Home || Ciencia y tecnología || Ciencia, tecnología e igualdad de género

Ciencia, tecnología e igualdad de género

Mujeres en la ciencia.

Julieta Fierro Gossman


Ciencia bajo demanda

Imagen: Impact Hub Harare.

viernes 9 de agosto de 2019

A los científicos mexicanos les preocupa la falta de apoyo decidido de la administración actual a la ciencia. No sólo ha habido recortes presupuestales, sino parece haber una tendencia para limitar la libertad de investigación y la vinculación entre la ciencia y la industria, fundamentales para que México transite a una sociedad del conocimiento. Nos da la impresión que el gobierno no valora la ciencia y no emplea su poder para resolver algunos problemas apremiantes del país, como la energía, el agua, o los problemas de las mujeres.

Durante años se ha hecho un gran esfuerzo para incorporar a más mujeres a carreras científicas, tecnológicas, ingeniería y a las matemáticas. Se ha trabajado con niñas y jóvenes para convencerlas a ellas y a sus padres de que pueden dedicarse a estas carreras, que son y serán de gran demanda con la Cuarta Revolución Industrial. Con los nuevos recortes presupuestales no podrán contratarse a las mujeres que están terminando sus doctorados y posdoctorados tanto en México como en el extranjero; así que nuestras jóvenes talento migrarán o tendrán que desperdiciar su preparación que con tanto trabajo lograron obtener por esfuerzo propio y por las becas que el gobierno mexicano les otorgó.

Científicas.

Imagen: Innovation.

En general, quienes han gobernado el mundo y tomado las grandes decisiones, han sido hombres y, por tanto, se han descuidado los intereses de los demás géneros. Existen muchos asuntos que debería abordar la ciencia para facilitar la calidad de vida de todos, y que si hubiese más mujeres en la ciencia se tratarían.

Ahora las mujeres tenemos menos hijos, por eso el número de periodos menstruales que tenemos a lo largo de nuestra vida ha aumentado. No se ha estudiado a fondo lo que implica. Sería ideal investigar cómo evitar los cólicos y sus causas para evitar el dolor que padecen millones de mujeres cada mes. A las madres les preocupa la salud de sus hijos. Saben que en México hay una epidemia de diabetes que sus descendientes pueden heredar, también están al tanto de que aumenta la leucemia infantil y se ha ralentizado la investigación para producir vacunas contra el zika y el dengue. Si se limita la biotecnología en México no se avanzará en curas para estos males que generan tanto sufrimiento.

Mujeres en la tecnología.

Imagen: Cantabreando.

En el ámbito tecnológico, dado que México es una nación exportadora de autopartes y está incorporando a más mujeres a la Guardia Nacional, podría dedicar parte de su esfuerzo científico y tecnológico en diseñar cinturones para autos y chalecos antibalas adecuados a la anatomía femenina. Las pruebas para detectar de manera temprana el cáncer de mama son incómodas; si fueran más amigables incrementaría el número de mujeres en hacerse los estudios. Con el aumento de los crímenes sería deseable diseñar métodos menos cruentos para las pruebas de violación que practica el Ministerio Público. En fin, mucho avanzaría el país si se dedicara inversión en ciencia y tecnología para mujeres.

Disminuir el presupuesto a ciencia y tecnología, y poner trabas a la autonomía, evitará que se avance en la igualdad de género.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Julieta Fierro Gossman

Julieta Fierro Gossman
La doctora Julieta Fierro es Investigadora Titular del Instituto de Astronomía de la UNAM y Profesora de la Facultad de Ciencias. Ocupa la Silla XXV de la Academia Mexicana de la Lengua y es miembro del Sistema Nacional de Investigadores en el máximo nivel. Se dedica a la divulgación de la ciencia. Ha trabajado para exposiciones en museos, cuenta con varios libros y artículos publicados, participa en programas de radio y televisión, diseña talleres de ciencia y dicta conferencias. Ha recibido numerosos galardones nacionales e internacionales incluido el Premio Kalinga que es la máxima distinción a la divulgación de la ciencia. Sociedades astronómicas, laboratorios, bibliotecas y cinco escuelas llevan su nombre.