Home || Economía || ¿Quiénes son los verdaderos culpables de la baja calificación a Pemex?

¿Quiénes son los verdaderos culpables de la baja calificación a Pemex?

Con la reforma energética México terminó importando más combustibles
Con la reforma energética México terminó importando más combustibles / Pemex

miércoles 13 de febrero de 2019

Con la baja en la calificación de Fitch Ratings a Pemex, su situación financiera se complicó aún más como consecuencia de la grave crisis que atraviesa, pero según la empresa paraestatal esto no tiene nada que ver con la política energética de AMLO.

 

Ciudad de México.- Nuevamente se avivó la polémica en torno a Pemex, luego de que esta empresa envió un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) en donde explicó las razones por la baja en la calificación de Fitch Ratings y desliga de toda responsabilidad al presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Esto debido a que muchos críticos y analistas no ven con buenos ojos las medidas que ha implementado el gobierno federal para inyectar más recursos a Pemex y sobre todo, por las decisiones que ha tomado AMLO en torno a la reforma energética y su proyecto de construir una nueva refinería en Dos Bocas, Tabasco.

La baja de la calificación no está vinculada con la política y/o acciones tomadas por la nueva administración que entró en funciones el pasado 1 de diciembre de 2018”, señaló Pemex en el comunicado.

Y agregó que  la baja en la calificación de Fitch Ratings a Pemex, se debe al análisis del “desempeño histórico del ente evaluado y especialmente del año más reciente para el cual exista información disponible”.

Esto te puede interesar: Fitch Ratings da el visto bueno a los cambios propuestos por AMLO para las Afores

Mayor inversión para Pemex

En ese sentido, la empresa paraestatal defendió las estrategias que ha anunciado el presidente para apoyarla financieramente, aumentando las inversiones para proyectos productivos, los incentivos fiscales y la necesidad de recuperar los niveles de producción lo antes posible.

Así, Pemex aseguró que desde el inicio de la administración de Andrés Manuel López Obrador, la “prioridad ha sido detener y revertir la caída de la producción de petróleo así como incrementar la tasa de restitución de reservas”.

Para lograrlo, una de sus principales medidas es el aumento en los niveles de inversión, que “para el año 2019 registra un considerable incremento”, aseguró Pemex, ya que “será del orden de los 273 mil 069 millones de pesos, lo que representa un incremento de 33.5 por ciento respecto de lo aprobado para el año 2018”.

De esta manera, Pemex invertirá un monto adicional de 68 mil 447 millones de pesos y el 78 por ciento del total de esta inversión, se destinará a actividades de exploración y producción de petróleo, con lo que se revierte una tendencia negativa en estas áreas, ya que “desde hace cuatro años Pemex no incrementaba su gasto de inversión”, señaló la empresa.

Aunado a esto, “se incrementan los incentivos fiscales para Pemex, ampliando el límite para la deducción de los costos relacionados con proyectos en extracción y exploración para un volumen de producción anual existente de alrededor de 90 mil 000 barriles por día (Mbd), equivalentes a 5 por ciento de la plataforma de Pemex para el periodo 2019 y hasta 2024”, explicó en el comunicado.

El panorama para Pemex sigue siendo muy oscuro y amenaza a la economía

¿Son correctas estas medidas?

Sin embargo, a pesar de todas estas medidas, para algunos expertos esto no es suficiente y peor aún, consideran que en realidad no es la estrategia correcta para rescatar a Pemex, que viene cargando una losa muy pesada y que poco a poco le ha quitado el aire por los enormes impuestos y deudas que le impusieron los gobiernos anteriores.

Según Shamaila Khan, jefa de deuda de mercados emergentes de AllianceBernstein, todo lo que ha anunciado el gobierno federal para Pemex no será suficiente para mejorar su situación y sobre todo, para convencer a las calificadoras que es confiable para los mercados.

“No creo que Pemex pueda aferrarse a su grado de inversión durante mucho más tiempo a menos que el gobierno tome medidas drásticas”, señaló la experta y agregó: “Lo preocupante es que el Gobierno piensa que ya está tomando medidas drásticas”.

Además, los analistas consideran que el objetivo de alcanzar una producción de 2.4 millones de barriles por día para 2024, como lo ha propuesto el gobierno federal, “no es realista” y según información de El Financiero, también han cuestionado “si la construcción de una refinería para eliminar la dependencia de las importaciones de combustible de EU es el camino acertado cuando la refinación es menos rentable que exportar crudo”.

Con este contexto tan complicado y la baja en la calificación de Fitch Ratings a Pemex, la situación de la empresa paraestatal, que históricamente ha jugado un rol fundamental para la economía del país y al mismo tiempo fue la caja chica del gobierno en las administraciones pasadas, literalmente está luchando por sobrevivir y no entrar en un estado de coma del que difícilmente podrá salir bien librada.

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

 

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Daniel Higa Alquicira

Daniel Higa Alquicira