Home || Economía || El panorama para Pemex sigue siendo muy oscuro y amenaza a la economía

El panorama para Pemex sigue siendo muy oscuro y amenaza a la economía

Pemex muestra su capacidad de ser competitivo en beneficio de clientes y consumidores finales
Pemex demuestra su capacidad de ser competitivo en beneficio de clientes y consumidores finales/Imagen: udgtv.com

martes 5 de febrero de 2019

Con una deuda de más de 100 mil millones de dólares, baja productividad y un diagnóstico que la coloca prácticamente en terapia intensiva, el panorama para Pemex sigue siendo muy oscuro y amenaza a la economía en el corto plazo, dicen analistas.

 

Ciudad de México.- La baja en la calificación para Pemex realizada por Fitch Ratings fue el detonante para que muchos especialistas y analistas financieros confirmaran el hecho de que la situación de esta empresa parece estar peor de lo que se pronosticaba.

Esto a pesar de que el gobierno federal ha implementado medidas de apoyo financiero, fiscal y de lucha contra el robo de combustible, con lo cual esperan regresar el brillo a Pemex y que se convierta nuevamente en la gran impulsora del desarrollo nacional.

Sin embargo, esto no ha mitigado la incertidumbre en torno a lo que pueda pasar si otras calificadoras internacionales reducen su nota para Pemex y con esto, complicar también la calificación soberana para México y complicar el panorama crediticio para el país.

Esto te puede interesar:  Rescatar a Pemex, entre las prioridades y retos del gobierno de AMLO

Pemex es el gran riesgo para AMLO

El impacto que pueda tener Pemex en la economía nacional es muy grande tanto en su parte positiva como en el hecho de que puede arrastrar la estabilidad del país junto con su grave crisis financiera y productiva, por lo que la paraestatal se ha convertido en un grave riesgo para el gobierno de AMLO.

Según un análisis de CIBanco, “la situación de Pemex es de los riesgos más preocupantes para la estabilidad financiera del país, y de los retos más desafiantes para el inicio de la nueva administración pública”.

Y agrega esta firma financiera que esto es “debido a que podría contaminar con la percepción de deuda del país, al considerar que sus finanzas públicas se tuvieran que desviar del presupuesto por mantener a Pemex a flote”.

Además porque las medidas anunciadas por el gobierno federal de destinar recursos a programas de exploración y explotación; la construcción de la refinería de Dos Bocas y los apoyos fiscales para estas actividades, no son suficientes ni adecuados para sacar a Pemex de la crisis profunda en la que se encuentra.

Según el consultor independiente en sector energético Dwight Dyer, con esto “los mensajes que está mandando” el gobierno federal “son apostar a menos negocios de los cuales Pemex tiene márgenes positivos, es meterle dinero bueno al malo”.

De cualquier forma, al menos por el momento, la baja en la calificación de Pemex no tendrá un efecto negativo en el soberano para el país. “No veo que una rebaja en la calificación de Pemex, como la que acabamos de tener, necesariamente implique una baja en la calificación soberana“, dijo el analista de Fitch, Charles Seville.

Fuerte y orgulloso, el peso cierra enero con desempeño envidiable

Las recomendaciones que hacen los especialistas

Pero para evitar esta situación, los analistas hacen algunas recomendaciones para que la incertidumbre que amenaza a Pemex baje de tono y que su panorama al menos en el ámbito crediticio, sea un poco más positivo en el corto plazo.

Por un lado, CIBanco asegura que la estrategia de rescate para Pemex debe incluir nuevas rondas de licitación de campos petroleros así como buscar socios productivos para la empresa.

Esto debido a que “la interrupción de las rondas de licitaciones, las dudas sobre la continuidad de las ‘farmouts’ de Pemex y las recientes necesidades de inversiones de la petrolera mantienen alertas a los agentes económicos”, refirió CIBanco.

Para Gonzalo Monroy, consultor en sector energético, “Pemex deberá restaurar un sentido de credibilidad en el corto plazo y se debe cambiar su plan de negocios con el objetivo de restaurar su viabilidad financiera”, sobre todo –agregó el especialista en declaraciones para Animal Político– se “deben evitar proyectos en donde no dan los números, como el de la refinería de Dos Bocas, Tabasco”.

De esta manera, el panorama para Pemex sigue siendo muy oscuro y amenaza a la estabilidad de la economía y a pesar de que el gobierno federal tiene como objetivo primario rescatar a esta empresa, parecer que el plan no convence ni a las calificadoras ni a los especialistas; lo que es una mala señal para el país.

 Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Daniel Higa Alquicira

Daniel Higa Alquicira