Home || Colaboradores || Diego: ¡Presente!

Diego: ¡Presente!

Diego Silveti.

Luis Ramón Carazo


Ocio y Negocio

Fotografía: Entretendido.

lunes 5 de agosto de 2019

En días pasados, Diego Silveti presentó un muy bien realizado video con el afán de lanzar su temporada de final de 2019 e inicio de 2020 –hecho que nos permite recordar lo bien que su familia maneja el renglón publicitario en los toreros–, y me regreso al primer tercio del siglo XX cuando su bisabuelo Juan, toreó con una muleta en la que se leía “Viva Calles”, en referencia al candidato a presidente y revolucionario mexicano sonorense.

Su papá David, cuando reapareció en 1989 en La México, empezó a gestar la gran historia del Rey David del toreo, y dentro de su equipo se valió de una brillante ejecutiva que había ocupado un puesto en mercadotecnia de una empresa transnacional, y su buena actuación en los rodeos fue respaldado por la difusión profesional de su imagen.

Su tío Alejandro, además de ser un matador de toros importante y arquitecto, es desde hace años, una fiera en el campo de la mercadotecnia y publicidad, por lo cual se pudiera afirmar de Diego: “De casta le viene al galgo”.

Su abuelo Juan, de apellido materno Reynoso, en ese renglón era más discreto que su hijos –ahora también su descendencia–, con su académica interpretación del toreo, en los años cincuenta del siglo pasado dejó una gran impresión en Madrid como bien lo relata Don Pablo Lozano, “La Muleta de Castilla” quien alternó muchas veces con el apodado “Tigrillo”, Juan acumuló siete trofeos en Las Ventas y dos salidas en hombros. Su bonhomía era reconocida por quienes tuvimos la fortuna de estrechar su cálida mano.

Toreros en los años 50.

En la fotografía se reunen «Cañitas», Juan Silveti y José Luis Carazo, padre (Fotografía proporcionada por Luis Ramón Carazo, hijo).

La fotografía que ilustra estas letras, se tomó momentos antes de una corrida en el estado de Morelos y en la que mano a mano torearon “Cañitas” y Juan Silveti a principios de las década de los cincuenta, junto a ellos aparece José Luis Carazo, mi padre, sobresaliente, en una fotografía que me es entrañable por el significado que posee.

Jugaban frontenis Juan y José Luis con varios más, entre otros, mi estimado y recordado matador Pepe Luis Vázquez, quien para mí de niño fue un honor ser su recogepelotas y testigo de las jugadas de conquián en las que Juan era el campeón.

Hace poco se hizo el anuncio de la mancuerna de Federico Pizarro con Alejandro Silveti, para encauzar el futuro taurino de un torero que ha podido con la púrpura del apellido donde se incluye festejos en nuestro país, y para el día 6 de septiembre tendrá lugar en Tovar, lugar cercano a Caracas, Venezuela, donde va a presentarse con Curro Ramírez y Jesús Enrique Colombo, con toros de Rancho Grande.

El video se puede ver en las redes sociales, en los que en unos segundos se palpa lo que significa ser torero y parte de una longeva dinastía que sobrepasa un siglo en los rodeos por cuatro generaciones.

Curro Recoba

«Curro Recoba», torero mexicano con «las jaras» (Fotografía: Al Toro México).

Vale la pena mirarlo y desde luego estaremos pendientes de sus logros en los rodeos, esperamos a futuro que sean abundantes por bien de él, su ascendencia y desde luego, por el toreo de México, la imagen está circulando y nos da alegría compartir la buena nueva.

Sin olvidar que ya inició Diego, junto con su esposa Maricruz, en abril su descendencia y veremos si con los años se convierte en la quinta generación de los Silveti con su hijo José David de apellido materno González.

Mientras tanto, en Arroyo, el 3 de agosto de 2019 con los novillos de Jorge Farías, sé de buena fuente que el encierro fue proclive a embestir con codicia con notas positivas y negativas, con lo que implica ese matiz de bravura. Las actuaciones de José María Mendoza, “El Tuco”, Luis Octavio López y “Curro Recoba” demostraron sus deseos por trascender en la dura profesión en la que inician, sin embargo, el mejor laureado fue el tlaxcalteca Recoba, quien al final recorrió el anillo en son de triunfo; no obstante los cuatro tienen que mejorar en la suerte suprema. En dicha celebración, se destacó el varilarguero César Morales en el primer tercio.

Así las cosas, deseamos suerte a Diego y que las novilladas de Arroyo vayan viento en popa, ambos hechos, la merecen.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Luis Ramón Carazo

Luis Ramón Carazo
Hijo del inolvidable cronista taurino José Luis Carazo “Arenero”, de quien heredó su pasión por la tauromaquia, convirtiéndose en cronista de toros y periodista de diversos medios impresos, radiofónicos y electrónicos como TDN (Televisa Deportes Network) y el Diario Reforma (Sección Negocios). Además de ser experto en Negocios Deportivos, es consultor y Consejero de Empresas. Actualmente también se desempeña como profesor de asignatura del ITAM en sus programas de Maestría de Negocios y Sistemas.