Home || Colaboradores || MACCIH hondureña rejuvenece

MACCIH hondureña rejuvenece

Cadenas.

Manfredo Martínez


Sociedades del Siglo XXI

Fotografía: Nuso.org.

sábado 31 de agosto de 2019

La incorporación de nuevos integrantes a la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) comunica una especie de “revitalización” de la institucionalidad hondureña con el respaldo del organismo gestionado desde la Organización de Estados Americanos (OEA). Son cuatro nuevos integrantes los que –por la sensibilidad del tema de trabajo– se han integrado directamente al ejercicio profesional en la materia. Michael Grunwald, abogado alemán; Vilma Mediorreal, fiscal colombiana; Luiz Roberto Salles, jurista brasileño; y, Marco Antonio Villeda, desde Guatemala, forman el nuevo “refuerzo” de una organización que ha tenido varios altibajos desde su creación, a principios de 2016.

OEA.

Fotografía: Prensa Latina.

Para empezar, creo que es un tanto importante, la labor de persecución de éste delito que “asfixia” a las comunidades globales, pero resulta más importante aún, la prevención del mismo, el cual inobjetablemente pasa por la imbricación y formación de valores y el fortalecimiento de la integridad (comenzando desde la familia hasta en las universidades). Incluso, pienso que es más beneficioso, barato y “saludable” para nuestras sociedades, la contención de este fenómeno desde sus orígenes mediante el fomento y premiación de las prácticas honestas, así como visibilizar las historias de vida de ciudadanos cívicos que le han apostado al florecimiento humano mediante el trabajo tesonero e innovador. Y en este proceso los medios comunicativos, con sus diversas plataformas, jugamos un papel determinante, en tanto somos creadores de imaginarios que tienden a la recurrencia en la comunicación y mediación con las diversas audiencias.

Por otra parte, creo que, sin un combate frontal y decidido a la pobreza materializada en “guetos” de desigualdad y la precariedad de los “cuerpos”, la tarea se torna mucho más compleja, puesto que el Estado-nación pierde soberanía en el dominio óptimo y la gestión adecuada de las vidas; lo cual a la larga, se reproduce en situaciones concretas de violencia, corrupción –en sus diversas manifestaciones–, y la falta de integridad en las ejecutorias tendientes a propiciar el llamado “estado de bienestar”.

Contra la corrupción.

Imagen: @OEAMACCIH.

El hecho de que la corrupción vaya en contravía al desarrollo de los pueblos, considero que debe “provocar” reacciones desde los microespacios comunitarios para gestionar apropiadamente la idea de que el desarrollo general puede traducirse en oportunidades para todos. De tal manera que –apelando a la lógica–, si no se castiga la impunidad, la misma se reproduce a todo el organismo social mediante los “vacíos” existentes, por los cuales penetra. Al respecto, el politólogo mexicano Cristopher Ballinas Valdés, escribía en un artículo de opinión periodístico (hace un quinquenio de años) que, el combate a la corrupción es una oportunidad para crear y fortalecer instituciones encargadas de su prevención y erradicación, “modificando el comportamiento de organizaciones públicas y privadas que persiguen un beneficio personal y favoreciendo aquellas que propician un desarrollo global”.

En conclusión, la instalación de nuevos agentes foráneos en la lucha contra la corrupción debe motivar un interés genuino y desinhibido del estado hondureño para contener y erradicar este “flagelo”, que es sinónimo de desesperanza, una depreciación de la marca del país (sobre todo al evadir responsabilidades en materia de derechos humanos y democracia al no articular respuestas precisas, contundentes y justas contra el fenómeno).

Contra la corrupción.

Fotografía: @OEAMACCIH.

P.D., Esta oficina de acompañamiento internacional tiene su génesis con la reunión en Washington el 19 de enero del 2016, entre el dignatario hondureño Juan Orlando Hernández y el secretario general de la OEA, Luis Almagro. Convenio publicado y legitimado en el Diario Oficial La Gaceta del 23 de abril de 2016. El nombre (MACCIH) fue electo para una organización para la cual se barajaban varios nombres, entre ellos el recomendado por la oposición “catracha” (Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (CICIH), como una copia del país vecino del triángulo norte centroamericano, Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Manfredo Martínez

Manfredo Martínez
Maestro en Comunicación por la Universidad Iberoamericana (UIA) y Licenciado en Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), en donde es profesor de Periodismo. Miembro Directivo (Secretario) de la Asociación de Egresados del Posgrado en Comunicación de la Ibero (ASEPEC UIA), Periodo 2017-2019. Ex encargado de la Comunicación y visibilidad del Programa de Apoyo a los Derechos Humanos (PADH) de la Unión Europea en Honduras. Ha sido colaborador de medios informativos como: Revista C+Ibero (UIA) y Blog “Factor Tiempo” (ambos en Ciudad de México); Diario el Heraldo; semanario “Honduras This Week”; periódico digital “hondudiario.com”; Televisión Hondured; Radio Reloj; Mundo TV (en Tegucigalpa, Honduras). Asimismo, ha colaborado con organizaciones promotoras de los Derechos Humanos: Programa de Voluntario de las Naciones Unidas (VNU-onusida); Asociación Colaboración y Esfuerzo (ACOES); y Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR).