Home || Economía || El Tren Maya en busca de la innovación financiera, ecológica y social

El Tren Maya en busca de la innovación financiera, ecológica y social

Empresarios confían en que Tren Maya y refinerías generen desarrollo
Empresarios confían en que Tren Maya y refinerías generen desarrollo / EFE

lunes 11 de febrero de 2019

Criticado por muchos y presentado por el gobierno federal como la joya de la corona en materia de infraestructura y turismo para este sexenio, el Tren Maya busca innovar a nivel financiero, ecológico y social y pretende ser un ejemplo de modelo integral.

 

Ciudad de México.- Poco a poco se comienzan a conocer más detalles sobre el proyecto del Tren Maya, una obra que contempla 15 estaciones en cinco estados, que correrá sobre mil 500 kilómetros de vías y se contempla una inversión inicial de 180 mil millones de pesos.

En ese sentido, a nivel financiero se está trabajando en un modelo de financiamiento e inversión único en México, con el cual pretenden innovar en ese sentido para atraer recursos al ofrecer rendimientos importantes a largo plazo sin poner en riesgo el patrimonio de las personas que habitan las zonas por donde pasará este tren.

Esto te puede interesar: Aeropuerto de Santa Lucía una fuente de recursos para la Sedena

Fibra de tierra, algo innovador en México

Por una parte, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) junto con la consultora TMSourcing, diseñan el modelo de un fideicomiso de inversión y bienes raíces (fibra) inmobiliario, que a diferencia de los que existe actualmente el mercado nacional, en lugar de orientarse a la construcción del Tren Maya, piensan ofrecer el suelo como garantía.

“Será un fideicomiso que tendrá como aportación tierra para desarrollar lo que se ha concebido como subcentros urbanos que convergerán con las 15 estaciones”, señaló en declaraciones para El Economista, Adolfo González Olhovich, director general de TMSourcing.

Este modelo de fibra de tierra está pensado en el sentido de que la mayor aportación de suelo provendrá principalmente de ejidatarios y particulares, por lo cual dice el directivo, “se les invitará a ser inversionistas del fideicomiso a cambio de una participación”.

Además explicó que a grandes rasgos, lo que sucederá con este vehículo financiero es que “la tierra va a ser del fibra y  lo que está arriba va a ser del que construye o el que quiera hacer el negocio y pagará una renta por usar la tierra”, por lo cual lo inversionistas recibirán ingresos seguros.

En ese sentido, el proyecto del Tren Maya busca innovar a nivel financiero, ya que como lo asegura Armando Rodríguez, gerente de Análisis en Signum Research, “sería algo muy nuevo un fibra que tuviera como activo reservas de tierra y que se cobrara por ella una renta”.

Polo de desarrollo regional

Pero además, los beneficios que produzca este proyecto se busca que lleguen a todos los sectores de la sociedad, algo que es urgente para ciertas regiones del sureste del país, que si bien es una de las zonas con más riqueza natural y turística, también concentra los mayores índices de pobreza y esto es lo que busca combatir el gobierno federal con el Tren Maya.

Por un lado, habrá un reorganización urbana en torno a los 15 centros donde se ubiquen las estaciones, ya que de acuerdo a la naturaleza de cada región, se impulsarán programas de desarrollo hotelero en algunas zonas; en otros infraestructura para comercios o naves industriales y en otros, centros comerciales, complejos habitacionales o de agroindustria.

Pero un punto importante, es que si bien el Tren Maya está pensado en una primera instancia para atraer el turismo, también tendrá espacio para la carga y para el transporte de los trabajadores que acudan a los centros de desarrollo que se habiliten en la región, ya que actualmente esta es una de las mayores deficiencias que se ha generado de manera desigual en torno a los polos de desarrollo que existen actualmente.

El secretario de Turismo federal, Miguel Torruco, señaló en su momento que han “hablando con líderes empresariales y hoteleros y están de acuerdo en apoyar en el precio del transporte para los empleados, porque es una injusticia que un empleado para llegar a su trabajo tenga que hacer un trayecto de dos horas o dos horas y media de ida o de regreso”.

En ese sentido, Rogelio Jiménez Pons, director general del Fonatur, aseguró que “el tren tendrá desarrollos puntuales que se van a definir en una política territorial pensada en evitar la desigualdad y concentración de hoteles en un solo punto. Por eso el Tren lo hace Fonatur y no la Secretaría de Comunicaciones y Transportes”.

Tren Maya la corona del turismo mexicano; Sectur alista atractivos

Cuidado al medio ambiente

En las cuestiones de daños ambientales y ecológicos, otro tema que ha sido muy polémico en torno al Tren Maya, las autoridades aseguran que los efectos negativos serán limitados dado que ya existe un trazo de vías y de paso de torres de electricidad que buscan aprovechar para reducir las consecuencias en el entorno.

Según Torruco Márquez, el proyetco “no provocará ningún perjuicio ambiental, ni de flora ni de fauna”, pues “existen tramos donde ya existe el derecho de vía tanto del trazado ferroviario antiguo, de carretera y por donde se ubican las torres de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)”.

Por su parte, Rogelio Jiménez Pons, aseguró al respecto que “no podemos ser a ultranza conservacionistas cuando tenemos tanta miseria; tenemos que crear desarrollo y el desarrollo va a tener afectaciones al medio ambiente, obvio. Pero primero va la gente”.

Sin embargo, también asumió la responsabilidad de reducir estos daños y “ese es el tema, muchas veces va a implicar afectar el medio ambiente”, pero asumió la responsabilidad de atenderlos y dijo el director general del Fonatur, “pues remediemos las afectaciones”.

En ese sentido, el Tren Maya busca innovar a nivel financiero, ecológico y social con modelos que hasta ahora no se habían coordinado de tal manera tratado de beneficiar a todos los sectores y sobre todo, abriendo la posibilidad a las propios pobladores de esas zonas de convertirse en inversionistas en una obra multimillonario, aunque aún haya muchos detractores de este proyecto.

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Daniel Higa Alquicira

Daniel Higa Alquicira