Home || Colaboradores || La reducción de salarios y futuras consecuencias

La reducción de salarios y futuras consecuencias

reducción de salarios

Raúl Picard


Verdad o Silencio en la Industria


viernes 14 de diciembre de 2018

Considero que el salario que se asignó el presidente de la República no es el indicado, porque dada la responsabilidad que tiene con todos los mexicanos, es para que recibiera un sueldo de $300,000.00 MN mensuales, y con ello pueda ahorrar el día de mañana cuando tenga 71 años y sea desempleado, garantizando su estabilidad económica ya que no tendrá una pensión.

Si realmente se quiere rodear de gente preparada y con experiencia, estamos hablando de una inversión; porque esa gente que se ha preparado en buenas escuelas y en algunos casos en el extranjero, quiere que sus hijos lo hagan de la misma manera para que ellos también sean exitosos. Por otra parte, el gobierno no tiene la capacidad de darles un lugar en las universidades públicas, viéndose obligados a pagar universidades privadas que cuestan en promedio $20,000.00 MN mensuales, y si tienen más de un hijo, pues hagamos cuentas.  Normalmente alguien que ha ganado un salario y no ha tenido la fortuna de tener una casa propia, paga la renta de una casa modesta que está alrededor de $ 30,000.00 y $40,000.00 MN mensuales. Si a esto le sumamos alimentación, médicos y medicinas, etc., padre y madre se ven obligados a trabajar dejando a los hijos solos o encargados para cubrir esas necesidades, cuando el mejor ejemplo en casa es el de los padres.

Me queda claro que con el nivel salarial que pretende el nuevo gobierno, muchas personas se verán obligadas a tener que buscar incentivos extras para no tener que sacrificar las necesidades de sus familias.  Los que aceptarán salarios inferiores a los que tienen, es gente que no cuenta con otra opción porque saben que no hay oportunidad de trabajo en otras partes.

funcionarios

Jueces y magistrados se reunieron para protestar contra la reducción de salarios (Foto: La Verdad Hidalgo).

El éxito de cualquier empresa está en la calidad de la gente que trabaja para ellos, que tiene la preparación adecuada y la experiencia que no se aprende en las escuelas, no fijándose en los ingresos de quienes los rodean.

Es indigno querer que los ricos sean pobres en lugar de pensar cómo hacer que los pobres sean ricos; faltarle al respeto al poder judicial, que es parte del equilibrio de cualquier país; generar incertidumbre en las calificadoras internacionales que nos clasifican negativamente, que nos incrementan los intereses de la deuda externa haciendo así más pobres a los pobres, ya que cada 1% de incremento de intereses son 90 mil millones de pesos más a lo que hoy estamos pagando.

Tenemos que rodearnos y mantener unidos a los mejores capitanes del barco para ir por buen rumbo y que éste no se hunda.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

5 comentarios

  1. Excelente reflexión, hay que buscar como los más pobres accedan a mejores oportunidades.
    Hacerle al Robin Hood , no es la solución.

  2. Excelente punto de vista.se nota que eres empresario comprometido con tu personal.
    Ojala el gobierno pueda verlo así.

  3. La iniciativa privada contrata a los mas aptos y les asigna salarios acordes a sus aptitudes y desempeño de las mismas. En cambio gobierno, llámese municipal, estatal o federal, la contratación ha sido por recomendaciones y compadrazgos, por lo que personas sin preparación académica y experiencia ocupan puestos importantes y con salarios elevados. El caso de los magistrados, no es la excepción.

  4. perdón, pero eso de una renta de casa modesta de $30,000 a $40,000 me parece desproporcionado, luego si el presidencia quiere ganar 108,000 pues es porque con eso puede vivir, no enriquecerse, la idea es poner el suelo más parejo, no seguir haciendo la brecha inalcanzable,

  5. Fausto Alzati Araiza PhD

    Creo que el objetivo de un gobierno que busca eliminar la pobreza masiva debe ser la creación de riqueza y de ocupación bien remunerada. Eso no se logra reduciendo de manera generalizada los ingresos de los servidores públicos, con el consecuente riesgo de corrupción y/o fuga de cerebros. Creo que el presidente y sus consejeros están a buen tiempo para reflexionar y modificar este enfoque.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Raúl Picard

Raúl Picard
Es ingeniero industrial por la Universidad Iberoamericana y tiene una Maestría en Administración por el ITESM. Raúl Picard, como activo hombre de negocios, cuenta con una larga trayectoria de actividades al servicio del sector empresarial. Ha ocupado los siguientes cargos en la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (CANACINTRA): Presidente Nacional, Tesorero Nacional, Vicepresidente Nacional, entre otros. Asimismo, dentro de la Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN), se desempeñó como: Presidente Nacional, Vicepresidente Nacional, Vicepresidente de la Comisión de Comercio Exterior y Presidente de la Comisión de Desregulación. Fue miembro activo del Consejo Directivo de: BANCOMEXT, NAFIN, INFONAVIT, SEMARNAT, CONDUSEF. Fue Presidente de la Asociación de Fabricantes de Dulces, Chocolates y Similares. El Ing. Picard ha sido catedrático en la Universidad La Salle, la UNAM y la UIA. Actualmente es Vicepresidente de Consejo Comercial Reyport, y Vicepresidente de Consejo PETYBON.