Home || Economía || Peña Nieto deja economía marchando al 2%

Peña Nieto deja economía marchando al 2%

El presidente de México, Enrique Peña Nieto emitió la tarde de este jueves 5 de abril, un mensaje en el que defendió la soberanía del país y dijo que “nadie esta por encima de la dignidad de los mexicanos”/NTX

miércoles 30 de enero de 2019

El crecimiento económico en México fue del 2.0% en 2018, cifra muy alejada del 5% esperado con las Reformas Estructurales logradas en el gobierno de Peña Nieto.

 

La actividad económica de México no logró alcanzar el dinamismo esperado por analistas para el cierre del sexenio de Enrique Peña Nieto, reflejo de las Reformas Estructurales impulsadas y aprobadas en su gobierno. Para el cierre del 2018 la economía mexicana creció 2.0% por debajo del 2.3 al cierre del año previo.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el dinamismo del Producto Interno Bruto respondió al crecimiento del 2.8% de la actividad primaria, l de las Terciarias creció 2.9 por ciento, en tanto que el de Secundarias disminuyó 0.7 por ciento en el trimestre de octubre-diciembre de 2018 con relación a igual lapso de 2017.

La deuda de las Reformas Estructurales

En los primeros meses de su administración, Enrique Peña aseguró que con la aprobación de las Reformas Estructurales la economía mexicana lograría un crecimiento de entre el 5 y 6 por ciento; sin embargo, seis años después los resultados de dichas reformas no fueron las esperadas y la economía se mantuvo en un dinamismo del 2%.

El crecimiento aún con un PIB revisado en su base -lo cual ha generado un sesgo al alza comparado con otros sexenios- no va a ser mayor a 2%. Quiere decir que seguimos con crecimiento de productividad cero en el país. Se supone que las reformas se hicieron para desatar un boom de productividad que pudiera cambiar la tasa permanente de crecimiento en el país y no se logró.” Raúl Feliz, maestro en economía del CIDE.

Los golpes a la economía durante el periodo de Peña castigaron la productividad del país y condenaron a su gobierno a un marginal crecimiento del 2%, por debajo del 5% alcanzado por Felipe Calderón y Vicente Fox al cierre de sus mandatos.

De acuerdo al especialista del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), la poca eficiencia en el uso de los mecanismos fiscales, en el que se procuró el crecimiento del gasto corriente y no el de la inversión; y el poco impulso a la inversión privada como producto de las reformas estructurales fueron los factores principales que evitar el crecimiento económico del país.

“Reformas como la energética a la larga van a ayudar a la economía mexicana, en el corto plazo no fueron capaces de contrarrestar el choque negativo que recibe el sector, otras reformas como las del sector financieros podemos acreditar que tuvieron efectos positivos pero marginales y la reforma en telecomunicaciones tuvieron efectos sobre el bienestar de la población, porque disminuyeron los costos, hubo aumento en la calidad de servicios, pero no se reflejó en un boom de inversiones y esa es la realidad.”

El reto para López Obrador

Los analistas de Banco de México proyectan que para 2019 la economía mexicana crecerá a un rango del 1.7 y 2.7 por ciento y hasta un 3.0 por ciento en 2020. Sin embargo, el presidente López Obrador ha prometido un crecimiento del 4 por ciento, el doble de lo estimado.

En reiteradas ocasiones el sucesor de Peña Nieto ha condenado los malos resultados de las Reformas Estructurales y ha mantenido su dicho de crecimiento en reacción al resultado del combate a la corrupción que encabeza su gestión.

En los primeros meses de su gobierno, Obrador inició una lucha directa en contra del robo de combustibles que, de acuerdo a sus cifras, causó una pérdida mayor a los 60 millones de pesos en 2018.

El reto para el gobierno de López Obrador recaerá en la asignación correcta de recursos y la prioridad que le dé a la inversión pública con el objetivo de crear productividad; Sin embargo, las finanzas públicas están ampliamente comprometidas con el pago de deuda y el margen de maniobra es corto.

Las proyecciones no arrojan señales esperanzadoras en temas de crecimiento, pero habrá que esperar al cierre del primer trimestre del 2019 para conocer el efecto de las medidas de austeridad y redistribución del gasto público, además de los costos de la incertidumbre.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Daniel Higa Alquicira

Daniel Higa Alquicira