Home || Colaboradores || Perfil del liderazgo institucional en la administración pública federal (Parte II)

Perfil del liderazgo institucional en la administración pública federal (Parte II)

Perfiles de liderazgo.

José R. Castelazo


Visión de Estado

Imagen: Nejah Mogul.

viernes 4 de enero de 2019

                                                          “No hay mejor prueba del progreso de la civilización que el progreso del poder de cooperación”.

John Stuart Mill.

Desde la última entrega del año pasado, afirmamos que el gabinete presidencial muestra un perfil que, en términos generales, reúne los siete factores que determinan la designación de los secretarios de estado y equipos de trabajo que les acompañan:  confianza, conocimiento, experiencia, lealtad, liderazgo, probidad y representatividad. En está ocasión propongo revisar el rubro de la economía que convencionalmente comprende a las siguientes dependencias:

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público mantiene la estabilidad macroeconómica y debe mejorar sustancialmente la microeconomía. Ambos objetivos demandan una toma de decisiones inteligente y serena, ya que en la economía descansa gran parte de los equilibrios políticos y sociales. Esta dependencia, entre las originales, amplía sus facultades al centralizar la adquisición de bienes y servicios, contratos y licitaciones del Gobierno Federal. De los seis espacios de alta jerarquía, tres los ocupan mujeres. La edad promedio de este grupo es de 43 años y son egresados en un 60% de escuelas privadas y un 40% de escuelas públicas. Su organigrama se distingue por su experiencia financiera y administrativa.

En primera instancia, enfrentó con éxito la aprobación de la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación, al sortear algunas dificultades cuando reconoció errores en cuanto a la asignación a las universidades, al servicio exterior y otras de carácter estructural para el funcionamiento del sector agrícola y de la protección y promoción al mejoramiento del ambiente. La prueba de fuego consiste en la operación de un presupuesto obligadamente austero frente a un cúmulo de necesidades reales de la sociedad en su conjunto. La oferta de recompra de bonos proveniente de la cancelación del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en Texcoco, enfrenta aún obstáculos que presumiblemente serán superados en el mediano plazo.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes la integran el titular, tres subsecretarías y tres órganos equivalentes a ellas: seis hombres y una mujer; el promedio de edad es de 68 años y el 100% son egresados de escuelas públicas. La infraestructura física, el transporte y las comunicaciones son la materia de su  responsabilidad en un país en crecimiento urbano y con necesidades nuevas de interconexión física y virtual. Se aspira a incorporar a la población al reconocer las grandes necesidades de la sociedad en su conjunto e integrar al campo con las ciudades.

El desafío inmediato que se le plantea a esta secretaría es una realidad compleja. Consiste en la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía y la remodelación del actual Aeropuerto en la CDMX con todo lo que ello significa en infraestructura y servicios, además de la adecuación del Aeropuerto Internacional de Toluca. Habría de agregarse la terminación del Tren Interurbano México – Toluca, con un considerable atraso en su terminación; la polémica construcción del Tren Maya y la atención a los pendientes que hay en las vías de comunicación, autopistas y carreteras principales y secundarias; las permanentes tareas de mantenimiento, sin mencionar lo que compete, asimismo, a la red ferroviaria, los puertos y otros aspectos fundamentales para nuestro desarrollo en esta materia.

Es titular de la Secretaría de Economía una mujer y en otra más de las tres subsecretarías, le acompaña otra. La edad promedio es de 54 años y todos son egresados de escuelas públicas. Su actividad principal consiste en la promoción económica de la producción de bienes y servicios y su incorporación al mercado, al procurar la vinculación del campo con las ciudades y con el comercio internacional. La protección a los consumidores representa una responsabilidad significativa por lo concerniente a la economía familiar, entre muchas otras tareas involucradas.

Es insoslayable destacar la interdependencia con los Estados Unidos. Actualmente se espera la ratificación del T-MEC por los poderes legislativos de los países firmantes. Ello no obsta para continuar el esfuerzo de abrir nuevos mercados en el mundo como es el caso del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica y el vigente con la Unión Europea, entre otros. La coordinación de esta dependencia con las secretarías de Hacienda y Crédito Público, la de Trabajo y Previsión Social, la de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, la de Agricultura y Desarrollo Rural y la de Relaciones Exteriores, es primordial para el logro de sus objetivos.

En la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural el liderazgo lo encabezan seis varones: el secretario y dos subsecretarios, así como tres titulares de otros tantos órganos equivalentes. Su experiencia es vasta en el área; el promedio de edad es de 62 años y todos han egresado de escuelas públicas. La dependencia es responsable de lograr un desarrollo sostenible en las áreas rurales al abrir oportunidades en la producción y productividad de alimentos agropecuarios y pesqueros. Debe, por otra parte, de proveer modelos de organización, concertación y productividad que por un lado aseguren rentabilidad y por el otro garanticen el abasto popular.

Por su naturaleza, promueve inversiones, ofrece estímulos fiscales y productivos, organiza, capacita, investiga para integrarse a la comunidad internacional y vigilar que todo el aparato productivo y de distribución se sujete a derecho. El compromiso del Estado es retribuir a los núcleos de población rural a lo que les corresponde en justicia, conforme a lo que significan para el desarrollo nacional. Dada su raíz popular, está llamada a funcionar efectivamente mediante la coordinación con otras secretarías. El universo poblacional no sólo es numeroso sino diverso: atañe a toda la república con la inclusión de su actividad pesquera.

En la Secretaría de Energía el liderazgo recae en una mujer y en cuatro subsecretarios hombres. La edad promedio es de 61 años. Cuatro son egresados de escuelas públicas y uno de escuela privada. Como instrumento fundamental del desarrollo nacional, es un baluarte de la soberanía e independencia del país en un mundo globalizado. Su cometido es la búsqueda y protección de los hidrocarburos, la geotermia, la energía nuclear, la eléctrica y las renovables. Promueve el ahorro de energías y el uso de tecnologías de bajo costo y de alta productividad, lo que constituye una materia indispensable para el medio ambiente y el desarrollo sostenible. Su funcionamiento será eficaz en la medida en que logre establecer, junto con otras dependencias del ejecutivo, de los estados y municipios, una cultura capaz de generar conciencia de los riesgos de sobreutilizar o subutilizar los recursos energéticos.

La Secretaría de Trabajo y Previsión Social, con la titular más joven del gabinete, quien está asistida por dos subsecretarios. Los tres son abogados egresados de la UNAM; su edad promedio es de 45 años. La atribución principal de esta dependencia es velar por la concordia en las relaciones entre los empresarios y los trabajadores; lograr la democratización de los gremios sindicales; promover el empleo, sobre todo para los jóvenes y abrir oportunidades de formación técnica profesional mediante prácticas calificadas, tanto por el sector educativo, como por las empresas industriales y de servicios. Su campo de acción prioritaria radica en incrementar los índices de formalidad laboral en un sistema que se distingue mundialmente por la informalidad. Su coordinación con otras secretarías y entidades paraestatales y con los estados y los municipios, resulta indispensable.

La Secretaría de Turismo está conformada por el titular y dos subsecretarios, cuya edad promedio es de 57 años. El secretario posee experiencia y es egresado de la Escuela Mexicana de Turismo; los subsecretarios son abogados de la UNAM. El turismo es una actividad multifacética que atiende las relaciones internacionales, la cultura nacional y universal, el empleo formal e informal, el desarrollo de la infraestructura de las comunicaciones, el vínculo entre lugar de origen y destino de la población, entre otros aspectos. Es significativa su importancia para la economía nacional al promover ingresos crecientes y frescos. Resulta de gran trascendencia su coordinación con otras dependencias, entidades federativas y municipales. Es necesario garantizar a los visitantes el ejercicio de la libertad en los términos establecidos en la legislación, así como garantizarles una estancia segura, cómoda e higiénica en lugares certificados por las autoridades competentes. Es una industria limpia. Su reto es el desarrollo de un turismo diversificado.

En la próxima entrega, abordaremos el desarrollo social y cultural desde la Administración Pública Federal.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

2 comentarios

  1. Ángel de la Rosa Blancas

    Estimado José Castelazo, muy ilustrativo tu artículo. Por otas parte, en uno de tus temas me gustaría expusieras el de la Deuda Pública. Saludos.

  2. CARLOS ENRIQUEZ

    HOLA QUE TAL AMIGO JOSE CASTELAZOI???

    MUY BUEN ANALISIS DE LAS DISTINTAS SECRETARIAS

    ESTOY DE REGRESO EN LA CDMX…

    ME GUSTARIA PLATICAR CONTIGO PERSONALMENTEINDICAME LUGAR ,,DIA ,, Y HORA PARA CONVERSAR EN COMPAÑIA DE UN CAFE.

    UN ABRAZO

    CARLOS ENRIQUEZ
    COLABORADOR TUYO EN LA EPOCA DE LA SSA

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre José R. Castelazo

José R. Castelazo
Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública, UNAM; Maestro en Gobierno, Universidad de Manchester; Diplomado en Liderazgo para el Cambio, Universidad de Harvard; Doctor en Derecho, UNAM. Profesor universitario en instituciones nacionales e internacionales. Articulista en publicaciones especializadas. Autor de trece libros, y coautor de cuatro más, entre los que están: “Administración Pública: Una visión de Estado”; “La Administración Pública en los Informes Presidenciales”; “Moving beyond the crisis: reclaiming and reaffirming our common administrative space”; “Democratic Governance, Public Administration and Poverty Alleviation”; “La Empresa Pública en México y América Latina: entre el Mercado y el Estado” y "Ejes Constitucionales de la Administración Pública en México”. Director General en áreas administrativas del Gobierno Federal. Delegado Político en Iztacalco, Diputado Federal, Embajador de México en Costa Rica. Presidente de organizaciones profesionales, la más reciente del Instituto Nacional de Administración Pública de México. Vicepresidente para América Latina del Instituto Internacional de Ciencias Administrativas; Miembro de la Junta Directiva de la Asociación Internacional de Escuelas e Institutos de Administración Pública; Fundador y Coordinador del Grupo Latinoamericano por la Administración Pública. Sucesivamente fue: Integrante, Vicepresidente y Presidente del Comité de Expertos en Administración Pública de la ONU. Actualmente preside la Consultoría “Sociedad y Gobierno”.