Home || Deportes || Un balón, una cancha de fútbol y ganas de generar un bien común

Un balón, una cancha de fútbol y ganas de generar un bien común

Un balón, una cancha de fútbol y ganas de generar un bien común
Un balón, una cancha de fútbol y ganas de generar un bien común

domingo 17 de marzo de 2019

El fútbol ha dominado la escena de la era moderna y aunque es una industria que genera miles de millones de dólares, a nivel social su impacto es indiscutible y un balón, una cancha y ganas de generar un bien común, pueden ser un factor de cambio muy poderoso.

Ciudad de México.- En ese sentido, este deporte ofrece una manera genuina para formar a las nuevas generaciones dentro de un marco ético que convenga a toda la sociedad, ya que como lo señaló el filósofo y novelista francés, Albert Camus: «Todo cuanto sé con mayor certeza sobre la moral y las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol».

Y eso es lo que pretende Alejandro Leyva, un exfutbolista profesional que jugó en la primera división del fútbol mexicano del 2001 hasta el 2011, que militó en clubes como el Monarcas Morelia, Veracruz, Tijuana y también jugó en la liga de ascenso varios torneos.

Pero ahora se ha propuesto como meta personal, utilizar su experiencia y el fútbol para cambiar la vida de algunos niños y jóvenes de Morelia y de todo el estado de Michoacán, que están en un estado de vulnerabilidad social.

Esto te puede interesar: Democracia y futbol

Un delincuente menos

A su propuesta la ha denominado “Un futbolista más, un delincuente menos” y se basa en el desarrollo de habilidades físicas, emocionales y sociales que permitan a los pequeños,  abrirse un panorama cultural que no solo se quede en el fútbol, sino que trasciende más allá de las canchas y produzca un beneficio para todo su entorno.

“El fútbol como tal, es una disciplina y dentro de la misma se desarrollan distintas cuestiones psicológicas, físicas e intelectuales”, explica Leyva, pero pueden ser orientadas para modificar los hábitos y la percepción errónea del éxito fácil y rápido, que muchos suponen es el objetivo principal de sus acciones.

El modelo de éxito equivocado

El niño michoacano crece idolatrando al narcotraficante de manera absurda, ya que  lo que ven como una persona poderosa, llena de lujos y siempre feliz”, explica el exfutbolista y de ahí la necesidad de cambiar estas percepciones, que desvirtúan los valores orientados a generar un bien común.

Y Michoacán es uno de los mejores ejemplo de esto, con la proliferación de grupos del crimen organizado que han generado una violencia desmedida y tan solo en enero pasado, se registraron 2 mil 452 los homicidios, 140 secuestros y 70 feminicidios, de acuerdo a cifra del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

En ese sentido, la figura idílica del criminal combinado con la “pobreza que cobija a los niños, los hace creer que la manera más pronta para salir de esto es el narcotráfico o el crimen organizado y esto es el inicio de un pequeño vicio, que te lleva a otro y dejas en el olvido prepararte para vivir una niñez sana”, dice Alejando Leyva.

Y ahí entra el fútbol y su función de reconstructor del tejido social, ya que “es el deporte más popular del mundo, que lo puedes jugar en cualquier parte y en muchas ocasiones con cualquier cosa”,  pero está cargado de valores éticos que ayudan a formar de manera integral a los menores.

Con el trabajo de equipo en la cancha y la colaboración mutua; el esfuerzo constante y la solidaridad con el compañero; así como la necesidad de contar el uno con el otro y de echarle una mano al defensa cuando se equivoca o de compartir un gol con el delantero, pueden ser la diferencia para el desarrollo de la niñez.

La Marsellesa y el futbol

Oportunidades, muchas oportunidades

Este proyecto está orientado para ser aplicado en las comunidades más pobres de Michoacán, para que a través del juego y la diversión, los niños encuentren una motivación extra para alejarse de la delincuencia y las drogas y tener un panorama más amplio sobre su futuro.

“La idea es en base a lo que yo viví como niño, pues es demasiado complicado salir de las calles para triunfar no solo en el fútbol, sino también en distintas profesiones”, dice Alejandro Leyva.

Sin embargo está convencido que “el mexicano tiene capacidades extraordinarias” pero que la gran mayoría de las veces se desaprovechan por falta de oportunidades, por lo que con este proyecto teniendo al fútbol como principal herramienta, intenta colaborar para crear un bienestar colectivo y todo comienza con un balón, una cancha de fútbol y ganas de generar un bien común.

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

 

 

 

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Daniel Higa Alquicira

Daniel Higa Alquicira