Home || Colaboradores || Memorables faenas en Bilbao

Memorables faenas en Bilbao

torero mexicano
Diego Urdiales sale en hombros, Bilbao, agosto 2018 (Foto: http://www.marca.com).

lunes 27 de agosto de 2018

Hace algunos meses me refería a la faena de Paco Ojeda, trazada al toro Dédalo de Juan Pedro Domecq en la Maestranza de Sevilla, hace más de treinta años, y ahora, con gran alegría, comunico que una sensación parecida nos deja en la retina la gran faena de Diego Urdiales al gran toro Gaiterito de Alcurrucén, el 25 de agosto de 2018 en Bilbao.

La faena con el transcurrir del tiempo, seguramente se recordará como un hito en la historia conseguido por quien, desde que inició (en un quite por bellas verónicas en el primer toro, de El Juli), dio la impresión de venir dispuesto a no dejar pasar la oportunidad que le abrió la empresa en un cartel estelar, luego de tener, por diferentes motivos, solamente dos festejos en su haber en este año.

He de comentar que la feria de la Semana Grande fue creciendo en momentos estelares, pues pudimos disfrutar de una buena faena de Álvaro Lorenzo con un Victorino Martín el 19 de agosto; el lunes 20 vimos a Luis David Adame obtener un trofeo de un buen toro de Torrestrella; luego vino la despedida de Bilbao de Juan José Padilla el 22 de agosto con un trofeo a la espuerta de Garcigrande y el cierre a todo vapor de Roca Rey, quien, por una faena vibrante a un toro de Victoriano del Río, recibió dos trofeos y salió en hombros de los entusiasmados aficionados; el cierre fue con la faena de Miura, el 26, con cornada para Juan Leal quien hizo gala de un valor a toda prueba, salió con un trofeo en la espuerta; también lo logró Octavio Chacón y, por último, mencionar que el 18 de agosto obtuvo un trofeo la rejoneadora francesa Lea Vicens con un toro de Ángel Sánchez.

torera francesa

Lea Vicens (Foto: www.marca.com).

La cantidad de trofeos la atribuyen muchos aficionados duros locales a que el cambio de conceptos ha disminuido aquel histórico apetito por toros correosos y de trapío impresionante, en favor de ganaderías con el concepto de nobleza y claridad por delante.

Los toros en Bilbao vienen, según sabemos, desde 1681 hasta nuestros días y, como ya relatamos, pocos toreros mexicanos han toreado en estos lares. Pecata minuta, lo importante fue lo que vivimos en el coso situado en la calle de Martín Agüero número uno que, como ya comenté, fue tío abuelo de «Curro» Rivera.

La apoteosis del 25 de agosto llegó en el sexto de la tarde, Gaiterito, donde la conjunción en muleta entre toro y torero fue asombrosa; vimos torear a Diego como pocas veces se ve torear con la bamba o panza de la muleta, templando las embestidas nobles y codiciosas con manejo de ritmo, modo y cadencia, impresionantes; la plaza era un volcán que paladeó el trazo, ligando Urdiales las series con gran plasticidad y ejecutadas en los medios, para embelesarnos.

torero mexicano

Diego Urdiales en Bilbao, agosto 2018 (Foto: EFE).

Vino un pinchazo en todo lo alto y una muy buena estocada para que el público le exigiera al presidente Matías González los dos trofeos mandatorios para poder salir en hombros en Bilbao, no titubeó y, como el día anterior con Roca Rey, Urdiales se fue en volandas, obtuvo un trofeo más de su primero.

Seguramente, le servirá de aire fresco a quien con la oportunidad de la empresa y el lote de Alcurrucén, encontró un respiro en su carrera que necesitaba oxígeno, lo consiguió con gran mérito y ahora esperemos rinda fruto una actuación tan rotunda en una plaza tan emblemática en España.

Un detalle inolvidable será que, al ir en hombros ante el recién inaugurado busto de Iván Fandiño en su salida de la Puerta Grande, lo acercaron los que le cargaban y le dio un beso fraternal a la figura de su compañero y amigo, como él, soñador de gloria.

Reitero, la fecha del 25 de agosto de 2018, para los que la vivimos y aquellos que por diferentes medios la disfrutaron, será imborrable, se lo merece el concepto del toreo tan puro que practica Diego, quien, como el ave fénix, resucitó de sus cenizas en Bilbao; vamos a ver hasta dónde le sirve el vuelo para el futuro próximo, por lo pronto, para Madrid se sabe que ya está contemplado y ese ingrediente, más la comparecencia de Talavante (entre otros toreros) le darán gran atractivo a la Feria de Otoño, la cual se antoja que será muy interesante y si no al tiempo, que es sabio, dejamos la respuesta.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Luis Ramón Carazo

Luis Ramón Carazo
Hijo del inolvidable cronista taurino José Luis Carazo “Arenero”, de quien heredó su pasión por la tauromaquia, convirtiéndose en cronista de toros y periodista de diversos medios impresos, radiofónicos y electrónicos como TDN (Televisa Deportes Network) y el Diario Reforma (Sección Negocios). Además de ser experto en Negocios Deportivos, es consultor y Consejero de Empresas. Actualmente también se desempeña como profesor de asignatura del ITAM en sus programas de Maestría de Negocios y Sistemas.