Home || Colaboradores || Un problema de Salud

Un problema de Salud

Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición

Manuel Ramiro Hernández


Visión Integral


jueves 30 de mayo de 2019

Algunas cosas habían ya trascendido, como lo sucedido con las pruebas de perfil neonatal y luego de manera más notable la falta de fluidez en el surtimiento de medicamentos a los portadores de VIH. Cuando Germán Martínez renunció a la Dirección General del IMSS, lo hizo con una carta en la que declaraba las razones con un diagnóstico preciso, explicaba las dificultades financieras del Instituto para funcionar, las dificultades para relacionarse con las autoridades financieras y presupuestales, lo que unido al aumento de la demanda con la necesidad de atender en el primer nivel a un grupo creciente de no derechohabientes, en todo esto fundamentaba su renuncia. La renuncia y sus causas fueron minimizadas de inmediato y se calificó como cobarde la actitud de Germán Martínez. En unas horas fue nombrado su relevo.

Germán Martínez.

Germán Martínez Cázares, ex Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social.

No coincido con las posturas políticas de Germán Martínez, quien es, desde luego, un hombre inteligente y culto. Pero a mí me parece muy difícil pasar de posturas claramente de derecha en el PAN a posturas de izquierda, confusamente de extrema izquierda, en MORENA. Fue Secretario de Estado en el gobierno del ex presidente Calderón y después Secretario General del entonces su partido (PAN), ante un fracaso electoral en la elecciones intermedias, renunció al cargo y a la vida política; fue entre otras cosas Director de la Escuela de Derecho de la Universidad La Salle, sitio en el que se había formado como abogado, de repente reapareció al lado del entonces candidato al Poder Ejecutivo de MORENA, fue colocado en las listas del Senado y consiguió una curul por la vía plurinominal, a la que ahora regresará. Clasificar su respuesta ante los fracasos como responsable o cobarde queda al punto de vista de cada quien, pero siempre será un juicio subjetivo. En su lugar fue nombrado Zoé Robledo un joven político chiapaneco, que además ha ejercido el periodismo por lo que se le han otorgado diferentes premios entre ellos el Premio Nacional; a pesar de estar llegando apenas la madurez, ha ocupado puestos políticos de alta responsabilidad, fue Diputado Local en Chiapas, Senador de la República, Diputado Federal y antes de ser nombrado como Director del IMSS, era subsecretario en la Secretaría de Gobernación. Zoé Robledo tiene una larga y pura ascendencia priista, su padre Eduardo Robledo resultó electo por el PRI como gobernador de Chiapas –cargo que sólo pudo ejercer tres meses–, su estado se encontraba envuelto en graves dificultades por la insurrección Zapatista, seguramente como compensación fue nombrado Embajador en Argentina y después Secretario de la Reforma Agraria en el gobierno del ex presidente Zedillo; antes había sido Senador de la República. Zoé Robledo es sobrino nieto de don Edgar Robledo Santiago, distinguido profesor chiapaneco, líder magisterial y Director General del ISSSTE en los años 70 del siglo pasado, fue un eterno aspirante a la gubernatura de Chiapas por su partido el PRI y también fue Senador de la República por su estado natal. Zoé Robledo poco después de 24 horas de haber sido nombrado Director del IMSS, salió a hacer declaraciones, a pesar de su corta experiencia en la administración de la Salud y la Seguridad Social, y dijo que no, que el IMSS estaba en magníficas condiciones para cumplir con sus altas responsabilidades y complejas obligaciones. Lo curioso es que con ello consiguió apaciguar la tormenta. No sabemos si algunos de los directores que trabajaban con Martínez, siendo muy conocedores de los problemas de Salud y la Seguridad Social, continuarán con Robledo.

Zoé Robledo.

Zoé Alejandro Robledo Aburto, actual Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Sin embargo, sólo unos días después saltó el problema de los Institutos Nacionales de Salud, ante la imposibilidad de atender la demanda de atención a la que se encuentran sujetos, los directores hicieron saber que además de habérseles reducido su presupuesto para 2019, en el primer cuatrimestre del año se les había retenido dos mil cuatrocientos millones de pesos, con todo esto, algunos directores mencionaron que no podían responder a las responsabilidades de atención, que son las del tercer nivel de alrededor del 50% de la población.

El problema es de gran importancia y tuvo gran repercusión mediática, curiosamente los directores de los Institutos tuvieron que buscar en el Congreso de la Unión, en donde acudieron a entrevistarse con el Diputado Ramírez Cuellar, Presidente de la Comisión de Presupuesto, y no estoy seguro si había algún miembro de la Comisión de Salud. Me llamaron la atención varias situaciones, la primera es que la reunión fuera en el Congreso, el dinero estaba presupuestado y asignado, no parece que la Cámara fuera el sitio adecuado para negociar, aunque parece ser que sí lo fue; la segunda es que los directores acudieran acompañados sólo por el Dr. Alejandro Mohar, Titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad de la Secretaría de Salud, y que no fueran acompañados por el Secretario de Salud, el Dr. Alcocer, ni por la subsecretaria, la Dra. Laurell. El caso es que poco a poco el dinero asignado está ya a disposición de los institutos y quedan cuando menos en las condiciones presupuestales previas.

Instituto de cardiología.

Algunas cosas se han mencionado, pero el caso es que casi seis meses después de haberse iniciado el actual gobierno no existe un Plan de Salud, ni sabemos a dónde vamos. Lo que parece haber sucedido es lo que aconteció en otros casos, al igual que con el nuevo aeropuerto, las guarderías y los combustibles. Se suspendió la construcción de la terminal aérea porque se sospechó que había irregularidades en su planeación y construcción, las consecuencias de la decisión pueden o no ser graves, pero sucederán a plazo, si no largo cuando menos intermedio, de momento sigue aterrizando aviones. Con las guarderías sucedió algo parecido, se dijo que había irregularidades en su gestión, y se les quitó el cuidado a los niños y sus madres, incluidos a los que estaban regularmente inscritos, aunque las quejas no han cesado, han sido pulverizados. Como había muchos robos de combustible se dejó de abastecer a muchas ciudades, con lo que se disminuyó el huachicoleo, pero también el abastecimiento a los usuarios, lo que tuvo graves consecuencias, al final no sabemos si el robo de combustibles tiene ahora niveles altos o no. Como se sospechan malos manejos en el funcionamiento financiero en el sistema de Salud, se disminuye la dotación de recursos a las instituciones (IMSS, SS, ISSSTE). Pero esto tiene consecuencias graves de inmediato, además de graves, muchas veces sin posibilidad de solucionarse, hasta que algunos pacientes terminan muriéndose.

Por supuesto que es posible que se realicen actos de corrupción en el manejo de la salud. Un ejemplo es lo que está sucediendo en estos momentos con la compañía Fresenius, que alrededor del mundo realizó grandes fraudes para vender material de diálisis peritoneal; sobornó en muchos países a médicos y diversas autoridades para conseguir las mayores compras del material que vende y la sobreutilización de los mismos. Pero la solución no está en suspender la diálisis peritoneal de los pacientes, ellos no tienen responsabilidad, sino crear y depurar los mecanismos de ejercio del gasto con sistemas eficientes.

Creo que la fuerza, el liderazgo, la personalidad, la popularidad de nuestro Presidente, impiden que el grupo de expertos que lo rodean (en este caso el Secretario de Salud, el Director de Prestaciones Médicas del IMSS y el Director Médico del ISSSTE) le aconsejen adecuadamente, de otra manera no me explico que la solución de suspender o restringir el gasto en salud haya sido tomada.

Alejandro Mohar.

Alejandro Mohar, titular de la CCINSHAE.

El Dr. Mohar escribió sólo hace dos días un escrito muy esclarecedor del problema de los institutos en donde destaca la labor y las responsabilidades en la atención, su gran importancia en la solución de problemas que no pueden ser resueltos de otra manera ni desde el punto de vista asistencial ni financiero. Misma situación que tienen los Hospitales de Alta Especialidad en otras ciudades del país, o los hospitales de Alta Especialidad del IMSS o el Centro Médico “20 de Noviembre” del ISSSTE. El Dr. Mohar critica en este mismo escrito el fraccionamiento del sistema en varios subsistemas (cuando menos seis, IMSS, SS, ISSSTE, PEMEX, Fuerzas Armadas, Marina, aunque existen otros en los Estados de República como el ISSEMyM) La explicación de este fraccionamiento está en sus orígenes, en su financiamiento, alguno funciona a través de cuotas de origen tripartito, como el IMSS, en el que sus ingresos los obtiene de cuotas del trabajador el patrón y el Estado; el ISSSTE lo hace a través de cuotas del trabajador y el Estado que es a su vez el patrón; en PEMEX, el Ejército y la Marina, las cuotas provienen sólo del patrón, y en la SS los gastos son cubiertos sólo por el Estado.  La fusión en un solo sistema, que seguramente acarrearía beneficios, también tendría grandes dificultades, sería muy difícil administrar un sistema tan grande. En España la solución ha sido desconcentrar el funcionamiento, cada comunidad funciona en salud independientemente.

Debemos esperar cuál es el nuevo Sistema de Salud, sin olvidar que la mayor dificultad de organización del Primer Nivel de Atención, que tiene una importancia fundamental, que históricamente no se le ha dado. Por cierto, la próxima semana la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM, organiza un simposium al respecto.

Lecturas recomendadas:

Oriol Güell. (24 de mayo de 2019). “El líder mundial de la diálisis sobornó a médicos de la sanidad pública”, El País, p. 24.

Alejandro Mohar. (27 de mayo 2019). “Proteger a los institutos nacionales de salud”, Milenio. Recuperado de: https://www.milenio.com/opinion/alejandro-mohar-betancourt/columna-alejandro-mohar/proteger-a-los-institutos-nacionales-de-salud.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

3 comentarios

  1. Ricardo Juarez

    Me llama mucho la atención de su documento el hecho de que no hay mayor protesta por esta situación negligente de retirar, recortar , retrasar el presupuesto pata la salud, será que nuestros pacientes consideran una dádiva la atención de la salud y no un derecho como lo establece la constitución mexicana, también sorprende que los médicos se mantengan tan pasivos e insensibles ante la situación de desabasto, que no es nuevo lo hemos padecido en el pasado, indudablemente que nuestro presidente tiene una magia impresionante para contener y aplastar declaraciones tan razonadas, con datos duros que mostró el ex director del IMSS German Martínez , o será que la desilusión y resentimiento del pueblo mexicano condicione una barrera que nubla el pensamiento o La tazón .
    Tendremos que seguir esperando. Gracias por su reflexión

  2. Que pena Dr Ramiro no encontramos una luz en el camino.
    Saludos y gracias

  3. María Leonor Hernández Garcia

    Doctor Ramiro como médico que es usted, obviamente también escribe y comenta sobre su área, lo que me sorprende es que sus críticas se enfocan en el actual gobierno y siempre son negativas.
    La opinión que usted tiene sobre Germán Martínez no la comparto.
    Para sus interrogantes, las respuestas se encuentran en las aseveraciones y comentarios del doctor Alfredo Jalife Ram, que además de ser médico, también tiene una especialidad como usted, El es un experto conocedor y estudioso de la geopolitica a nivel mundial. Hay un video muy interesante de una entrevista que le hicieron al doctor Jalife los Youtubers respecto a la situación en que se encuentra nuestro país, la cual es muy recomendable.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Manuel Ramiro Hernández

Manuel Ramiro Hernández
Manuel Ramiro H. Médico graduado en la Facultad de Medicina de la UNAM miembro de la generación 1963-1968. Realizó la especialización en Medicina Interna en el Centro Hospitalario “20 de Noviembre” del ISSSTE, trabajó en el Hospital 1° de Octubre del mismo ISSSTE donde fue médico adscrito, jefe de servicio, subdirector médico y director. Después estuvo un breve tiempo en la Secretaría de Salud, fue director de la Clínica Londres y trabajó en la Coordinación de Educación en Salud del IMSS. Ha sido profesor de diversas escuelas y facultades de medicina desde hace más de 40 años. Es editor de diferentes revistas médicas desde hace más de 30 años. Ha publicado varios artículos en diversas revistas nacionales e internacionales. Es editor de un libro de su especialidad. Lector dedicado y desordenado; aficionado a varias cosas. Marido, padre y abuelo feliz. Actualmente trabaja en la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM.