Home || Colaboradores || El gran juicio de los opiáceos

El gran juicio de los opiáceos

Juicio de opiácidos.

Mauricio Jalife Daher


Encerrado en un Círculo

Fotografía: Al día News.

viernes 9 de agosto de 2019

Una referencia obligada para analizar este asunto es el histórico juicio seguido contra las tabacaleras, que se debatió por más de una década concluyendo en 1998 con un acuerdo de indemnización por 200,000 millones de dólares. En aquél momento, las demandas fueron auspiciadas por múltiples estados de la Unión Americana que alegaban haber realizado gastos inmensos en la atención de miles de enfermos de diversos males asociados al tabaquismo. Siendo acciones de las llamadas “colectivas”, grupos de deudos de víctimas, se sumaron también como agraviados, incluyendo a fumadores pasivos que argumentaron no haber sido suficientemente advertidos sobre las consecuencias de estar expuestos al humo de los fumadores.

La gran diferencia con este caso es que ahora no se trata de un producto señalado de origen como nocivo –y proveniente de empresas tan cuestionadas como las tabacaleras–, sino de medicinas, es decir, de productos que pretendidamente se orientan a cuidar y mejorar la salud de los consumidores. La llamada “crisis de los opiáceos”, en Estados Unidos, es sin duda un punto de inflexión para la industria farmacéutica en su conjunto. Es el momento de replantearse muchas de las premisas que parecen haber convertido, a ésta, en una industria sólo preocupada por producir ganancias para los inversionistas.

Opiácidos.

Imagen: Gualeguaychu.

De acuerdo a cifras del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, del total de 47,000 muertes asociadas al consumo de opiáceos en Estados Unidos en 2017, al menos el 36% fueron causadas por medicamentos suministrados a través de recetas médicas. Cuando la causa de muerte de figuras como Prince, Tom Petty y la esposa del senador John McCain, fueron relacionadas al consumo de opiáceos, la presión de la opinión pública llevó a declarar la emergencia nacional que hoy mantiene en suspenso a la industria de medicamentos, y a miles de personas en condición de “adictas”.

El primero de los procedimientos que se han instaurado en los tribunales es el planteado ante la corte de Oklahoma, por el que la filial farmacéutica de Johnson & Johnson, el laboratorio Janssen, tendrá que defender la licitud de su actuar.  Previamente, Purdue Pharma acordó llegar a un acuerdo con el fiscal pagando una cifra cercana a los 270 millones de dólares por los daños causados a miles de pacientes de su conocido producto “Oxycontin”, incluyendo la indemnización a las instituciones de salud de Oklahoma por los gastos erogados. El laboratorio Teva, uno de los fabricantes de genéricos más grandes del mundo, aceptó por su parte desembolsar 85 millones para evitar el juicio. Antes, el laboratorio Reckitt Benckiser había negociado un acuerdo con damnificados por 1,400 millones de dólares.

Sumando el total de procedimientos existentes en Nueva York, Massachussets y Ohio, existen a la fecha más de 1,500 juicios interpuestos bajo las mismas premisas, y se prevé que el número crezca exponencialmente al sumarse otros estados y ciudades de la Unión Americana en el curso de este mismo año.

Laboratorios.

Una vez más, el reclamo central no consiste en los daños que en sí podría causar el consumo de los medicamentos, sino en los engaños publicitarios que han evadido las precauciones mínimas que deberían acompañar su venta, y la forma desbocada en que han impulsado el mercado hasta niveles de adicción y sobredosis. La cifra de muertes en ese país por esta causa, a lo largo de 20 años, podría rondar las 400,000.

Por su parte, los laboratorios han argumentado que la propia FDA (Food and Drug Administration), aún en la década de los noventa, describía estas medicinas como “raramente adictivas”. A pesar de que la crisis se elevó a emergencia sanitaria nacional en el 2017, las autoridades del sector persisten en defender la utilidad de esta clase de medicamentos para controlar dolores crónicos, siendo necesario encontrar el balance entre la dependencia y los beneficios de su consumo.

De hecho, parte de la defensa descansa en señalar a los médicos como los generadores de la crisis, olvidando los extraordinarios esfuerzos de marketing que las farmacéuticas realizan para inducir la venta a través de toda clase de incentivos. De hecho, entre los documentos aportados como prueba, obran diversas comunicaciones internas que demuestran que empleados de diversas farmacéuticas tenían información plausible sobre la alarmante situación relacionada al crecimiento exponencial en el consumo de esta clase de drogas, y omitieron dolosamente reportarlo a las autoridades de salud. Eso es lo que explica que las demandas alcancen a algunos distribuidores de la talla de CVS y las farmacias de Walmart, que siguieron despachando ventas multimillonarias de los medicamentos sin aparentemente cumplir con los avisos preventivos que la ley exigía.

Fármacos.

Imagen: Canamo.

Por estos motivos, la sentencia que dentro de pocos meses habrá de dictar el juez Thad Balkman en el juicio contra Janssen, es particularmente relevante, ya que sentará un precedente que podría impulsar demandas del mismo tipo, hasta niveles nunca vistos.

Hoy que nuestro país está inmerso en la revisión de su legislación de etiquetado e información comercial, es relevante levantar la vista y evitar llegar a estos escenarios.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Mauricio Jalife Daher

Mauricio Jalife Daher
Doctor en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México, Especialista en Propiedad Intelectual por la Universidad Panamericana, Catedrático de la materia en la Universidad Panamericana, IPIDEC, ITAM, TEC de Monterrey y UNAM; socio fundador de Jalife-Caballero, firma especializada en Marcas y Derechos de Autor desde hace 28 años, autor de 6 libros y más de 300 artículos, Árbitro por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, columnista de El Financiero desde 1992, Mundo Ejecutivo, Pymes y diversas revistas de México y el extranjero. Mentor Endeavor y consejero editorial de la revista Mundo del Abogado.