Home || Colaboradores || Un concierto diferente, un gran concierto

Un concierto diferente, un gran concierto

Orquesta de México

Manuel Ramiro Hernández


Visión Integral

Orquesta Juvenil Universitaria Eduardo Mata de la UNAM.

miércoles 1 de noviembre de 2017

Desde que Germán Fajardo llegó a la Facultad de Medicina, ha trabajado en su renovación e innovación, respecto a lo que se ha trabajado y logrado en los aspectos docentes y de investigación, lo comentaremos en otra ocasión, probablemente en otro espacio. Ahora comentaremos lo que se ha conseguido en la difusión de la cultura, otro de los pilares fundamentales de la actividad universitaria. Algunas de las acciones de la difusión de la cultura han sido utilizadas para establecer o mejorar las relaciones entre los miembros de la Facultad: los alumnos, los profesores, los investigadores y las autoridades universitarias, además de enriquecer el bagaje cultural de todos. La Feria del Libro de la Salud es un ejemplo, en ella además de reunir a todos alrededor de los libros se constituye en un marco de recepción para los alumnos de primer ingreso. El Concierto del Día del Médico se convierte en una ocasión para reunir a todos los integrantes de la Facultad con motivo de gozar todos de una maravillosa velada musical.

El eje del concierto fue: Los médicos y los músicos a 150 años de la restauración de la República. Fue un concierto diferente, poco convencional, porque la conformación del programa obligó a varias cosas diferentes, la primera la necesidad de un interlocutor; el propio Germán Fajardo y Samuel Máynez, quien es un músico profundo estudioso y rescatista de obras olvidadas del repertorio mexicano, además la propia conformación del concierto obligó cambios de tramoya frecuentes, pero todo esto al final lo hizo más interesante al mismo tiempo que diferente.

Sabemos que el Conservatorio nació en las instalaciones del Palacio de Medicina, que el fundador fue Agustín Balderas, que no sólo era músico, sino médico y que antes se le había propuesto a Eduardo Liceaga, quien no aceptó la responsabilidad por estar inmiscuido en varios proyectos de la salud.

El eje del concierto fue la obra de Aniceto Ortega que compartió a la perfección su trabajo como médico, fue director de una maternidad muchos años y como músico su obra es ‒en ese aspecto‒ muy amplia y destacada, además tuvo varios alumnos, pianistas destacados, como Felipe Villanueva y Melesio Morales.

Aniceto Ortega

De Aniceto Ortega escuchamos varios pasajes de Cuauhtemoctzin, la introducción que resulta muy interesante en la reelaboración que ha realizado Samuel Máynez, lo mismo podemos decir del dueto para tenor y soprano que es brillantísima, ambas contienen pasajes para instrumentos precolombinos que además de diferente las hace muy destacadas. Como corolario del concierto se tocaron la Marcha Zaragoza y la Marcha Republicana, que durante el gobierno del Presidente Juárez se intentó que suplieran al Himno Nacional, ambas son extraordinarias, muy poco convencionales, requieren de una orquesta muy amplia y poco convencional, destacando en este punto la presencia de dos pianos tocada a cuatro manos, por lo tanto, cuatro pianistas. Una prueba de lo brillante del concierto es lo contentos que estaban los intérpretes, a lo largo de todo el concierto pero especialmente al tocar estas dos obras.

Theodor Billroth

Theodor Billroth.

Ahí me enteré de Theodor Billroth, muy destacado científico y cirujano austro-alemán, era también músico, y escuchamos un Lied muy bonito, al más puro estilo de la época en que fue escrito. Asimismo, algunos nos enteramos que, Aleksandr Borodin, muy brillante compositor ruso, quien formó parte del famoso grupo de los cinco, era médico y de él escuchamos un estreno en México, un Serenata, dueto para violín y arpa ejecutados por los Máynez, hija y padre.

Alexander Borodin

Aleksandr Borodín.

De Agustín Balderas, el fundador del Conservatorio, escuchamos una romanza para chelo y piano, magníficamente interpretada por un joven Carlos Máynez al violonchelo, quien tiene un vibrato y afinación realmente destacables, al igual que una sonoridad brillante.

De Alfred Bablot, músico francés largamente asentado en México y uno de los primeros directores del conservatorio, La Marcha Franco Mexicano, es una obra orquestal al más puro estilo de su época y que incluye compases de la Marsellesa y del Himno Nacional.

La época que destaca el motivo del concierto vemos varios personajes que desempeñaban, brillantemente, varias actividades, en este caso se resaltan la medicina y la música. Las formas actuales de profundización y especialización de las profesiones lo impiden o lo dificultan mucho, pero hablan del desarrollo humanista de aquellos momentos.

orquesta juvenil

Orquesta Juvenil Universitaria Eduardo Mata de la UNAM.

La Orquesta que fue el centro del concierto fue la Orquesta Juvenil Universitaria Eduardo Mata de la UNAM, que como su nombre dice está conformada por jóvenes pero que exhibió una profesionalización destacada. El concierto no debe ser fácil de interpretar, muchas obras eran estrenos o reestrenos después de muchos años de no haber sido interpretados, con dificultades diversos; la orquesta mostró una afinación y una sonoridad muy buenas, está dirigida atinadamente por el maestro Rivera Weber, por cierto, hijo de un Profesor Emérito de la Facultad. La Orquesta Juvenil muestra un gran interés por parte de la UNAM en las actividades musicales. No sé si la antigua Orquesta de la Preparatoria fundada por el maestro Zanolli sigue activa, pero también nos brindó muchos conciertos memorables.

Lo sucedido durante el concierto es una muestra de cómo la cultura enriquece las relaciones entre los miembros de la sociedad y en general la vida.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

5 comentarios

  1. Como siempre exelente reseña Doctor Ramiro
    Y un acierto del Dr Fajardo jen la proyección coin cultural de nuestra FCultad

  2. Como siempre exelente reseña Doctor Ramiro
    Y un acierto del Dr Fajardo en la proyección cultural de nuestra Facultad

  3. Como siempre muy buena reseña Dr Ramiro

  4. Muchas gracias Manuel por tus comentatios, sin duda un concierto diferente y muy bueno. Esperamos tener pronto la versión electrónica para quien lo quiera disfrutar. Saludos

  5. María González

    Considero que actualmente la mayoría de las colaboraciones y artículos de opinión en medios masivos como el periódico y revistas arrojan información y datos sobre problemas cotidianos , que actualmente son muchos, narcotráfico, fraudes, corrupción , pobreza, terrorismo, etc. Sin embargo, una colaboración como esta transmite información poco conocida sobre músicos, médicos, música y cultura. Con su colaboración he aprendido sobre estos temas que desconocía por completo, lo que hace interesante esta colaboración.
    La observación que realiza Usted en relación a que “las formas actuales de profundización y especialización de las profesiones impiden o dificultan la realización de una actividad cultural alterna como es la interpretación y creación musical y que efectivamente hablan del desarrollo humanista de aquellos momentos”, considero que también se pueda deber a que la vida actual nos impone un estándard de vida muy elevado y que para alcanzarlo se requieren altos niveles de consumo y todo esto nos lleva a realizar largas jornadas de trabajo que no nos dejan desarrollar actividades culturales y artísticas que nos permitirían ser mejores personas, más humanas.
    Por cierto, de acuerdo a su relato, el concierto debe haber sido todo un deleite musical.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Manuel Ramiro Hernández

Manuel Ramiro Hernández

Manuel Ramiro H. Médico graduado en la Facultad de Medicina de la UNAM miembro de la generación 1963-1968. Realizó la especialización en Medicina Interna en el Centro Hospitalario “20 de Noviembre” del ISSSTE, trabajó en el Hospital 1° de Octubre del mismo ISSSTE donde fue médico adscrito, jefe de servicio, subdirector médico y director. Después estuvo un breve tiempo en la Secretaría de Salud, fue director de la Clínica Londres y actualmente trabaja en la Coordinación de Educación en Salud del IMSS. Ha sido profesor de diversas escuelas y facultades de medicina desde hace más de 40 años. Es editor de diferentes revistas médicas desde hace más de 30 años. Ha publicado varios artículos en diversas revistas nacionales e internacionales. Es editor de un libro de su especialidad. Lector dedicado y desordenado; aficionado a varias cosas. Marido, padre y abuelo feliz.

x

Check Also

Amistad en la vida

Roberto Arriola García


Vivir con Sentido

Amistad para tu bienestar

A estas alturas del debate sobre la calidad de vida y el bienestar, es generalmente aceptado que tener amigos es bueno para las personas. Sin embargo, se ha preguntado usted, ¿qué es la amistad?, y ¿qué podemos esperar de los amigos? A lo largo de...