Home || Economía || Con el retiro de la salvaguarda el acero mexicano se debilita y pierde poder

Con el retiro de la salvaguarda el acero mexicano se debilita y pierde poder

Con el retiro de la salvaguarda el acero mexicano se debilita y pierde poder
Con el retiro de la salvaguarda el acero mexicano se debilita y pierde poder / REUTERS

lunes 18 de febrero de 2019

El comercio desleal y la invasión de productos chinos y rusos en México han complicado el panorama para el acero mexicano, además de los aranceles de Estados Unidos y ahora el gobierno de AMLO decidió el retiro de la salvaguarda y esto debilita gravemente al sector siderúrgico.

 

Ciudad de México.- Las condiciones del mercado mundial del acero han cambiado y ahora lo que priva, es un comercio desleal de países como China y Rusia que han visto a México como un nicho ideal para hacer llegar sus productos a los Estados Unidos.

Pero actualmente la industria siderúrgica nacional tiene tres problemas graves que enfrentar: los aranceles de Trump, la invasión de estos productos y la eliminación por parte del gobierno mexicano de la salvaguarda para frenar la llegada de acero de países con los que no tiene ningún acuerdo comercial en este sector.

La salvaguarda es un impuesto del 15 por ciento a las importaciones de acero que fue establecida en 2015, sobre todo para proteger a la industria siderúrgica mexicana de las crecientes importaciones de Asia y en particular de China y Rusia, países que reciben un apoyo desmedido de sus gobiernos y que compiten de forma desleal con mejores precios y mayores ganancias.

Esto te puede interesar: Exportaciones de acero y aluminio a EU ya disminuyeron por aranceles

Los efectos de eliminar las salvaguardas

La industria siderúrgica en México es muy poderosa y un gran motor para la economía nacional, ya que aporta cerca del 5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y genera 700 mil fuentes de empleos directos, además de que hay varias regiones del país que dependen completamente de esta actividad.

Tan solo en el estado de Coahuila, el debilitamiento de la industria siderúrgica, que impla todo el proceso desde la extracción de materiales en las minas hasta la fundición y elaboración del acero, representa perder miles de empleos de personal capacitado y bien pagado.

Para Coahuila será un impacto económico muy grave, porque esa reducción generará un efecto dominó en toda la cadena minero-siderúrgica, lo que implicará perder al menos unos 8 mil empleos de personal capacitado y bien pagado”, indicó Luis Zamudio, director general de Altos Hornos de México (AHMSA).

Pero a nivel nacional, se podrían perder entre 60 a 70 mil empleos en la industria siderúrgica nacional por la combinación de los aranceles de los Estados Unidos al acero mexicano, la eliminación de las salvaguardas y por el aumento de la llegada de productos asiáticos al país.

A nivel de ingresos, los números tampoco son alentadores, ya que en el segundo semestre de 2018 se perdieron ingresos por 250 millones de dólares por la caída de exportaciones directas e indirectas a Estados Unidos.

Esto obligará a las “empresas del sector a tomar previsiones ante el deterioro de su situación comercial y financiera, lo que implicará reducir la producción y la potencial pérdida de empleos en varios estados”, señaló Francisco Orduña Mangiola, vocero de AHMSA.

El escenario es muy complicado para la industria siderúrgica mexicana, ya que según esta empresa, “se encuentra en peor situación que en la crisis generada en 2015 por la invasión de acero asiático”, ya que ahora “no se puede exportar a nuestro cliente natural, Estados Unidos, y a la par el gobierno federal abrió las fronteras a los países como China, que no tienen tratado con México”.

Empresas resienten entrada en vigor de aranceles de aluminio y acero en EU

La Secretaría de Economía defiende su postura

A pesar de que el panorama pinta muy complicado para la industria nacional, la Secretaría de Economía (SE) defendió su decisión de no renovar las salvaguardas a las importaciones de acero ya que la consideran solo como una medida que nunca tuvo el carácter de permanente, a pesar de las continuidad que había tenido a lo largo de los últimos cuatro años.

En su momento, Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior, comentó en entrevista para El Financiero que la medida fue “temporal y se acabó el 31 de enero, entonces ya expiró y ya no se renovará» por el momento.

Sin embargo, “la perspectiva es bastante negativa”, asegura Jorge Guzmán director jurídico y relaciones institucionales de ArcelorMittal México, ya que considera que la salvaguarda es un “buen mecanismo para defender a la industria nacional” y poder defenderse del comercio desleal.

“La ausencia de una salvaguarda, representa que el acero fabricado con subsidios del estado en otros países, llegue a México a robarle mercado a los productores que aquí fabricamos y generamos toda la derrama”, aseguró el directivo.

De esta manera, con el retiro de la salvaguarda, el acero mexicano se debilita y pierde poder, creando toda una espiral negativa para la economía nacional, afectando sobre todo la estabilidad de los empleos y el bienestar de las miles de familias que dependen de esta actividad.

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Daniel Higa Alquicira

Daniel Higa Alquicira