Home || Colaboradores || Un subdelegado médico del ISSSTE

Un subdelegado médico del ISSSTE

ISSSTE Michoacán.

Manuel Ramiro Hernández


Visión Integral


miércoles 11 de septiembre de 2019

Yo trabajé durante más de 30 años en el ISSSTE y tuve la suerte de recorrer un largo camino dentro de la institución, desde mi formación como médico especialista, y que después me desarrollé como internista en cuando menos dos de sus hospitales, muchas circunstancias me fueron conduciendo a ocupar diferentes cargos de responsabilidad, primero como Jefe del Servicio, después como Director Médico del Hospital, posteriormente como Director General del Hospital. En dos ocasiones, en el intervalo entre una y otra de mis participaciones a cargo del Hospital Regional 1° de Octubre, fui nombrado Subdelegado Médico de la Zona Norte del entonces Distrito Federal del ISSSTE.

El Hospital Regional 1° de Octubre tiene una enorme importancia dentro de la estructura del ISSSTE –la misma que todos los otros Hospitales Regionales–, su gestión implica una gran complejidad, cuenta con 350 camas censables, entre una y otra forma de contratación cerca de 2,000 trabajadores, se atienden unas 100 (o más) emergencias cada día, se realizan procedimientos de muy alto grado de dificultad, desde trasplantes renales hasta la atención de partos. Al mismo tiempo que se desarrollan actividades de enseñanza de personal de la salud y de investigación, lo cual tiene una gran importancia no sólo porque en sí mismas consiguen cumplir con metas que benefician al sistema –obteniendo resultados inmediatos y otros a largo plazo–, sino que éstas dos actividades incrementan la calidad de la atención.

ISSSTE

Fotografía: La Verdad.

Cuando fui Subdelegado Médico tuve la oportunidad de acercarme a la administración central del ISSSTE, me percaté de su enorme importancia y las grandes dificultades que tiene. Los médicos y, en general, todos los miembros de las clínicas y hospitales, tienden a menospreciar su importancia, pero no cabe duda que poseen una gran relevancia. El Subdelegado Médico y su equipo constituyen el puente entre las áreas operativas, hospitales, clínicas, y las áreas centrales. En términos generales, su labor está enfocada a observar los resultados, supervisar las acciones, permitir el trabajo que se desarrolla y favorecer el desarrollo de cada uno de los sitios de atención que se encuentran en la zona a su cargo.

Desde su sitio, el Subdelegado Médico observa el trabajo de las unidades y procura que se desarrolle adecuadamente. Esto se consigue al analizar los resultados obtenidos en mortalidad, ocupación hospitalaria, días de estancia, porcentaje de infecciones hospitalarias, por citar algunos ejemplos; y procura que se tengan los medios para que esta labor se desarrolle lo mejor posible, vigilando los insumos, la suficiencia de personal, participando y supervisando los Comités de Compras en donde se realizan muy complejas acciones que permiten funcionar a la unidad, desde la compra de ropa hospitalaria y comida, hasta la adquisición de material médico y medicamentos que no se dotan desde el nivel central –estos, los dotados por las áreas centrales, debe vigilarlos para que sean suministrados con oportunidad y suficiencia–.

José Manuel Mireles.

José Manuel Mireles, subdelegado del ISSSTE en Michoacán.

Una dificultad añadida radica que el Subdelegado trabaja a los órdenes de un Delegado, que la mayoría de las veces no conoce ni el trabajo médico ni al ISSSTE, el éxito puede radicar en convencer a su superior de la importancia de sus acciones. Para colmo, cuando menos en aquel entonces, el Subdelegado Médico ganaba menos dinero que los directores de unidades a su cargo. Algo parecido sucede en el IMSS donde el Jefe de Prestaciones Médicas –así se llama el equivalente–, percibe menos honorarios que los directores de su zona de acción. No tiene el encanto y los retos que la vida de un Hospital o Clínica acarrean, es un trabajo administrativo sobrio y un tanto obscuro.

¿Por qué a José Manuel Mireles lo nombraron Subdelegado Médico del ISSSTE en su estado natal, Michoacán? No tiene explicación lógica, cuando menos para mí. En las notas periodísticas que aparecieron cuando fue su designación como Director General del ISSSTE, manifestó que ésta se realizaba a petición del Dr. Ramiro López, encargado de la Dirección Médica, con el fin de brindarle una oportunidad; hecho que sorprende porque antes, el nombramiento del Delegado y los Subdelegados se hacía en consenso entre el Gobierno Federal y el Central, contrario a este caso que fue únicamente por decisión central.

El Dr. Mireles ejercía en Tepalcatepec, Michoacán, y adquirió una gran relevancia en 2012-2013 al ser líder en la creación de los grupos de autodefensa en la zona michoacana; tuvo un papel muy destacado en las labores de estos grupos, se hizo muy famoso, entre otras cosas, por su gran participación mediática. En 2014 fue detenido acusado de portación de armas de fuego prohibidas y permaneció preso durante varios años en un penal de alta seguridad, posteriormente se le concedió libertad provisional en espera de juicio y así permanece condenado a no salir de su estado y, mucho menos, del país. El motivo de este escrito no es analizar la justificación, la legalidad, la necesidad o la pertinencia de los grupos de autodefensa. En lo que he investigado, el historial del Dr. Mireles deja ver que no tiene experiencia administrativa médica ni conocimiento especial del ISSSTE.

José Manuel Mireles.

En Michoacán, el ISSSTE tiene cuando menos un Hospital de Especialidades, dos Hospitales Generales, una Clínica Hospital, y ocho clínicas de atención de primer nivel. Son muchas, pero es porque el número de empleados federales es muy cuantioso, especialmente el de maestros. La gestión de todo esto seguramente es un reto de enorme complejidad.

Ahora se gobierna a golpe de entrevistas y declaraciones, mal ejemplo que viene de “escaleras arriba”; y en las que recientemente realizó Mireles quedó claro que él no conoce el funcionamiento del ISSSTE. Además de su misoginia y vulgaridad, las expresiones que realizó son grotescas y ofensivas, pero además demostraron que no sabe cómo funciona el ISSSTE. La primera entrevista la dio porque, a su decir, un derechohabiente le exigía que atendieran a su esposa y a una o más de sus parejas. Desde hace varios años las normas del ISSSTE otorgan derechos a la esposa o a la concubina; más reciente se le concedieron derechos al esposo o concubino de las trabajadoras, pero nunca se ha hablado de más de una de las parejas del trabajador o trabajadora; eso si consideramos que todos los hijos del trabajador son derechohabientes hasta los 18 años o culminan sus estudios.

José Manuel Mireles.

No obstante, en todo caso Mireles debía saber que el área de Vigencia de Derechos, que es quien califica la derechohabiencia, no depende a nivel central ni delegacional del área médica, sino de la administrativa, por lo que sus justificaciones y aseveraciones estuvieron fuera de lugar ética y técnicamente. La segunda declaración acerca de que un líder le obligaba a otorgar una plaza de base a una novia, debió responderle que también es el área administrativa la que otorga ese tipo de nombramientos.

Si alguien sabe por qué Mireles fue nombrado Subdelegado Médico del ISSSTE en Michoacán y no lo han despedido, por favor que me lo haga saber.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

6 comentarios

  1. Cosas de la 4t doctor no hay más explicación!!!

  2. Como buen conocedor del sector salud, usted explica la relevancia del cargo de subdirector médico, que es el cargo que ostenta el Dr. Mireles, pero además yo considero que un médico debe ser una persona humanista con un alto sentido del valor del ser humano y respeto, precisamente porque al médico lo visita uno cuando esta en un estado de salud precario y eso nos hace vulnerables y acudimos al medico para que nos ayude a restablecer un buen estado de salud, al médico le contamos todas nuestras cosas mas intimas en una consulta y esperamos que sea respetuoso con nosotros. Yo me pregunto ¿como una mujer podria acudir a consulta médica con una persona como el Dr. Mireles. Es una vergüenza como se expreso de las mujeres y nosotras no aceptamos una disculpa vacia y sin sentido por sus dichos. Las mujeres exigimos que un persona como el Dr. Mireles sea destituido de su cargo. Que bueno que hace visible en su escrito de esta semana este asunto tan vergonzoso.

  3. ENRIQUE NIETO RAMIREZ

    La explicación es sencilla: se acomodó a la «cuarta transformación». Pero más allá de cómo llegó, lo que está en entredicho es su capacidad, hasta ahora solo demostrada en contrario. Lo peor es su grosera misoginia, defecto suficiente para no poder ocupar un cargo como el que ostenta (sin desempeñar). Sujetos como éste reciben el perdón del Amo del Palacio, con su docta recomendación: «Ya le he pedido que se disculpe y no vuelva a hacerlo.» En lo personal me da igual que se disculpe, o no, lo que no debe suceder es que continúe en el cargo.
    El que solo perdona a los suyos e inculpa a quienes no piensan como él no es hombre justo: es un tirano.

  4. Usted explica muy bien la importancia del cargo de subdirector médico y de la relevancia en la operación de los centro de salud, cargo que ostenta el Dr. Mireles en Michoacán, pero además yo considero que el médico debe ser un hombre con un alto sentido del valor del ser humano, es al médico al que consultamos cuando nos sentimos abatidas por alguna dolencia y le contamos todos los detalles de nuestra vida para que pueda hacer un buen diagnóstico. ¿Quién podría ir a consulta médica con un doctor como el DR. Mireles?, a la vista está que es una persona que no tiene respeto por el ser humano. No basta con una disculpa vacía como la que dió el Dr. Mireles por sus comentarios vulgares y misóginos, las mujeres exigimos que una persona que se expresa así de nosotras sea despedido de su cargo inmediatamente. Que bueno que hace visible este acontecimiento en su colaboración de hoy porque hay que hablar de ellos para que no se repitan y se tomen las decisiones correctas.

  5. Fátima Ximenez García

    Un requisito indispensable en 4 T es tener una bocota, ser misóginos y no estar preparado en lo que te asignen , pero claro ser muy fiel, y partiendo de estas primisas se entiende la designacion de este personaje.
    Es una gran pena el rumbo que está tomando el país.

  6. Sus escritos siempre sorprenden y se queda una con más dudas.

    Muchas gracias por informar, saludos.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Manuel Ramiro Hernández

Manuel Ramiro Hernández
Manuel Ramiro H. Médico graduado en la Facultad de Medicina de la UNAM miembro de la generación 1963-1968. Realizó la especialización en Medicina Interna en el Centro Hospitalario “20 de Noviembre” del ISSSTE, trabajó en el Hospital 1° de Octubre del mismo ISSSTE donde fue médico adscrito, jefe de servicio, subdirector médico y director. Después estuvo un breve tiempo en la Secretaría de Salud, fue director de la Clínica Londres y trabajó en la Coordinación de Educación en Salud del IMSS. Ha sido profesor de diversas escuelas y facultades de medicina desde hace más de 40 años. Es editor de diferentes revistas médicas desde hace más de 30 años. Ha publicado varios artículos en diversas revistas nacionales e internacionales. Es editor de un libro de su especialidad. Lector dedicado y desordenado; aficionado a varias cosas. Marido, padre y abuelo feliz. Actualmente trabaja en la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM.