Home || Colaboradores || Nosotros y nuestros adversarios

Nosotros y nuestros adversarios

diferencias

Sergio Block


El cristal de las palabras

Imagen: Vanguardia.

viernes 25 de enero de 2019

Se dice (…) que «existen dos tipos de personas en el mundo: las que

dividen al mundo en dos tipos de personas y las que no». Hay más

de las primeras. Y existen consecuencias graves cuando la gente se

separa en Nosotros y los Otros…

Robert Sapolsky.

En la comunicación de nuestro gobierno con los ciudadanos abundan las palabras y frases que nos dividen en Nosotros y Otros. Fifí / chairo, pueblo / mafia, nosotros / nuestros adversarios, la gente / los neofascistas. Mucha gente parece dispuesta a ubicarse en uno u otro extremo de estas dicotomías. La conversación sobre asuntos públicos en las redes sociales está inundada de insultos, descalificaciones y afirmaciones poco o nada sustentadas. Tanto desde un extremo como desde el otro.

Tal vez un lenguaje así de polarizado puede explicarse durante los procesos electorales, cuando los contendientes se construyen ante sus simpatizantes a través de la negación y la descalificación de sus contrincantes: lo “bueno” definido como lo “no malo”.  Sin embargo, parece inadecuado en boca de quienes ya nos gobiernan a todos.

Se habla de transformación y de democracia participativa. Así dicho, es muy difícil estar en contra. Pero, ¿no será que para lograrlo se necesita promover una buena conversación entre todas las partes involucradas? Una conversación que haga emerger la sabiduría que reside en esas partes y entre ellas. Una conversación que construya respuestas incluyentes a las muchas preguntas que habrá que contestar en el camino.

diálogo

Escultura ‘La conversación’, La Habana, Cuba.

Un diálogo con estas características será poco probable mientras nuestro lenguaje insista en dividirnos en el juego de Nosotros y Los Otros. Debemos cambiar la manera en que conversamos para convertirla en una forma de colaborar, sin miedo de involucrarnos con lo diferente.

Fomentar prácticas comunicativas excluyentes no nos ayuda ni a resolver problemas sociales ni a construir una armonía política. Sin embargo, esta conciencia no sólo debe existir entre los servidores públicos sino también entre los ciudadanos. En las pláticas de sobremesa, en las juntas vecinales, en las reuniones personales. Las conversaciones que unen pueden darse en entornos mucho más cercanos de lo que pensamos.

Un lenguaje colaborativo parte del reconocimiento de que existe un propósito común; evita la descalificación y la exclusión; intercambia información pertinente y cierta; es concreto y transparente; y, mantiene siempre un tono incluyente y respetuoso. Ojalá que podamos conversar de la manera que requieren la gravedad y la complejidad de los problemas que debemos resolver. Para algunos de ellos, tal vez no nos queden muchas oportunidades más.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Sergio Block

Sergio Block
Estudié economía en la Universidad Autónoma Metropolitana. Durante los últimos 20 años, he trabajado en la mejora de la comunicación de conocimiento dentro de procesos de trabajo. He participado en muy diversos proyectos en ese tema y más de 150 proyectos relacionados con la comunicación escrita, con varias de las organizaciones más importantes en los sectores privado y público, en México y en otros países de América Latina. Trabajé como asesor independiente para la Secretaría de la Función Pública, en la construcción e implantación de la iniciativa de Lenguaje Ciudadano, que busca simplificar y mejorar la comunicación escrita entre los servidores públicos y los ciudadanos. Formo parte y colaboro con asociaciones civiles que promueven la comunicación clara en diferentes ámbitos, como la Red de Lenguaje Claro y Derecho a Entender. Estoy convencido de que una comunicación clara, sencilla y orientada en su audiencia puede llevar a resultados mucho mejores en nuestro trabajo. Actualmente soy consultor en Contexto Didáctico. Email: sergioblock(arroba)gmail.com