Home || Economía || Reforma fiscal de Estados Unidos se ha convertido en una amenaza para México

Reforma fiscal de Estados Unidos se ha convertido en una amenaza para México

Reforma fiscal de Estados Unidos se ha convertido en una amenaza para México por el impacto que esto podría tener en la cotización del peso y en futuras inversiones.
Reforma fiscal de Estados Unidos se ha convertido en una amenaza para México / Reuters

lunes 4 de diciembre de 2017

Donald Trump ha conseguido uno de sus primeros triunfos relevantes en el Senado de su país y ahora la reforma fiscal de Estados Unidos se ha convertido en una amenaza para México, ya que algunos expertos proyectan el impacto que esto podría tener en la cotización del peso en el mediano plazo, en las negociaciones del TLCAN y en las futuras inversiones de empresas extranjeras.

Ciudad de México.- Si bien no todos coinciden en que esto sea lo mejor para la sociedad estadounidense, la Cámara de Senadores del país vecino del norte aprobó la propuesta de reforma fiscal hecha por el gobierno de Trump, en donde se reduce la tasa corporativa de 35 a 20% y a falta de que sea homologado con la versión de la Cámara de Representantes y votada de nuevo, esto cambia el panorama para México.

Por un lado, el peso sería uno de los principales afectados y contemplando escenarios complicados en donde la reforma fiscal sea aprobada por las dos cámaras y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte no continúe, para inicios del 2018 el peso podría llegar hasta los 19.50 por dólar, según cálculos de Finamex Casa de Bolsa.

Pero los mayores niveles de volatilidad se darían a mediados del próximo año, cuando las empresas podrían comenzar a mostrar indicios de mover sus inversiones fuera del país o de trasladar sus operaciones a los Estados Unidos.

Esto te puede interesar: El tema del TLCAN comienza a alejar a Trump de su base de apoyo social

Fuga de inversiones de empresas trasnacionales

En este sentido, el Fondo Monetario Internacional (FMI) también reaccionó a la decisión de la Cámara de Senadores de aprobar esta reforma fiscal, ya que considera según lo retoma El Economista, que “por tratarse de la economía más grande del mundo, tendrá grandes repercusiones a nivel mundial y, en el caso de México, el reto está en fortalecer su sistema fiscal”.

Sin embargo, el gobierno mexicano debe estar muy atento y tomar las mejores decisiones para ajustarse a estos cambios, ya que de acuerdo a Luis Foncerrada Pascal director general del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), el país no tiene margen fiscal para enfrentar los efectos de la reforma tributaria de Estados Unidos.

“Si se redujeran los ingresos del gobierno por impuestos tendríamos que tener un déficit, eso quiere decir más deuda y ya no la podemos tener; estamos en el límite, de hecho ya rebasamos el límite, estar por arriba de 50 por ciento como proporción del PIB no es algo que México pueda soportar”, señaló el especialista.

Y la encrucijada está en el hecho de si no hay ajustes para mejorar las condiciones para atraer a las empresas, las inversiones probablemente preferirán a los Estados Unidos por la menor tasa impositiva.

De esta manera, “la reforma fiscal aprobada este sábado por el Senado de Estados Unidos atenta contra la seguridad nacional de México, en el sentido de que desvía los incentivos a invertir en nuestro país y busca llevarlos hacia allá”, señaló José Luis de la Cruz Gallegos director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

 

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Daniel Higa Alquicira

Daniel Higa Alquicira
x

Check Also

Bancos se mantienen sólidos a pesar del entorno de incertidumbre financiera y en 2017 tuvieran un buen desempeño con las “mejores métricas de calidad de activos en varios años”.

Bancos se mantienen sólidos a pesar del entorno de incertidumbre financiera

Bancos se mantienen sólidos a pesar del entorno de incertidumbre financiera y en 2017 tuvieran un buen desempeño con las “mejores métricas de calidad de activos en varios años”.