Home || Colaboradores || Dragona, Cervantina y Ferrera

Dragona, Cervantina y Ferrera

fiesta brava

Luis Ramón Carazo


Ocio y Negocio

Asamblea de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia, San Miguel de Allende, Guanajuato, 2019 (Foto: News San Miguel).

lunes 28 de enero de 2019

Fue un fin de semana taurino muy intenso; en San Miguel Allende se celebró la Asamblea de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia y en ella fue reelegido José María Arturo Huerta Ortega, para un nuevo periodo de dos años en los que, con todos los sectores profesionales y aficionados al toreo en el mundo, se va a enfocar las baterías a preservar la tauromaquia.

El viernes 25 por la noche se celebró en la plaza Oriente una corrida con la vestimenta militar que usaba Ignacio Allende de dragón de la reina y uno de los principales caudillos de nuestra independencia, en sus 250 años de natalicio hubo un lleno, para ser testigos de un festejo en el que Francisco Martínez tomó la alternativa; Joselito Adame fue el padrino y el testigo. “El Payo” fue el máximo triunfador de la noche, saliendo en hombros.

El sábado 26 en León, Guanajuato hubo una corrida con el recuerdo de Miguel de Cervantes, Enrique Ponce y Leo Valadez se fueron en hombros después de faenas importantes a toros de Jaral de Peña, siendo el tercer espada “El Payo”.

En esas corridas guanajuatenses se extrañó la presencia de un hombre aficionado a los toros que aparecía en los festejos de muchas de nuestras plazas.

corrida

Feria Taurina, León (Foto: AM).

El domingo pasado, 20 de enero de 2019, al terminar el paseíllo en La México, el juez de plaza Enrique Braun por el sonido local pidió un minuto de aplausos a la memoria de Artemio, quién en el paseíllo que es la vida se nos adelantó para irse a la Gloria; un vecino de barrera me preguntó que si tenía conocimiento de quién era y el porqué de la mención, le respondí que desde luego y que se trataba de una persona entrañable.

Artemio se trasladaba por el mundo, al no contar con motricidad en sus piernas,  en un carro de madera y, de cuando en cuando, en una silla de ruedas, lo cual no le fue un impedimento para que lo viéramos prácticamente en todas las plazas de nuestro país, siempre con un saludo amable y con los programas de las corridas en la mano.

El mundo taurino es generoso y nunca faltaba quién le diera una ayuda, para que siguiera adelante hacia la siguiente corrida, por ello su presencia era entrañable; en las redes sociales hubo muchos mensajes, uno que nos conmovió fue el de Arturo Saldívar que publicó una foto en la que se pegan un abrazo, antes de partir plaza, en ella demuestra su energía para vivir; nos daba sensaciones positivas.

Ayer en La México lo recordamos y seguramente hubiera vibrado con la conjunción que se amalgamó entre Antonio Ferrera y Luna Llena de Villa Carmela, el torero balear tejió con la muleta una faena impactante en la que sacó a relucir su estilo y en la que dejó para la memoria, entre otros muchos momentos, un pase de pecho y un trincherazo. En el capote interpretó algunos lances autoría de “El Pana” y desde luego unas verónicas en su primero con la media de remate, fueron primorosas y entusiasmaron a la concurrencia.

corridas

Toros de Villa Carmela (Foto: Al Toro México).

El toro fue de menos a más y terminó con una embestida fija, de largo recorrido en el trayecto, lo que permitió el toreo de sentimiento que interpreta Antonio y que conmovió a la parroquia para que dos trofeos fueran a su espuerta y saliera con toda categoría por la puerta grande de La México, al finalizar el festejo; por cierto, en ese astado lució Alfredo Ruiz, con un gran puyazo que le fue reconocido con merecida salida al tercio.

Me parece que era justo el arrastre lento a Luna Llena, que el juez de plaza Jorge Ramos no otorgó y tuvo gran pifia al no sustituir al quinto de la tarde, contraviniendo el reglamento, y por ello obligó a que Arturo regalara un toro de Villar del Águila que, como su primero, no le fue propicio para triunfar como él hubiera deseado.

Diego Siveti se llevó una cornada y por más voluntad que puso no pudo remontar la cuesta de la dureza del público, de una corrida que inició con merecido homenaje para el director de la banda de música, Reynaldo Vásquez.

Cierro pues una semana vertiginosa en la que en días anteriores perdimos a uno de los más cabales taurófilos de muchos años y en la que nos encaminamos a los siempre concurridos festejos del aniversario de inauguración de La México.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Luis Ramón Carazo

Luis Ramón Carazo
Hijo del inolvidable cronista taurino José Luis Carazo “Arenero”, de quien heredó su pasión por la tauromaquia, convirtiéndose en cronista de toros y periodista de diversos medios impresos, radiofónicos y electrónicos como TDN (Televisa Deportes Network) y el Diario Reforma (Sección Negocios). Además de ser experto en Negocios Deportivos, es consultor y Consejero de Empresas. Actualmente también se desempeña como profesor de asignatura del ITAM en sus programas de Maestría de Negocios y Sistemas.