Home || Colaboradores || Política y bienestar

Política y bienestar

Participación política

miércoles 25 de abril de 2018

¿Es importante la participación política para nuestro bienestar?

Para quienes no les gusta eso de la política, les tengo malas noticias: la participación política es importante para nuestro bienestar, y mucho, desde varios flancos.

Permítame repasar con usted algunos conceptos centrales para establecer la correlación. Esto, porque parte del problema es la desinformación o los malentendidos sobre algunas ideas básicas en torno a esta vinculación.

Una definición amplia de la política considera toda actividad, arte, doctrina u opinión, cortesía o diplomacia, tendiente a la búsqueda, al ejercicio, a la modificación, al mantenimiento, a la preservación o a la desaparición del poder público.

¿Y para qué queremos poder público?

Lamentablemente, cada vez con más frecuencia, me encuentro con personas que, asqueadas de las situaciones que ocurren en la política, comentan: “la mejor política es la que no existe”; “estaríamos mejor si no hubiera gobierno”.

Bueno, lamento decirles que no hay antecedente de una sola sociedad “exitosa” sin alguna forma de gobierno, y la política, como ya lo sostenía Aristóteles en su Zoon politikón, es connatural al ser humano y sus relaciones. Y usted, mi leal lector, recordará que la frase clave del bienestar y la calidad de vida son las relaciones interpersonales, en diferentes ámbitos y esferas, pero relaciones humanas al fin y al cabo.

relaciones humanas

No obstante, la convivencia humana tiene que ser regulada. Fundamentalmente para proteger al débil del abuso del fuerte y fomentar la igualdad de oportunidades, en lo esencial. Y en algunos casos, el Estado funciona como una caja de compensación para la distribución de la riqueza. Es así como surge el poder público, ya sea a nivel Estado, empresa, sindicato, agrupación, escuela, iglesia e, incluso, me atrevería a decir, en cierto punto, hasta en las relaciones familiares y de pareja.

Es por ello que debemos considerar un concepto amplio de “política”, reflexionar sobre ésta como una actividad de la cual es muy difícil e inconveniente sustraerse, por encontrarse en casi todos los ámbitos de la vida humana. La política es algo de lo que hay que mantenerse informado y ocuparse continuamente, no sólo en el periodo de elecciones, sino cada vez más en el seguimiento y evaluación de la gestión de los gobernantes o los que ejercen el poder en nuestro nombre. Si la gente de bien se retirara de la política, serían entonces  los peores de nuestra sociedad quienes ejerzan el poder público, y no lo harán, precisamente, a favor del bien común.

El poder nace como una necesidad de asegurar la convivencia humana, fundamento de la calidad de vidapor lo tanto, si no hay orden y autoridad, se destruye la posibilidad de convivir e interactuar en una sociedad capaz de alcanzar un nivel medio de bienestar y un desarrollo humano comparativamente aceptable. Por eso, hay quien sostiene: “Si no te gusta ocuparte de la política, despreocúpate: la política se ocupará de ti”.

Así que usted decide si será un pasajero de las decisiones de otros o asumirá su responsabilidad en la conducción de su propio destino.

Desde esta columna lo invito a reflexionar, a participar en la política, a votar, a conversar en familia, con tolerancia, información y respeto. De esta manera, habremos hecho una contribución fundamental a nuestro bienestar y habremos asegurado… Vivir con Sentido.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Roberto Arriola García

Roberto Arriola García
Roberto Arriola estudió en la Universidad Iberoamericana la Licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Pública, institución donde también completó sus estudios de Maestría en Comunicación y ha impartido cátedra en diversas materias. Es miembro de la Asociación Nacional de Profesionales del Cabildeo, y del Instituto Nacional de Administración Pública. Asimismo, fundó la Sociedad Mexicana de Estudios de Calidad de Vida S.C., iniciativa pionera en desarrollo humano multidimensional. Actualmente preside la Asociación de Egresados de los Posgrados en Comunicación de la Universidad Iberoamericana; preside el Comité de Comunicación de la Asociación de Egresados de toda la IBERO; e impulsa proyectos inmobiliarios con altos estándares de sustentabilidad. Durante su trayectoria ha asesorado a organizaciones en materia de relaciones público–privadas, asuntos corporativos, atracción de inversiones y sustentabilidad.