Home || Colaboradores || México: Comercio hoy y siempre

México: Comercio hoy y siempre

Comercio mexicano.

Roberto Arriola García


En Perspectiva

Imagen: México Nueva Era.

lunes 18 de marzo de 2019

ÉRASE UNA VEZ EN MÉXICO, cuando la señora Marthita escuchaba las noticias sobre la cancelación de inversiones; las huelgas en las maquiladoras en el Norte del país; la cancelación de un gran rascacielos en la Ciudad de México; y el despido en empresas y gobierno. Se quedó pensativa.

Al momento arribó su hijo Armando, quien acostumbraba comer siempre con ella mientras ven el noticiario del mediodía. Y le dijo, oye hijo, ¿cómo ves a este gobierno? Yo al principio lo veía muy bien, este señor López pensé, tres veces candidato, pues vamos a ver qué trae que ofrecer, pero tanta gente sin trabajo me preocupa. Si de por sí había desempleo.

Mira madre, no te preocupes. Cómo dices tú, que se preocupen quienes están a cargo de esa responsabilidad. Tu descansa, disfruta tu jubilación y ve las noticias, como si de una película de ficción se tratara.

Sin embargo, para tu tranquilidad, te puedo decir que México tiene una posición importante en el mundo y por muchos peldaños que caigamos, al final estaremos bien. Hay muchos amarres bien atados, y la gente del dinero no se anda con tonterías, si están aquí es porque México tiene con qué. Cierto que el presidente López parece no estar sumando puntos entre la gente del dinero; pero los está sumando entre los más pobres. Y eso le hace falta a este país. No podemos tener a la mitad de la población en la pobreza. Veamos si logra mejorar esa proporción y si lo hace, entonces los demás sacrificios habrán valido la pena.

México es grande y va por mucho más, créeme. Tan sólo en comercio exterior siempre hemos sido una potencia, desde la colonia. Cómo dirían los chinos, somos una suerte de “Ruta de la Seda”, entre Europa, América, Asia y África. Tranquila. Todo va a estar bien.

comercio México

Foto: Forbes México.

¿Te acuerdas cómo era México cuando tú eras niña en entre 1940 y 1950? A poco no hemos avanzado. ―Uy sí mijito; ése era otro México. No había televisión, no había teléfono y apenas había automóviles. Nada que ver con lo de hoy.

―Ya ves. Ahí lo tienes. Cuando yo era niño, la economía estaba cerrada. No se podía importar nada ¿recuerdas? Todo era hecho en México. Ni siquiera había cerezas para las malteadas, te ponían un pedazo de gelatina roja… ¡Terrible!

Después, a principios de la década de 1990, con el arribo de una nueva generación de políticos caracterizados por haber sido educados en universidades de Estados Unidos y Europa, consecuentemente proclives a la Economía de Libre Mercado, se desarrollaron nuevos proyectos y se firmó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). En gran medida como una reacción al proceso de integración europeo, ya en curso en esos años.

La experiencia de integración comercial de América del Norte provocó el crecimiento económico exponencial de las exportaciones de México hacia Estados Unidos y Canadá, integrando componentes manufacturados en aquellos países. Un fenómeno nunca visto a esa escala. “Cadenas productivas regionales integradas”.

Podemos afirmar que en general las exportaciones de México a partir de la última década del siglo XX se han, al menos, triplicado; pero de mayor importancia resulta la diversificación de la producción de la economía mexicana. La apertura del mercado mexicano ha atraído a las industrias transnacionales que han confiado en el trabajo de los mexicanos, con la integración de los parques industriales como resultado de las negociaciones bilaterales con las principales naciones del mundo, posicionándose como una potencia económica regional.

Es necesario destacar que México es el país más abierto al comercio exterior en el mundo, con 11 Tratados de Libre Comercio con 46 países (TLCs); 32 Acuerdos para la Promoción y Protección Recíproca de las Inversiones (APPRIs) con 33 países; y 9 acuerdos de alcance limitado.

Lo más importante es que el crecimiento de las exportaciones mexicanas ha sido fundamentalmente en manufacturas, gracias a la mano de obra calificada con salarios muy bajos comparativamente hablando como factor determinante. Según los datos del gobierno de México, del total de exportaciones en 2010, el sector con mayor participación es el manufacturero con alrededor del 80%; seguido por el petróleo que posee el 14%; y en tercer lugar se encuentra el sector agrícola con el 4%.

En este momento, con el arribo de un presidente de izquierda al gobierno federal, sumado a crecientes problemas de inseguridad pública derivada del crimen organizado, los inversionistas se muestran cautos y exigentes para continuar instalando sus empresas en territorio mexicano. Y los sindicatos y la red de grupos de apoyo del presidente es natural que se sienten crecidos y apoyados. Como en tiempos de Lázaro Cárdenas, recordarás.

Sin embargo, EN PERSPECTIVA, mi opinión es que el verdadero reto para México no es continuar creciendo el tamaño de nuestra economía sino en lograr una Mejor Economía (una mejor distribución del ingreso; producción nacional de productos y servicios con mayor valor agregado nacional; mayor inversión en ciencia y tecnología; mejor mercadotecnia de toda su oferta; así como una distribución más equitativa de los mercados destino de sus exportaciones). Si el presidente López Obrador logra lo anterior, entonces y sólo entonces, habrá pasado a la Historia como un buen presidente, como es su deseo. Parafraseándolo, “Por el bien de Todos (…)”. Le deseamos el mayor de los éxitos. ¿No lo crees madre mía?

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Un comentario

  1. Enrique Roberto Estrada Larragoiti

    Muy bonito su artículo, pero todos los logros de los que habla se realizaron en administraciones pasadas en las que se les dio impulso e incentivos, por pocos que fueran a la inversión y la iniciativa privada, en los sexenios de corte socialista anteriores, Echeverría y López por pillo, el país retrocedió, y con López el país no veo que avance, hay mucha fuga de capital y el gobierno está cometiendo muchos errores, no ha creado un buen clima para la inversión y la iniciativa privada, mucho capital que podía haberse quedado en México ya se fue a otros países, se han cancelado muchos proyectos y planes de inversión para México, y creo que para crear bienestar para la población en general se ha de empezar por el bienestar económico, no se levanta al pobre hundiendo al rico, mejor incentivar la inversión y motivar a los empresarios a compartir más la riqueza generada y pagar mejores sueldos y prestaciones, esto sin aumentar los impuestos, que urge un mejor sistema de impuestos y contribuciones, uno más fácil y amigable.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Roberto Arriola García

Roberto Arriola García
Roberto Arriola estudió en la Universidad Iberoamericana la Licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Pública, institución donde también completó sus estudios de Maestría en Comunicación y ha impartido cátedra en diversas materias. Es miembro de la Asociación Nacional de Profesionales del Cabildeo, y del Instituto Nacional de Administración Pública. Asimismo, fundó la Sociedad Mexicana de Estudios de Calidad de Vida S.C., iniciativa pionera en desarrollo humano multidimensional. Actualmente preside la Asociación de Egresados de los Posgrados en Comunicación de la Universidad Iberoamericana; preside el Comité de Comunicación de la Asociación de Egresados de toda la IBERO; e impulsa proyectos inmobiliarios con altos estándares de sustentabilidad. Durante su trayectoria ha asesorado a organizaciones en materia de relaciones público–privadas, asuntos corporativos, atracción de inversiones y sustentabilidad.