Home || Colaboradores || Política, “Policy”, “Politics”

Política, “Policy”, “Politics”

Manuel Ramiro Hernández


Visión Integral


miércoles 13 de septiembre de 2017

Al ser el español un lenguaje mucho más amplio, mucho más prolijo que el inglés, sólo cuenta con un término para el hecho de buscar el poder y ejercerlo: la Política. En inglés existen cuando menos dos términos, Policy y Politics. Pueden prestarse a confusión pero creo que pueden quedar claras las diferencias; además de las consultas de diversos diccionarios, con la lectura de un artículo de Javier Cercas que ha escrito al respecto, especialmente para los que no tenemos un dominio amplio del idioma inglés.1 Cercas aparte de ser un escritor de gran aliento y mucho éxito, que se ha desarrollado en muchos géneros, el ensayo, la novela, el relato e incluso el periodismo, escribe un artículo quincenal en el periódico en donde aparece el escrito al que nos referimos, es un traductor con publicaciones exitosas e incluso tiene una obra originalmente escrita en inglés.2 En resumen, menciona que Politics es el arte de llegar al poder y Policy el arte de ejercerlo.

Javier Cercas

Javier Cercas

Las palabras surgen para describir hechos, acciones, objetos; en español no ha surgido la necesidad de diferenciar entre el hecho de buscar el poder y el de ejercerlo. Los británicos primero y después los americanos, sí tuvieron la necesidad de buscar vocablos diferentes porque consideran las acciones diferentes.

En español esta diferencia no existe, en México no ha surgido la necesidad de usar palabras diversas porque no se ha considerado que las acciones sean diferentes. Bueno, sí existe, pero que ningún político aceptaría realizar la acción que describe, cuando menos en público, “la grilla”.

Lo que parece una trivialidad puede no llegar a serlo, porque se entremezclan las acciones y casi siempre con resultados funestos. Los tiempos electorales, que son prácticamente continuos e interminables, hacen que ciertas acciones de política no sean ejecutadas o llevadas a cabo porque se puede acusar de realizar política electoral; (hay que usar el apellido para describirla) que las obras realizadas deban ser inauguradas antes de ciertos momentos, (y así nos va) porque si no se puede acusar de estar realizando política electoral, y a veces se inauguran en momentos precisos para realizarla. De hecho, ciertos programas sociales tienen que ser suspendidos en determinadas circunstancias para que no se le atribuya este tipo de política, aunque también es cierto que en ocasiones son intensificados para llevarla a cabo.

Lo cierto es que la política es el arte de llegar al poder y permanecer con él y en él. Sin embargo, cuando no se diferencian las acciones puede prestarse a confusiones y corrupciones. Probablemente esto es lo que nos está sucediendo y nos vaya a suceder en fechas próximas.

Los electores deberíamos analizar cuidadosamente lo que se promete, su factibilidad y el camino a donde llegaremos con lo que se ofrece, el nivel de cumplimiento que ha tenido anteriormente quien hace los ofrecimientos, su honorabilidad y el compromiso que ha mostrado previamente. Elegir a alguien para estar en contra de lo que se ha hecho anteriormente, puede resultar tan absurdo como votar por alguien para que las cosas sigan igual, sobre todo sí están tan mal. Necesitamos hacer un análisis concienzudo de los personajes y sus propuestas, porque de lo contrario podremos tener resultados que al mediano y largo plazo nos arrepintamos, el tiempo no se recupera. Los que decimos que pensamos, debemos hacer que en nuestro entorno la gente analice, piense y tome decisiones, las que sean, pero sobre eso el análisis y el pensamiento.

Posiblemente lo que pasa es que no haya palabras para describir lo que está pasando en Política.

Lecturas recomendadas:

  • Javier Cercas. Politics & Policy. El País Semanal. 11 de abril 2015.
  • Javier Cercas. El punto ciego. Las conferencias Weidenfeld 2015. Penguin Random House. Barcelona. 2016.
El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

3 comentarios

  1. Ricardo juarez ocaña

    Muy fuerte, muy complicado, en mi opinión los que potencialmente podríamos documentar con el fin de hacer una elección conciente y ha conciencia somos los menos en el país, aún cuando todo este grupo lo pusiera en practica, existen otras variables y estas son las corrientes o preferencias de ideología política “izquierda, derecha, centro”, los partidos y los políticos lo saben, le apuestan a esta diversidad y logran que los electores se apasionen e incluso se convierta en gran controversia en las mesas de diálogo al disfrutar de la comida, las copas o el café
    En mi opinión deberían desaparecer la inmensa mayoría de los partidos y solo quedarnos con discopcionrs como sucede en otros lugares con opción a segunda vuelta

  2. La educación e información oportuna, clara y accesible sobre la situación actual es en mi opinión una piedra angular en la toma de decisiones conscientes, debemos fomentarlo en todos los niveles para evitar que la información sea “editada” a favor de aquellas minorías que no representan lo que el pueblo necesita.

    • Huy asere, ahí es como querer que la gravedad no exista, porque todos, absolutamente todos los comunicadores y medios, representan intereses y editan la información. Pero vamos, en realidad toda la gente hacemos eso: confiamos más en la información que valida nuestros intereses y rechazamos la que no. Vemos lo que queremos ver.

      La objetividad por deseo es un mito, por eso el método científico no consiste tanto en encontrar la verdad “objetiva”, como que más bien que podamos confirmar o corregir nuestras impresiones iniciales.

      Por ejemplo, no existe una única e incuestionable definición de “el pueblo”. ¿A quiénes incluyes cuando piensas y escribes eso? ¿Quiénes son los que editan la información que le llega? ¿A favor de quiénes? Dependiendo de como contestes esas preguntas, te posicionas en la realidad conforme a tus intereses o aspiraciones.

      Pero si el grupo social en el que te encuentras no está organizado para aplicar presión política a favor de los mismos, aunque sean muchos, o tengan un deseo muy fuerte, los que de verdad tienen el poder no van a mover un dedo para que esas aspiraciones se alcancen. Solamente cuando favorezca a sus intereses. Y eso, ocurre en cualquier sistema político.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Manuel Ramiro Hernández

Manuel Ramiro Hernández
Manuel Ramiro H. Médico graduado en la Facultad de Medicina de la UNAM miembro de la generación 1963-1968. Realizó la especialización en Medicina Interna en el Centro Hospitalario “20 de Noviembre” del ISSSTE, trabajó en el Hospital 1° de Octubre del mismo ISSSTE donde fue médico adscrito, jefe de servicio, subdirector médico y director. Después estuvo un breve tiempo en la Secretaría de Salud, fue director de la Clínica Londres y actualmente trabaja en la Coordinación de Educación en Salud del IMSS. Ha sido profesor de diversas escuelas y facultades de medicina desde hace más de 40 años. Es editor de diferentes revistas médicas desde hace más de 30 años. Ha publicado varios artículos en diversas revistas nacionales e internacionales. Es editor de un libro de su especialidad. Lector dedicado y desordenado; aficionado a varias cosas. Marido, padre y abuelo feliz.
x

Check Also

Shopenhauer de 71 años

José Luis Díaz Gómez


Mente y Cuerpo

El nudo del mundo, el yo y la naturaleza de la voluntad

El nudo de Schopenhauer amarra las dos dimensiones fundamentales del ser humano: su conciencia subjetiva y el mundo objetivo. En la perspectiva de este padre del pesimismo moderno es un nudo inextricable...

Newsletter