Home || Colaboradores || El perfil presidencial

El perfil presidencial

Despacho presidencial

viernes 27 de abril de 2018

La honestidad es la mejor política

Benjamín Franklin

 

Al ruido de las campañas —mítines, eventos con sindicatos, empresarios, banqueros, organizaciones civiles, entrevistas, conferencias de prensa, manejo de encuestas, propaganda en calles y carreteras, en anuncios espectaculares y, sobre todo, en las redes sociales— se ha colado el zumbido del primer debate presidencial. La mercadotecnia ha atraído la atención hacia las formas, al desviar la importancia que reviste un debate político.

En sentido estricto, esta técnica de discusión consiste en una confrontación de ideas, generalmente a través de un diálogo. Requiere que los participantes expongan argumentos para difundir y/o defender sus posturas y, eventualmente, contribuir a la toma de decisiones, sobre todo cuando atañen al interés público. El debate posibilita al elector acreditar los méritos que posee cada aspirante a ocupar la Silla del Águila.

Un candidato presidencial debe contar con atributos personales que lo coloquen como interlocutor válido, confiable, digno de respeto, legítimo, capaz de desenvolverse en las aguas procelosas de los círculos nacionales e internacionales del poder.

Un candidato presidencial tiene que poseer un reconocimiento institucional, tanto de la estructura de gobierno como de la sociedad organizada y de los organismos internacionales. Un líder institucional, lo es por su respeto a la Ley y su habilidad en los procesos de negociación que brinde certidumbre y confianza en sus decisiones.

Un candidato presidencial ha de reunir una expertise política y administrativa. Con conocimiento y experiencia de la cosa pública, dominio de las técnicas de manejo económico-financiero, del proceso de toma de decisiones, de la distribución equitativa de los recursos públicos, de la productividad social, de los necesarios equilibrios entre el cambio y la estabilidad y de los requerimientos de un desarrollo sostenible.

Un candidato presidencial está obligado a asumir las responsabilidades inherentes a la alta investidura:

  • Política, a fin de encauzar la ineludible conflictiva, de manera tal que sea posible prevenir la polarización de los ánimos sociales y la ruptura de la cohesión.
  • Administrativa, orientada por la vocación de servicio a favor del interés general.
  • Económica, que garantice el manejo prudente y justo de las distintas variables, con vistas al crecimiento constante en un contexto global que es volátil.
  • Social, suficiente para reducir la pobreza y la desigualdad; establecer condiciones propicias en el propósito de que cada mexicano encuentre espacios para su bienestar y desarrollo individual y colectivo.

Un candidato presidencial ha de tener Visión de Estado. En nuestro sistema,  el Presidente es jefe de Estado y Jefe de Gobierno, su cometido es salvaguardar la integralidad de la Nación.

Un candidato presidencial ha de ser y parecer honesto. Convencer con hechos y no con dichos. Honestidad sustentada en un historial personal, familiar, político y administrativo, que ofrezcan testimonio de su integridad y de su confianza. En síntesis, un promotor de la ética pública.

¿Cuál de los candidatos reúne estas cualidades? ¿Las reflejaron en sus participaciones durante el debate, más allá de su media training?

Debate presidencial

Durante el encuentro, los votantes estuvieron en posibilidad de distinguir a mayor profundidad las características positivas y/o negativas de los candidatos, su trayectoria y preparación para el cargo; su personalidad que puede traducirse, como afirmase Cosío Villegas, en un estilo personal de gobernar.

Alrededor del debate se han generado tantos post-debates, formales e informales, como medios de información existen en nuestro país, lo cual resulta positivo en los efectos que pueda tener el día de la votación, en la inteligencia de que no es el único factor de decisión.

El debate por la Presidencia de la República se mantendrá vigente como tema de conversación, hasta la realización del próximo a efectuarse el 8 de mayo. Será momento de descartar las acusaciones, fundadas e infundadas, o el dramatismo con pretensiones de engaño, que aportan poco a la democracia. Se espera que los candidatos acudan con argumentos sustentados en un análisis serio de la realidad nacional y global y que presenten propuestas objetivas y concretas.

Entre tanto, sólo los números seguirán marcando el compás en la danza de las encuestas, con impacto evidente en la opinión pública…

Al final del largo proceso electoral, en el momento del sufragio, espero que sean los méritos institucionales los que inclinen el fiel de la balanza. Para usted, ¿quién llena el perfil presidencial?

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

2 comentarios

  1. Dulce Maria Rivas Godoy

    José Antonio Meade Kuribreña

  2. El único que reúne ese perfil idóneo es el Lic. José Antonio Meade

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre José R. Castelazo

José R. Castelazo
Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública, UNAM; Maestro en Gobierno, Universidad de Manchester; Diplomado en Liderazgo para el Cambio, Universidad de Harvard; Doctor en Derecho, UNAM. Profesor universitario en instituciones nacionales e internacionales. Articulista en publicaciones especializadas. Autor de trece libros, y coautor de cuatro más, entre los que están: “Administración Pública: Una visión de Estado”; “La Administración Pública en los Informes Presidenciales”; “Moving beyond the crisis: reclaiming and reaffirming our common administrative space”; “Democratic Governance, Public Administration and Poverty Alleviation”; “La Empresa Pública en México y América Latina: entre el Mercado y el Estado” y "Ejes Constitucionales de la Administración Pública en México”. Director General en áreas administrativas del Gobierno Federal. Delegado Político en Iztacalco, Diputado Federal, Embajador de México en Costa Rica. Presidente de organizaciones profesionales, la más reciente del Instituto Nacional de Administración Pública de México. Vicepresidente para América Latina del Instituto Internacional de Ciencias Administrativas; Miembro de la Junta Directiva de la Asociación Internacional de Escuelas e Institutos de Administración Pública; Fundador y Coordinador del Grupo Latinoamericano por la Administración Pública. Sucesivamente fue: Integrante, Vicepresidente y Presidente del Comité de Expertos en Administración Pública de la ONU. Presidió la Consultoría “Sociedad y Gobierno”. Actualmente colabora en el gobierno federal.