, y que el libre albedrío y la ética es una ilusión, que el Materialismo es lo verdadero y el Personalismo y el Espiritualismo una ilusión.
      Que lograr la Fraternidad Universal es una utopía pues solo existen máquinas no humanos.
      Nosotros hacemos un infinito de diferencia según nuestras decisiones, y hay una diferencia infinita entre las máquinas y nosotros. Para empezar nosotros sentimos, las máquinas no. Ni idea de cómo podemos construir una máquina con sentimientos y sensaciones.
      Podemos elegir ser humanos o inhumanos.
      Que decidiremos?

  3. Raúl Maldonado Rodriguera

    Quizá alguien que se interesa en el vital tema del Problema Mente-Cuerpo, todavía no se ha enterado que John Horgan , acaba de escribir un libro: Mind-Body Problems:My Meta-Solution to the Mystery of Who We Are”, y lo subió en forma libre a internet. Le interesa que todo el interesado pueda leerlo y comentarlo.
    Varios especialistas ya lo han comentado.
    Yo solo he podido leerlo un poco. Muy interesante.
    Desde hace más de 28 años trató de seguir lo que escribe en Scientific American y en su blog en Scientific American. De Niño catolico, dejó de creer en Dios por el problema del Mal. Pero dice que cree en el libre albedrío. Hace tres meses estuvo en un retiro sobre meditación Budista y dice que algo se movió en su interior. Dice que el Materialismo tampoco lo convence.

  4. Raúl Maldonado Rodriguera

    Precisó datos de su blog: John Horgan – Cross-Check-Scientific American-Blog Network.
    Se puede acceder en forma gratuita a todas sus columnas. Trata muchos temas, en especial sobre Cosmología, y sobre todo los relacionados con el Problema Mente Cuerpo.
    Se le puede seguir en Twitter : @Horganism .

  5. Raúl Maldonado Rodriguera

    No está funcionando el contador de los like en Facebook.

    • Estimado Raúl Maldonado, una vez más agradezco sus intensos comentarios y su interés en el tema. Toca usted muchos aspectos y espero en el fin momento la oportunidad de comentarlos personalmente. Uno que no quiero dejar pasar es su rechazo a la idea de solo somos un agregado de átomos. Creo que nadie, ni los materialistas más reducción islas defienden esta idea, pues vivimos en un mundo de sistemas donde ocurren novedades metafísicas en la progresión atomos-moléculas-células-tejidos-órganos-organismos-grupos-sociedades-ecosistemas… la noción de espíritu pues acomodarse a un nivel del organismo o individuo en interacción con su mundo sin necesidad de apelar a una entelequia. Revisaré a John Horgan a quien segui en su tiempo y gracias una vez más por sus notas.

      • Raúl Maldonado Rodriguera

        Estimado Dr José Luis Díaz, me sería de gran gozo y al mismo tiempo una grave responsabilidad, el que se pudiera concretar ese diálogo personal buscando que surja una mayor Verdad.
        Me autodefino como un buscador de mayores verdades adonde sea que me lleve la búsqueda. Estoy seguro , y parafraseo a Jesucristo, que la Verdad nos ayudará a ser LIBRES.
        Lo digo contemplando con enorme preocupación, dolor, angustia y tristeza ,tristeza, las cadenas de ignorancia y maldad y egoísmo con que estamos autoencadenados los humanos.
        Si, con acento en la i, no pierdo la esperanza de que los humanos nos autoliberaremos si aprovechamos todo lo que hemos aprendido y logramos hacer una vasta Síntesis de lo que está en fragmentos.
        Creo que sufrimos una dolorosa esquizofrenia entre nuestra razón y nuestros sentimientos.
        Con mi fría razón me veo solo como una máquina surgida al azar. El sufrimiento por tantas carencias y limitaciones y tanta barbarie de los humanos hacia nosotros mismos y hacia los no humanos refuerzan mi sentimiento de que no hay ningún propósito ni significado en este cruel y absurdo universo., pero otra parte de mi ser quiere creer que no somos solo máquinas, que somo alguienes misteriosos, más allá de nuestros limitados razonamientos, pero que si los integramos con nuestros grandes y mejores sentimientos podremos salir adelante de este grave trance en que nos encontramos desde hace muchísimos siglos.
        Allá por 1980 compre un libro sobre los Sentimientos. Me encuentro en la CdMx muy lunes de la biblioteca personal, así que no puedo dar más datos. En este libro, el autor expresa algo así: Tus sentimientos es lo que tú eres. Antes en un libro de el Dr Alexis Carrel, “La Confucta en la Vida”, había leído que había que integrar razonamientos y sentimientos. Esto es parte de mis raíces.
        Ayuda a entender mi persistente aferramiento a mis sentimientos que atemperan a mi indomita razon.
        Antes me había encontrado con otro autor cuyo estandarte y lema era la necesidad de lograr integrar la Raxon y la Fe..
        Quede deslumbrado o mejor dicho, como iluminado o con Luz en la obscuridad. Había estado por años con una gran angustia ante el embate del Materialismo que hacia flaquear mi Fe y mis sentimientos flaqueaban y se apachurraban.
        Ahora ya podía blandir mis sentimientos y mi fe y tener como mi amiga a mi razón, a mi intelecto.
        Así podremos construir una Cosmovision aglutinadora de todo nuestro ser, y con todos los seres del Universo y lograr la Fraternidad Universal, para destinar el sueño de los Profetas y de los utopistas, hijos seculares o laicos de los primeros. Claro que existe la temible posibilidad de que solo seamos máquinas surgidas al azar. Pero vale la pena vivir y morir luchando por alcanzar nuestros más nobles ideales, cuidando que nuestros peores temores no nos inmovilicen.
        Discúlpeme que esto suene a sermón. Pero para quienes estan -y en parte yo lo estoy-en extrema necesidad y dolor y angustia, puede ser de luz todas estas notas y comentarios.
        Un último comentario.
        Hay la Teología Negativa. Ver en Wii. La idea y creencia de que no se puede desvelar con la pura razón el misterio de Dios, quién es Dios.
        A imagen y semejanza de Dios sostengo una Antropología negativa. Mi creencia de que el ser humano es insondable en parte. Con palabras burdas hablo un lenguaje dualista y así hablo de cuerpo y espíritu, cuerpo y mente. Pero bien pudiera decir : Siento que no soy solo máquina, siento que si creo que soy solo máquina extremadamente compleja, tanto que el cerebro no puede entender tata complejidad, aún así me deprimiría, pues aunque máquina muy compleja, solo máquina sería.
        Quiero seguir creyendo que el sentimiento de ser Persona y no máquina indica hacia una Realidad mayor, y que es un marco cognitivo, racional y de sentimientos y de fe.
        La Declaracion de los Derechos Humanos de la ONU de 1948, habla explícitamente, literalmente, en repetidas ocaciones, de fe en los Derecho Humanos.
        Es por Fe que fundamentamos los Derechos Humanos y la Dignidad de los Humanos! Y yo sgrego que también hay Dignidad y Derechos que respetar en los seres no humanos..
        Esta también es una confesión para mi querida familia a quien tanto he limitado por andar con mis investigaciones.

  6. Raúl Maldonado Rodriguera

    Es bueno recordar que la declaración de independencia de los EU de 1776 como la declaración de los revolucionarios franceses en 1789, apelan a la fe en Dios y en el Ser Supremo respectivamente.
    Implícitamente no tomaron en cuenta o hicieron s un lado a el Materialismo de Democrito, Hobbes, Canbanis, de Lamatrie, y Hollbach.
    Como pues se podría hablar de derecho y dignidad de las máquinas humanas?
    Yo no puedo digerir que con la complejidad de los sistemas cada vez mayor de los sistemas materiales, pueda ir emergiendo cada vez más , mayores derechos y mayor dignidad en esos sistemas materiales.
    Este amartphone desde el que estoy escribiendo, no creo que tenga derechos ni dignidad. Pero si quien los inventaron y construyeron..
    Que el hidrógeno y el oxígeno no tien las maravillosas propiedades del agua. H2O?
    Que un protón aislado de un electrón se comportan muy distinto de un protón y un electrón integrados, que es el átomo de hidrógeno? Así es, pero de aquí no se sigue que un humano sea solamente la integración ordenada, en un sistema extremadamente complejo de trillones de partículas subatomicas, y átomos, moléculas, macromoléculas, células, órganos, cuerpos y estos ya con dignidad y derechos.
    Que se tiene el Derecho de creerlo así? Si lo creo .
    Pero no creo que los Materialistas tengan el Derecho de burlarse de quienes creemos que no solo somos un agregado de átomos surgidos al azar por la selección natural sobre mutaciones al azar de su código genético, y este también surgido también al azar …
    Fue Crick quien dijo las célebres palabras :”Tú no eres sino solo un paquete de neuronas y sus moléculas asociadas”. (You are nothing, but a pack of neurons, and its asociateds molecules).. Richard Dawkins el lider materialista, también sostiene un agresivo materialismo reduccionista y un agresivo ateísmo militante.
    Steven Wegner, premio Nobel de Física, en “Plantando Cara”, también postula un materialismo reduccionista explícito.
    Albert Einstein pregonaba a los cuatro vientos su creencia en un determinismo estricto,. También por escrito decía que éramos tan libres como una mota de polvo, etc.
    No es cuestión de inteligencia, el problema es cuando hay un divorcio entre la inteligencia y los sentimientos.

  7. Raúl Maldonado Rodriguera

    Albert Einstein no se daba cuenta de que dada su celebridad e inteligencia, minaba las reservas morales de quien lo escuchaba o leía y lo seguiría leyendo en las generaciones por venir?
    Es a lo que me refiero a que se sufre una esquizofrenia intelectual-afectiva. Unas horas se vive y escribe que somos máquinas, otras horas se vive hablando de derechos y méritos y valores y de ética.
    Por eso estamos como estamos.
    Y todo mundo alabando a Einstein. Como científico está bien, pero como filósofo que inconsecuente! Cero congruencia entre sí razonar y su vivir. Inconexión entre su razonar y su sentir
    Si dejamos a un lado la creencia del darwinismo social, que es primo hermano o amigo del racismo, hay la inteligencia de sobra para :
    -ponernos a buscar cómo podemos ser de “bendición a todos los pueblos sobre la Tierra “ Génesis 12:3.
    – Ser luz y ayudar a todos los pueblos sobre la Tierra, Isaías 49:6. etc.
    Ha sido una omisión imperdonable que este tipo de versículos no se les haya dado difusión constante por parte de sacerdotes y pastores.
    Pero creo podemos corregir y ampliar nuestro modo. de entender e interpretar la Realidad.
    Hay modelos de la Reslidad que deforman la Personalidad y hasta la anulan y hasta llegan a asemejarla con máquinas y anulan los deseos de vivir, o solo con drogas se puede vivir, sea alcohol o de otro tipo.
    Hay Cosmovisiones o Modelos de la Realidad que nos alientan a ser transformadores de la Realidad interiormente y en lo exterior.
    En la Biblia se exporta y manda y exige a “Hacerse corazón nuevo y espíritu nuevo “ Ezequiel 18:31, y esto es consistente con que debemos colaborar para hacer “Cielo Nuevo y Tierra “, Isaías 65:18-22 aproximadamente.
    Creo que podemos reordénate nuestra visión hacia todo esto y discutirlo y ponernos manos a la obra.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre José Luis Díaz Gómez

José Luis Díaz Gómez
Se graduó de médico cirujano en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en 1967 con una tesis dirigida por el Prof. Dionisio Nieto quien fue su principal maestro. En esta misma universidad y año emprendió una carrera académica como investigador de tiempo completo que continúa. A principios de los años 70 amplió su entrenamiento como investigador asociado en los Laboratorios de Investigación Psiquiátrica de la Universidad de Harvard y del Hospital General de Massachusetts en Boston, E.U.A a cargo del Prof. Seymour S. Kety. Se ha dedicado a la psicobiología y la neurociencia cognitiva. Sus estudios han incluido la interdisciplinariedad: la neuroquímica, la psicofarmacología, el problema mente-cuerpo, la naturaleza de la conciencia, las emociones y la epistemología. Es investigador titular “C” en el Departamento de Historia y Filosofía de la Medicina de la Facultad de Medicina de la UNAM. Pertenece a la Academia Mexicana de la Lengua, electo desde el 2013, para ocupar la silla VI.