Home || Colaboradores || El presupuesto como instrumento político

El presupuesto como instrumento político

presupuesto federal

Manuel Ramiro Hernández


Visión Integral

Foto: Notimex.

miércoles 19 de diciembre de 2018

Mucha gente puede establecer críticas sobre Porfirio Muñoz Ledo, pero nadie puede negar su amplio conocimiento sobre teoría política, y mucho menos su enorme dominio sobre la práctica de la política. Hace unos días mencionó que habría que esperar sobre la presentación del presupuesto para 2019, que haría el Poder Ejecutivo, para conocer en realidad las tendencias de la política del gobierno federal. Nos acabamos de enterar de algunas generalidades sobre el presupuesto, en el que vemos algunas cosas muy interesantes. Es cierto que aún no ha sido aprobado y es probable que sufra algunas modificaciones, pero en términos generales está expuesta la política presupuestaria y de manera general están dictados los lineamientos, cuando menos para 2019.

presupuesto 2019

Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, y Carlos Urzúa, secretario de Hacienda.

Un par de días antes, el jefe del Poder Ejecutivo, en una reunión con los gobernadores del sureste, notificó sobre un cambio en la política de salud. Desaparecerá el Seguro Popular y la atención de la salud por los gobiernos estatales, la atención será brindada ahora por instancias federales, no se dijo muy bien cómo, ni a través de qué mecanismos. Se ha dicho que el IMSS Prospera (el cual, como decíamos en una nota anterior, seguramente cambiará de apellido), lo que no queda claro es de qué manera se hará y financiará. El Seguro Popular fue (porque ya no es) un intento por cubrir a la población que no tiene un trabajo formal, con un programa que intentaba brindar Seguridad Social a un muy amplio grupo que no cuenta con ingresos formales y/o sus percepciones son sumamente bajas; la pobreza y la informalidad fueron el mayor inconveniente para su desarrollo. Al parecer, operativamente tuvo fallas porque fue diseñado para funcionar desde los gobiernos estatales, lo que, en algunos, o muchos casos, no fue realizado con eficiencia y a veces se hizo con deshonestidad. Se dio una lucha entre el gobierno central y la desconcentración de los fondos y los programas a los Estados de la República. Las fallas en el ejercicio han hecho que el programa de salud, y probablemente muchos otros, regrese al gobierno federal. Esperamos que los mecanismos financieros y operativos tengan éxito. Desde luego, pareciera que el sólo paso de los gobiernos estatales al federal no asegura un mejor desarrollo. Ante lo sucedido, aunque ha transcurrido muy poco tiempo, echamos en falta una respuesta de los anteriores secretarios de Salud, especialmente de Julio Frenk, quien fue el que diseñó el Seguro Popular e inició su implementación.

Para mayor confusión, con los pocos datos que se han dado a conocer, en el Presupuesto de 2019 la asignación a Salud es 3.2% menor que la correspondiente a 2018. Difícil parece que, con menores recursos, que probablemente ya eran insuficientes en 2018, se puedan hacer muchas mejoras, tomando en cuenta que una parte muy importante de los gastos del sistema corresponden a los insumos; además de los que corresponden a los medicamentos, y que estos sufren, cuando menos anualmente, un incremento considerable, muchas veces por arriba de la inflación. Nos hemos enterado que algunos programas preventivos específicos, los correspondientes a la diabetes y a la obesidad, han sufrido una disminución en la asignación presupuestal aún más considerable, por lo que este complicado panorama habrá que observarlo cuidadosamente. Seguramente, se confía en que una mejor gestión será suficiente, pero parte de lo que hay que observar es si sucede un cambio en el enfoque general que se piensa dar a la prevención y atención a la salud.

En los primeros datos que hemos conocido sobre el presupuesto destaca que la Secretaría de Energía tiene un incremento muy considerable (961%), el nuevo gobierno hace una apuesta muy importante a la industria petrolera, porque no se menciona nada sobre la investigación y el desarrollo de energías alternativas. Como se ha dicho, ante el freno a la inversión privada en el sector y los bajos precios del petróleo que se avizoran, veremos qué resultados se obtienen. También llama la atención que los dos organismos reguladores del sector, la Comisión Reguladora de Energía y la Comisión Nacional de Hidrocarburos, tuvieron en el Presupuesto 2019 una disminución muy considerable en sus asignaciones (30%), desconociendo que la democracia requiere de pesos y contrapesos para funcionar. Se entiende que la Secretaría del Trabajo y la de Bienestar hayan tenido incrementos considerables (932% y 40%) porque los programas sociales tan anunciados seguramente serán desarrolladas desde ahí, lo mismo se entiende el incremento en la Secretaría de la Defensa Nacional, porque en ella se pretende desarrollar el programa de seguridad, aunque no queda claro por qué la de Marina sufre una disminución (9%), si ambas participan en los nuevos planes.

 

Por otro lado, es preocupante que la Secretaría de Educación haya tenido sólo un incremento de 2.9%. Ante el desconocimiento de los nuevos planes en el sector, un incremento presupuestal exiguo, el intento de desparecer el organismo regulador (Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación), y la satanización que se ha hecho de la evaluación (recurso indispensable en el cualquier proceso educativo), la incertidumbre está presente. Inicialmente se había mencionado una disminución en el presupuesto asignado a las universidades públicas, sin embargo, ante los primeros reclamos, el día de ayer esto fue corregido.

desaparición del instituto nacional para la evaluación de la educación

Muy sorprendentes me resultaron los decrementos presupuestales de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (32%), Agricultura y Desarrollo Rural (28%), el CONACYT  (12.8%.) y la Secretaría de Cultura (7.6%). Por lo que podemos presumir que la investigación, la cultura, el cuidado del medio ambiente y el desarrollo del campo sufrirán un frenazo, ante un desarrollo lento pero sostenido que habían tenido, lo que sucedía, entre otras cosas, por el insuficiente apoyo financiero.

presupuesto 2019

presupuesto 2019

Si Muñoz Ledo tiene razón, en pocas líneas tenemos una imagen de los planes de gobierno. Veamos qué resultados van obteniéndose.

Lectura recomendada:

https://expansion.mx/economia/201812/15/las-dependencias-que-ganan-y-que-pierden-en-el-presupuesto-2019

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

5 comentarios

  1. Muy oportunas sus opiniones. Por eso y más, se respira incertidumbre. Saludos Maestro.

  2. En efecto mucha incertidumbre, el nuevo gobierno quiere impresionar con buena intensión y mayor cobijo social, sin embargo muestran un gran desconocimiento del entorno económico interno y externo , para hacer proyectos sociales de gran impacto secrequiere grandes recursos que están disponiendo recortando a instituciones que son acusadas de ineficientes y vorruptas, pero solo avisan y no muestran evidencia ni procesan a nadie, hacen argumentos y se lo creen como dogma por pura fe
    No es posible ejercer con menos presupuesto y incrementar la calidad y eficiencia de las instituciones solo con la ejecución de órdenes dogmáticas
    No se avizora un plan estratégico de gobierna , gobiernan con ocurrencias, se desdeña lo ya creado y no se reconoce lo que hemos avanzado

  3. Lo único que queda claro en las políticas finsncirrZ del nuevo gobierno es que se dará prioridad a las ocurrencias de promesas de campaña sin sustento económico
    Se eliminan aquellos proyectos que crearían empleos sustentados en estudios sólidos y con financiamiento transparente para lanzarse a la aventura de un tren innecesario con el aval de la madre tierra y un aeropuerto condenado a la inoperancia
    Otra ocurrencia quitar el seguro popular sin saber cuál será la alternativa financiera para sustituirlo
    La reforma educativa sin Mecanismos de evalúa ion. Equivocaciones presupuestales y así hasta dentro de 6 años cuando el destino nos alcance.

  4. María Leonor Hernández Garcia

    Dr Ramiro son de interés los comentarios que hace usted sobre el Presupuesto para el año 2019.
    Pone énfasis, como buen médico que es Ud, en el sector salud, es deseable que se llegue a fondo sobre el manejo de los recursos que se le asignaron a las diferentes instituciones dedicadas a atender a la población, por ejemplo respecto a las medicinas, se ha dicho que un político las vende al ISSSTE.
    En lo referente a la educación, dicha reforma solo fue administrativa, el estudio lo han re realizado expertos conocedores e investigadores en educación, por esto es que ahora con el nuevo gobierno se logre un verdadero cambio que urge a este país.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Manuel Ramiro Hernández

Manuel Ramiro Hernández
Manuel Ramiro H. Médico graduado en la Facultad de Medicina de la UNAM miembro de la generación 1963-1968. Realizó la especialización en Medicina Interna en el Centro Hospitalario “20 de Noviembre” del ISSSTE, trabajó en el Hospital 1° de Octubre del mismo ISSSTE donde fue médico adscrito, jefe de servicio, subdirector médico y director. Después estuvo un breve tiempo en la Secretaría de Salud, fue director de la Clínica Londres y trabajó en la Coordinación de Educación en Salud del IMSS. Ha sido profesor de diversas escuelas y facultades de medicina desde hace más de 40 años. Es editor de diferentes revistas médicas desde hace más de 30 años. Ha publicado varios artículos en diversas revistas nacionales e internacionales. Es editor de un libro de su especialidad. Lector dedicado y desordenado; aficionado a varias cosas. Marido, padre y abuelo feliz. Actualmente trabaja en la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM.