Home || Economía || Peso mexicano, el verdadero ganador en las elecciones del Estado de México

Peso mexicano, el verdadero ganador en las elecciones del Estado de México

Tipo de cambio peso dólar
peso mexicano

lunes 5 de junio de 2017

El peso mexicano alcanzó su mejor nivel en nueve meses ante la percepción de mejores riesgos locales resultado de las elecciones gubernamentales en el Estado de México.

 

Después de haber sido fuertemente azotado por una alta volatilidad alimentada por choques externos, como la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, el peso mexicano logró un fortalecimiento en la jornada del lunes, en la que los inversionistas percibieron una moderación de los riegos políticos con la ventaja del PRI en las elecciones locales en el Estado de México.

El dólar spot cerró este lunes 5 de junio, un día después de las elecciones, en 18.3665 unidades, en su menor precio desde el 6 de septiembre del 2016, de acuerdo con datos publicados del Banco de México.

A lo largo de la jornada, el peso ganó 34.35 centavos, semejante a 1.84%. Este avance es el mejor desde el reportado el 15 de marzo de este año.

En el mercado accionario, el referencial índice IPC subió 0.56 por ciento, a 49,592.49 puntos, con un volumen de 131.7 millones de títulos negociados.

Las acciones del minorista y embotellador FEMSA encabezaron las ganancias del IPC con un 1.09 por ciento más a 178.39 pesos. En cuanto a los bonos, el rendimiento de los papeles a 10 años bajó nueve puntos base, a 7.16 por ciento, mientras que la tasa a 20 años cedió 10, a 7.30 por ciento.

El partido gobernante de México, el PRI, mantenía el lunes una leve ventaja en la elección para gobernador del Estado de México, considerada un laboratorio previo a las presidenciales de 2018.

A continuación, los comentarios de algunos analistas sobre las implicaciones de los comicios citados por Reuters:

BANCO BASE: «Aunque el resultado (del domingo) no elimina la posibilidad de que se observe alternancia en las elecciones federales de 2018, sí se reduce la probabilidad, pues el Estado de México es una entidad clave para el partido que actualmente se mantiene en el Gobierno Federal». «Cabe recordar que la semana pasada el peso había perdido cerca de 1 por ciento previo a la contienda, pues la idea de un triunfo del partido de izquierda, Morena, en 2018, es considerada como riesgosa por el mercado para el correcto desarrollo de las reformas estructurales más recientes y para el futuro de las relaciones con el principal socio comercial, Estados Unidos».

CITI:»Sin sorpresas, el peso se apreció por la victoria del PRI. Esperaríamos que las tasas avancen también (…) La información de flujos de Citi muestra que los inversionistas han vuelto a formar posiciones largas en el peso en las últimas dos semanas y existe margen para que éstas se incrementen. El peso podría revertir su bajo desempeño frente a sus pares de Latinoamérica».

GOLDMAN SACHS: «En esencia, la elección del Estado de México fue tanto un plebiscito indirecto al gobierno del PRI (a nivel federal y en un número significativo de estados), como una evaluación política de la fuerza y atractivos de Morena, un partido recientemente creado y su potencial de convertirse en una fuerza política nacional». «En general, las elecciones del próximo año probablemente se lleven a cabo en un ambiente de crecimiento modesto, moderado, pero con una inflación aún alta y probablemente políticas monetarias, fiscales y de crédito restrictivas. Este contexto macro (…) podría favorecer a candidatos (como Andrés Manuel López Obrador) que están proponiendo un nuevo paradigma económico y político».

BULLTICK: «A pesar de la victoria del PRI, creemos que la incertidumbre política se mantendrá elevada, con más episodios de volatilidad en los mercados de capitales de México durante los próximos meses (…) Subrayamos que caídas pronunciadas representan oportunidades de compra, considerando que la mayoría de las preocupaciones sobre MORENA no están justificadas».

«Las preocupaciones políticas sobre una victoria de MORENA son y continuarán siendo exageradas, en línea con la tendencia vista en otros países de Latinoamérica, donde los líderes que son vistos como de extrema izquierda gobiernan desde el centro reconociendo la importancia de la estabilidad en los mercados financieros».

«Pensamos que AMLO sería más un (Luiz Inácio) Lula (da Silva) que un (Hugo) Chávez».

 

 

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*