Home || Economía || ¿Por qué quedó en suspenso el Acuerdo Transpacífico?

¿Por qué quedó en suspenso el Acuerdo Transpacífico?


lunes 3 de agosto de 2015

Temas como el automotriz, las medicinas y los lácteos quedaron trabados en las negociaciones por lo que los 12 países interesados en conformar una Zona de Libre Comercio Transpacífico no lograron llegar a un acuerdo durante la reunión celebrada en Hawái.

México (elsemanario.com).- Luego de tres días de negociación en Hawái, los ministros de comercio de los 12 países integrantes del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP por su sigla en inglés) no alcanzaron una anuencia para cerrar la negociación.

La falta de consenso hace que se vean muestras de nerviosismo por los países que lo impulsan, principalmente la Administración Obama (que enfrenta la oposición republicana e incluso de Hillary Clinton) y el gobierno de Japón, mientras que los opositores al acuerdo se muestran expectantes a su fracaso.

Entre los temas que sí mostraron avance e incluso ya están en su etapa final, prácticamente cerrados, son los capítulos relacionados con el comercio electrónico, compras gubernamentales, cooperación regulatoria, iniciación de pequeñas y medianas empresas al comercio exterior.

En tanto, las cuestiones que quedaron pendientes y provocaron que las negociaciones en las que participaron los ministros de comercio de las 12 naciones involucradas dejaran en suspenso la firma del acuerdo transpacífico son el sector automotriz, la extensión de patentes de medicamentos y la apertura de productos agrícolas, entre ellos los lácteos, por lo que se prevé una nueva ronda de negociaciones antes que finalice este mes.

Por parte de México, se rechazó una propuesta de Estados Unidos y Japón sobre reglas de origen en el sector automotriz debido a que, de acuerdo con la representación nacional, se dañaría la producción mexicana.

Luego de su participación en Hawái, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, afirmó que se deben buscar sinergias que permitan lograr un avance sustancial en temas de alta complejidad, particularmente en temas como acceso a mercados de bienes, reglas de origen, y propiedad intelectual.

Según The New York Times, Guajardo se mostró “desafiante” durante las negociaciones, en particular, en cuanto al tema de permitir exportaciones de automóviles japoneses con menos de 65% de partes y componentes producidos en la región del TPP, posición que fue apoyada por Canadá.

Este domingo, la dependencia a su cargo destacó en un comunicado que en el encuentro los ministros lograron avances sustanciales, sin embargo, también acordaron continuar trabajando en el “reducido” número de asuntos pendientes en las siguientes semanas.

No es para menos la posición del secretario de Economía, pues México es el cuarto país exportador y el séptimo productor de automóviles en el mundo y una medida de mercado como la planteada por EU y, Japón podría significar un riesgo para la industria automotriz nacional y sus pretensiones de reafirmarse como una potencia global en el sector a finales del sexenio.

El TPP constituye el acuerdo comercial regional más grande de la historia, o al menos el de mayor envergadura en los últimos 20 años, que vincularía un 40% de la economía mundial bajo un nuevo marco de normas para el comercio.

Esto puede suponer ventajas al dar acceso a mercados y consumidores de gran parte del planeta, pero también, puede representar grandes riesgos para las economías menos desarrolladas como la de México, principalmente si no se logran condiciones que reduzcan las desventajas de sus mercados, como ejemplos podemos citar: el sector del calzado, electrónicos y el ya referido por Guajardo, automotriz.

Sumado a lo anterior, esto implica una serie de relaciones más allá de lo comercial: cuestiones laborales, de capacidad tecnológica y económica, áreas en las cuales México no se encuentra a la par que sus competidores extranjeros. Por ello es importante que la representación del gobierno mexicano esté peleando por defender la posición del país de manera que el acuerdo resulte benéfico.

El Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica está planeado entre Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Perú, Singapur y Vietnam.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*