Home || Economía || Los dolores de cabeza que causa la 4ª transformación a Banxico

Los dolores de cabeza que causa la 4ª transformación a Banxico

Las expectativas de Banxico sobre inflación
Peso mexicano /Imagen: Forbes México

martes 12 de febrero de 2019

Con bombo y platillo llegó Andrés Manuel López Obrador anunciando la 4ª transformación, un término que se refiere a su visión para la administración pública pero que su ejecución ha causado varios dolores de cabeza.

 

Banco de México (Banxico) ha sido uno de los órganos autónomos que ha sufrido de los estragos de la también llamada 4T. Los esfuerzos de López Obrador por hacer que su presidencia genere un cambio profundo para el país ha generado un efecto dominó sobre las inversiones y las expectativas hacia la economía mexicana.

Uno de los cambios de la 4ª transformación fue el alza en el salario mínimo que ha generado presiones sobre los contratos colectivos entre trabajadores y sindicatos, además de presiones inflacionarias.

Los aumentos al salario mínimo general correspondieron a un 16.21 por ciento y en la frontera norte del país al 100 por ciento, lo que presionará el alza de precios en los próximos meses, según estimaciones de Francisco Flores y Miguel Calvo, economistas de Banorte-Ixe.

“Esperamos que los incrementos salariales continúen presionados al alza en los próximos meses. Hacia delante, es probable que las negociaciones continúen presionadas al alza, debido al incremento al salario mínimo,” señala un comunicado enviado a clientes.

“Adicionalmente creemos que puede haber un impacto de recuperación del poder adquisitivo ante los elevados niveles de inflación que se han observado en los últimos dos años,” añadieron.

Según estimaciones apuntadas por El Financiero, las revisiones salariales realizadas directamente entre sindicatos y empresas, observada en los primeros dos meses de la administración de López Obrador han registrado aumentos de 6.7 y 4.7 por ciento en diciembre del año pasado y en enero de 2019, respectivamente. En ambos casos, estas cifras están por debajo del crecimiento esperado de los precios para el cierre de este año, el cual se ubica ligeramente por debajo del 4.0 por ciento.

Ante este escenario, Banxico advirtió sobre los riesgos y presiones a las utilidades y niveles de productividad, lo que señaló como posibles dificultades para reducir la inflación, haciéndolo más cauteloso en el manejo de la política monetaria.

Tras el aumento en los salarios, la confianza del consumidor se vio favorecida en el primer mes del año; sin que esto haya generado presiones inflacionarias, hasta el momento.

Te podría interesar: Tras la tormenta, siempre llega la calma; Regresa el atractivo de México para inversionistas

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Daniel Higa Alquicira

Daniel Higa Alquicira