Home || Colaboradores || ¡Ayúdenos a ser cumplidos!

¡Ayúdenos a ser cumplidos!

Julieta Fierro Gossman


Ciencia bajo demanda


viernes 8 de febrero de 2019

Esta colaboración es un llamado para que muchas de las oficinas de gobierno nos faciliten la realización de trámites triviales. Ahora que vivimos en épocas de nuevas tecnologías, no debería haber necesidad de tantos comprobantes y fotocopias. Cuando los trámites son sencillos es más fácil cumplir con las responsabilidades y más difícil que haya corrupción. El Estado requiere de recursos, si fuera simple pagar tendría mayor capital.

Cada vez existe mayor facilidad para el pago de servicios: el agua en el súper, la tarjeta de crédito en el Oxxo, la tenencia por internet, incluso se puede ahorrar en una Afore en el 7/11. Para algunos servicios se puede pedir una cita, un ejemplo espléndido es tramitar la credencial de elector.

¡Supongo que no es un secreto que renovar la tarjeta de circulación es una pesadilla! Para este caso ya sabemos que no se puede pedir cita, si llega uno a las 9:00 a.m., puede haber alrededor de 200 personas en la fila y después de una hora de espera sale una señorita muy amable a informar que sólo se entregarán ¡20 fichas! No es que el personal no esté trabajando, para nada, al menos se ven muy ocupados ¡por la cantidad de trámites y documentos que deben procesarse!

Además, la información que se proporciona en línea y en las oficinas debería ser la misma y estar actualizada. En línea se anuncian oficinas que ya no existen. La lista de documentos con sus respectivas fotocopias que se tienen que entregar difiere entre lo que señala la página de internet y las oficinas físicas.

Supongo que la tarjeta de circulación debe renovarse cada tres años para que el Estado tenga un registro vehicular. Debe ser común que los autos cambien de propietario. Así también, renovar una tarjeta de circulación en principio debería ser más difícil para quien tiene un auto robado.  Sin embargo, si una persona es dueña de un mismo auto durante varios años, renovar la tarjeta debería poderse hacer de manera sencilla por internet, con un costo adicional para entrega por mensajería, que bien podría hacerse a través de un Oxxo como se gestiona para los paquetes de Amazon.

Si esto fuera imposible, para renovar la tarjeta de circulación debería uno poder hacer una cita y sobre todo no tener que entregar tanta fotocopia de documentos que están registrados electrónicamente, como es el caso del pago de tenencias. Las fotocopias gravitan en contra del medio ambiente y, para colmo, se deben archivar; contrariamente de lo electrónico que ya está en la nube.

Para las personas mayores es muy difícil hacer largas filas de pie.

Por cierto, el recibo del agua suele llegar con pocos días de antelación antes de la fecha de pago; sería bueno ampliar el plazo de pago o poderlo pagar con multa en las tiendas de servicio.

¿Qué no queda claro que el desperdicio de tiempo en trámites innecesarios le cuesta caro al país? Deberíamos simplificar lo simplificable.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Julieta Fierro Gossman

Julieta Fierro Gossman
La doctora Julieta Fierro es Investigadora Titular del Instituto de Astronomía de la UNAM y Profesora de la Facultad de Ciencias. Ocupa la Silla XXV de la Academia Mexicana de la Lengua y es miembro del Sistema Nacional de Investigadores en el máximo nivel. Se dedica a la divulgación de la ciencia. Ha trabajado para exposiciones en museos, cuenta con varios libros y artículos publicados, participa en programas de radio y televisión, diseña talleres de ciencia y dicta conferencias. Ha recibido numerosos galardones nacionales e internacionales incluido el Premio Kalinga que es la máxima distinción a la divulgación de la ciencia. Sociedades astronómicas, laboratorios, bibliotecas y cinco escuelas llevan su nombre.