Home || Colaboradores || Inicia el Proceso Electoral

Inicia el Proceso Electoral

Proceso electoral 2018

miércoles 4 de abril de 2018

El pasado viernes inició el proceso electoral en nuestro país, de cara a la elección presidencial, que se llevará a cabo el 1 de julio del presente año. Esta contienda presenta características y retos que no se habían visto en el pasado y que la hacen, por lo tanto, única en la historia democrática de México.

En este sentido, uno de los temas más relevantes es la presencia en la boleta electoral de un candidato independiente en la figura de Margarita Zavala. Si bien, muchos cuestionan la verdadera independencia de Zavala, por su amplia trayectoria como militante del Partido Acción Nacional, lo cierto es que aparece en la recta final de este proceso sin el apadrinamiento de ningún partido.

Vale la pena recordar que las candidaturas independientes han existido en México desde el siglo XIX, un poco por omisión, ya que las Constituciones Federales de 1824 y 1857 no hacían referencia explícita a los partidos políticos. Más adelante, la Ley Electoral de 1911, como la modificación a la misma en 1916 para dar lugar a la formación del Congreso Constituyente, mantuvo vigente la figura de los candidatos independientes. Fue hasta 1946, cuando el presidente Ávila Camacho restringió el derecho a las personas físicas a registrarse como candidatos independientes, dejando esta responsabilidad a los partidos políticos.

Otro elemento novedoso en este proceso electoral fue la designación de José Antonio Meade como candidato de la coalición Todos por México formada por el PRI, Nueva Alianza (PANAL) y Verde Ecologista de México. Lo que llama la atención es que es la primera vez que el PRI designa como candidato a alguien que no milita en sus filas.

Éste será, además, el proceso electoral más grande de la historia de nuestro país, no sólo porque se elegirán, además del Presidente de la República, gobernadores, jefe de gobierno de la Ciudad de México, alcaldes, concejales, regidores, sindicaturas, diputados locales y federales y senadores de la República, sino también porque se cuenta con un padrón electoral de 89 millones de personas, el más amplio jamás registrado.

De este listado, 13.5% son jóvenes que votarán por primera vez el domingo 1 de julio, fenómeno que marcará una nueva forma de hacer campaña. Son jóvenes que nunca se han manifestado, a través del voto, por ningún partido político, y que están acostumbrados a comunicarse a través de las redes sociales; de manera tal que el candidato que tenga la habilidad para relacionarse e intimidar con este bloque del listado nominal tendrá una ventaja importante.

Durante mi paso como funcionario del sector público, me tocó anteponer a la firma de documentos oficiales la leyenda: “Sufragio efectivo, no reelección”, lo que empieza a sonar como algo del pasado toda vez que en la reforma electoral de 2014 se introduce la reelección legislativa. Los senadores ahora pueden ser electos hasta por dos períodos consecutivos, y los diputados federales hasta por cuatro. Esta posibilidad aplica igualmente para diputados de legislaturas locales y de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México.

Aún no se sabe cuántos diputados y senadores buscarán reelegirse este 2018, se estima que serán muy pocos, pero el cambio en las leyes electorales para dar cabida a la reelección legislativa es importante, ya que incentivará un papel más activo de los legisladores, a fin de que la ciudadanía reconozca su labor y los favorezca nuevamente con su voto.

Lo que está por verse en este proceso electoral es el tipo de campaña que los candidatos y coaliciones llevarán a cabo. Al menos, las precampañas tuvieron un fuerte tono de descalificaciones y encono que, poco o nada, abonan a la construcción de un mejor país.

En las precampañas se pudieron notar dos estandartes como parte del posicionamiento de los candidatos y coaliciones: el combate a la corrupción y el cambio de rumbo. Tristemente, mientras que en procesos electorales de países avanzados se parte del hecho de que los candidatos son honestos y centran sus campañas en la agenda económica y social, aquí, los ataques personales, el desprestigio y las descalificaciones ocupan una parte crucial de las campañas.

En todo caso, la honestidad es una de las múltiples cualidades que el próximo presidente deberá de tener entre sus atributos. Un compromiso fundamental de quienes aspiran a la presidencia de la República es el respeto al estado de derecho, a fin de promover mayores niveles de inversión, y que esto sirva como palanca para dotar de mayor impulso a la economía del país.

Un ejemplo muy claro de la profunda afectación económica que tiene el atentar contra el estado de derecho se presentó en Argentina durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner. En octubre de 2008, de manera inesperada, se nacionalizó el sistema privado de pensiones,creado en 1994 y cuyas empresas se conocían con el nombre de Administradoras de Fondos de Jubilación y Pensión (AFJPs), lo que sembró temor y desconcierto entre los inversionistas locales y extranjeros.

Más adelante, en 2012, se anunció la expropiación del 51% del capital de la empresa petrolera del país Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF S.A.), la tercera compañía petrolera de Sudamérica, y que en ese entonces era propiedad de la española Repsol, evento que desincentivó la inversión productiva en el país y limitó la expansión del PIB. Atentar contra el estado de derecho significa frenar el flujo de inversiones y cancelar la posibilidad de lograr un mejor nivel de vida para la población.

Otro tema importante, pero que todavía está ausente en el discurso de los candidatos a la presidencia, como no sea con carácter meramente enunciativo, es la forma en la que pretenden acelerar el ritmo de crecimiento de la economía. Una condición necesaria es mantener los fundamentos macroeconómicos, principalmente en materia del balance de las fianzas públicas, endeudamiento y control de precios; sin embargo, la experiencia de los últimos años subraya que la estabilidad es una condición necesaria, pero no suficiente, para crecer.

La última gran maniobra que se instrumentó en México para crecer de manera acelerada fue a finales de los 80, cuando se tomó la decisión de recortar el IVA y el ISR. Evidentemente, no fueron pocas las voces que criticaron esa medida, bajo el argumento de que se iba a vulnerar aún más la alicaída salud de las fianzas públicas.

No obstante, en la medida en la que también se amplió la base gravable, no solo se logró un superávit primario por primera vez en décadas, sino que la economía empezó a expandirse de manera significativa, gracias a que se restituyó el poder de compra de los consumidores, aumentando de esta forma la producción y el empleo.

Quien quiera acceder a la Presidencia de la República, no sólo deberá de ser una persona íntegra, sino que también debe respaldar su compromiso con el respeto al estado de derecho y a las instituciones, mantener una visión de largo plazo, contar con sobrada capacidad técnica para entender los fenómenos económicos en un entorno global, profundizar el proceso de transformación del país y asegurar la instrumentación de políticas públicas que hagan que México sea más fuerte, más competitivo y un mejor lugar para vivir.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Manuel Guzmán Moreno

Manuel Guzmán Moreno
Es un financiero con más de 30 años de experiencia en el sector bancario y bursátil de México. Durante 10 años se desempeñó como Director General de Inversiones y Chief Economist en Grupo Financiero Banorte-Ixe, teniendo a su cargo las áreas de Fondos de Inversión, Afore Ixe, Administración de Activos y Análisis y Estrategia Económica. Ha ocupado posiciones importantes en Intercam Grupo Financiero y Monex Grupo Financiero, en donde tuvo bajo su responsabilidad el diseño de las estrategias de inversión, operación de inversionistas institucionales y fondos de inversión. Actualmente se desempeña como Director General de Novastone Capital de México. Es Licenciado en Economía por la UAM y cuenta con una Maestría en Economía por el ITESM. En el plano académico, ha impartido clases de Economía y Finanzas en varias universidades. Es comentarista del noticiero “En los tiempos de la radio”, columnista y miembro del Comité Editorial del periódico El Economista, con más de 500 artículos publicados, y colaborador en diversas revistas especializadas. Es autor del libro “México Frente a la Crisis” y conferencista exclusivo de LID Conferenciantes, miembro de la International Association of Speakers Bureaus. Fue miembro del Consejo de Administración de Bansud en Buenos Aires, Argentina. En 2001 fue elegido como miembro del “Leadership Club” de SEI Investments en Filadelfia, EEUU. En 2010, LID Editorial lo nombró “Rookie of the Year” por las altas ventas de su libro “México Frente a la Crisis”. En 2013 fue reconocido por la Revista Forbes como uno de los 10 economistas más influyentes de México. En 2017, la Rectoría General de la UAM le otorgó el Reconocimiento Honorífico “Egresado Distinguido UAM” por sus méritos en los ámbitos académico, cultural y humanístico, así como por su contribución al desarrollo de la Universidad y del país.